Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Uno de los puntos débiles en el eCommerce de moda que suele crear incertidumbre en los consumidores es el hecho de no poderse probar las prendas antes de adquirirlas, y después tener que enfrentar el proceso de devolución que no siempre es fácil. Consciente de ello, Amazon estrena Prime Wardrobe, el nuevo servicio que permite a los usuarios probar las prendas antes de adquirirlas.

Cómo funciona Prime Wardrobe

Wardrobe será un beneficio extra para los miembros de Amazon Prime. Los usuarios podrán elegir entre 3 hasta 15 artículos del catálogo de Amazon Moda, que incluye ropa, zapatos y accesorios para niños y adultos con marcas disponibles como Calvin Klein, Levi’s, Adidas y Lacoste entre otras.

Una vez que la caja de Amazon Prime Wardrobe está seleccionada llegará al domicilio de los consumidores sin coste, con un periodo de prueba de hasta siete días. A continuación se podrá programar una recogida totalmente gratuita o depositar la caja, con su etiqueta de envío prepago, en cualquier centro UPS cercano, y devolver las prendas que no se deseen adquirir.

Los artículos que no sean devueltos serán los que el usuario pague: se descontará el 10% de la compra si al menos se eligen tres productos y un 20% si el usuario se queda con al menos 5 artículos más. Así, sin cargos por adelantado ni costes ocultos podrás elegir y pagar únicamente las prendas y accesorios que realmente te hayan gustado y devolver lo que no te agrade, totalmente gratis, como puedes ver en el siguiente vídeo:

El método de compra tradicional aplicado al online

Las ventajas de integrar Prime Wardrobe a su sistema de venta son muchas. La velocidad y simplicidad del sistema de Wardrobe eliminarán la desconfianza de adquirir prendas que quizás no sean de nuestro total agrado. Además, si se quiere vestir para una ocasión especial, se podrá elegir entre una gran variedad de modelos y sólo pagar por aquel que realmente nos guste. El tiempo también es una gran ventaja, ya que podrán probarse y devolver las prendas sin mucha complicación.

Con este nuevo sistema, Amazon elimina uno de los puntos fuertes que aún quedan entre la compra offline y la online: el poder elegir los artículos y probarlos antes de pagarlos, añadiendo los beneficios de la compra en un eCommerce como lo es adquirir sin filas y desde cualquier lugar donde se encuentre el usuario.

La empresa de Jeff Bezos ha revolucionado el concepto de compra en todo el mundo. En el sector de la moda está próximo a desbancar a Macy’s en el título de mayor distribuidor de moda en Estados Unidos y se calcula que el 33% de ese país adquiere prendas desde su portal.

Su éxito creciente e indiscutible es la ceración de múltiples estrategias, como la próxima creación de una fábrica de moda totalmente automatizada, plataformas de venta de productos de segunda mano y ahora Prime Wardrobe que sin duda impulsarán aún más su negocio.

De momento este servicio está en función beta para algunos miembros de Prime, pero es posible suscribirse para recibir actualizaciones sobre el servicio una vez que sea lanzado, y esperamos que esté disponible en otros países próximamente.

Amazon se fija en el modelo Inditex para su primera marca europea de moda

Imagen: The Verge

Shares