Facebooktwitterlinkedin

Tienes un eCommerce y quieres empezar a trabajar su posicionamiento en buscadores. ¡Perfecto! Vas por buen camino. Pero, como también cuentas con tiendas físicas, quizá no sabes cómo combinar ambas estrategias. ¿Debes apostar por la localización en toda la web? ¿Decantarte por las keywords transaccionales? Y si no es ninguna de las cosas… ¿dónde debes trabajar qué tipo de SEO?

Keep calm. Entendemos tus dudas y vamos a resolverlas. Pero, en definitiva, te adelantamos que vas a tener que trabajar el SEO de tu marca a través de la home por un lado (en general, esto tiene sus matices, ojo), el de tu eCommerce por otro basándote en las keywords transaccionales y, por  último, el de tus tiendas físicas a través del SEO local. ¿Quieres saber cómo conjugar todo esto para que tengas como resultado una web bien posicionada en sus diferentes ámbitos? Pues al lío y no pierdas detalle. 

Cómo trabajar el SEO de la home de tu eCommerce

Comencemos por el principio: la home. ¿Hay que analizar cada caso concreto para ver qué tiene sentido en tu negocio? Sí. Peeero, en general, si tu marca tiene tienda online (en la que, probablemente envíes, como mínimo, a todo el país) y física (o de servicios que requieran presencia física como personal training o fisioterapia), lo mejor en la mayoría de los casos es apostar por el SEO de marca. 

Es decir, céntrate en los textos de tu home en las keywords relacionadas con tu marca y con tu sector en general. Vamos, que si vendes camisetas originales online y en una tienda física con el nombre de marca “Camisetas Pepito”, en tu home debes apostar por todas las palabras clave que encuentres en tu keyword research que estén relacionadas con “camisetas originales Pepito”, “marca de camisetas Pepito”, “Pepito camisetas”, “web de camisetas originales”, etc. 

Destacado: La base para combinar el SEO local de tus tiendas físicas con el de tu e-commerce es saber bien dónde trabajar cada tipología de keyword

Importancia del SEO en fichas de producto y categorías

Bien, ya tenemos las palabras clave vinculadas a la marca en su sitio. Ahora toca ver dónde trabajamos las keywords transaccionales. Vamos, las de esas personas que van buscando, sí o sí, tus productos. Todo ese tráfico debería dirigirse directamente a donde está el meollo: los productos. Por tanto, esas keywords deberían trabajarse en las fichas de producto y en las categorías. 

 ¿Ejemplos? Pues sigamos con las Camisetas Pepito. Las palabras clave del tipo “camisetas originales de mujer”, o “camisetas originales de series” deberían ir a sus respectivas categorías. Así, el usuario verá diferentes opciones y escogerá la que mejor encaje con él. Estas keywords deben incorporarse en estos textos de categoría porque no son lo suficientemente específicas para ir en una ficha de producto. 

Sin embargo, otras keywords como “camiseta Homer Simpson”, debería ir en la ficha de producto que tiene la foto de este famoso personaje. ¿Por qué? Porque está claro que su búsqueda es mucho más específica y va buscando un producto concreto. 

Cómo potenciar el SEO local de tu tienda física

¿Y qué tipo de palabras clave quedan para la tienda física? Y, antes de eso, ¿dónde ubico la información relacionada con ella? Vale, vamos por partes. Primero: las keywords que debes incorporar son las que estén vinculadas con tu zona (por ejemplo: “camisetas originales Madrid centro”). Segundo: esa info la debes incorporar en una landing específica enfocada a dar información sobre tu tienda física. 

También será muy importante para tu posicionamiento SEO local que trabajes a fondo tu ficha de Google My Business incorporando todos los datos que pueda necesitar el usuario local. Un mapita de Google Maps indicando la localización o cómo llegar desde, por ejemplo, el centro de la ciudad, tampoco está de más y te vendrá bien para el posicionamiento local. 

Pero… ¿qué ocurre si Camisetas Pepito tiene una tienda en Madrid, otra en Sevilla y otra en Valencia? Pues te recomendamos que cada una de esas tiendas tenga su landing específica donde poder trabajar sus keywords concretas, su Google My Business y (¡por cierto!) unos metadatos bien cuidaditos en los que incorpores la palabra clave con su respectiva ubicación. 

Bien. Ya tienes la base para combinar la estrategia SEO de tu e-commerce y la de tus establecimientos físicos. Y si ya lo acompañas de una estructura web bien organizada, el todopoderoso Google te dará palmaditas en la espalda. 

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram