Facebooktwitterlinkedin

La pandemia impuso la necesidad del teletrabajo a muchas empresas, y aunque fue una transición apresurada cumplió con ofrecer buenos resultados en un plano general. De hecho, de acuerdo a un estudio realizado por la aplicación de bienestar y estilo de vida saludable, Ekilu, aproximadamente la mitad de los trabajadores a distancia españoles disfrutó del cambio, e incluso algunos llegaron a mejorar sus tasas de productividad: el 35% de los teletrabajadores encuestados mantuvo una productividad equiparable a cuando estaban en la oficina y el 28% la aumentó. Pero ahora, con un 75% de la población española vacunada y la crisis sanitaria global más controlada, para muchos se acerca el momento de volver a las oficinas.

Según un reciente estudio publicado por Indeed, un 51% de los profesionales está de acuerdo con la vuelta al trabajo presencial y un 58% tiene ganas de reunirse con los compañeros. Sin embargo, el retorno al trabajo presencial plantea en la población de teletrabajadores una serie de miedos e incertidumbre, que se reflejan en el estudio de Ekilu.

El miedo al contagio, la mala alimentación y la conciliación cohíben a los trabajadores en el regreso al trabajo

Aunque nos encontremos en una época determinada por la cultura digital, gran parte de las empresas funcionan bajo una infraestructura presencial. Razón por la que gran parte de los encuestados (78%) se verán (o se han visto) forzados a retomar el modelo de trabajo tradicional impuesto por sus empresas, sin oportunidad de elección. Esto ha generado una creciente ansiedad en los trabajadores que, entre otros aspectos, temen poder contagiarse en la oficina ( 36%) y retomar malos hábitos alimenticios (46%). Además hay quienes muestran reticencias sobre el uso de mascarillas en la oficina (31%), o que no confían en que se guarde el distanciamiento de seguridad entre los trabajadores (36%). 

Otro de los aspectos que generan mayor ansiedad es perder el equilibrio entre la vida personal y el trabajo (46%). Con el teletrabajo, muchas personas encontraron un medio para pasar un mayor tiempo en sus casas y disfrutar con sus familias. Algo que con la vuelta al trabajo se podría perder, ya que el formato presencial consume una mayor cantidad de tiempo fuera de casa. Ante todas estas dudas y miedos un modelo de trabajo híbrido podría ser una de las soluciones más viables, tanto para cumplir con las demandas estructurales de las empresas como con las nuevas necesidades de los trabajadores.

De tal forma, un 48% de los trabajadores encuestados afirmaron que se sentirían más cómodos siguiendo un modelo de trabajo a medio camino entre lo presencial y remoto. Por otra parte, de volver a las oficinas, un 26% destacó que encuentran indispensable tener la pauta de vacunación completa. Y un 21% estarían más tranquilos si las empresas fueran más claras con las medidas de seguridad tomadas.

Los trabajadores no quieren volver a los largos trayectos entre el trabajo y el hogar

Un 35% de los encuestados españoles confirmaron que otro de los principales miedos es tener que utilizar el transporte público para acudir a la oficina. Entre todos los factores de ansiedad expuestos, este parece ser uno de los más normalizados, incluso fuera de España.

Recientemente Hubble, la compañía inglesa dedicada al alquiler de espacios de coworking, llevó a cabo una encuesta en Londres que ofreció el mismo resultado. Los resultados mostraron un claro descontento por parte de los trabajadores con la idea de volver a desplazarse hacia los lugares de trabajo. Y, cómo podemos ver en la siguiente imagen, más de la mitad afirmó haber disfrutado del trabajo remoto, con un apoyo del 84,2% por parte de quienes viven a más de 2 horas de su trabajo.

¿Cómo te has sentido trabajando desde casa? Imagen: Hubble

Junto con las posibilidades de contagio, el desplazamiento hacia el trabajo también implica una gran inversión de tiempo personal y dinero para los trabajadores, lo que termina afectando la conciliación entre la vida privada y el trabajo. Igualmente, también supone un problema para el medio ambiente al ser el combustible fósil uno de los principales contaminantes a nivel global. Partiendo de esto, la idea de un medio de trabajo híbrido o con espacios de trabajo cooperativos más cercanos, propone una solución para amenizar y mejorar el proceso de vuelta al trabajo.

En realidad, los resultados son bastante lógicos: como puedes ver en esta gráfica, los trabajadores que viven más lejos de sus oficinas son los más reticentes a la hora de volver a ellas… y los que más apoyan el formato de trabajo a distancia. En cualquier caso, la mayor parte de los trabajadores apuestan por teletrabajar algún día a la semana.

«Si tu empresa lo permitiera, ¿cuántos días te gustaría trabajar en remoto?»

Consejos para volver al trabajo y no morir en el intento

Ahora bien, visto lo planteado en los puntos anteriores no hay duda que la vuelta al trabajo se presenta como un proceso bastante problemático para los trabajadores, ya que se suman los miedos inherentes al virus y su contagio, con las incomodidades de abandonar un formato de trabajo al que ya se habían acostumbrado. Además, teniendo en cuenta la temporada hay que agregar la presencia del síndrome postvacacional, que podemos asociar con la falta de energía y ansiedad de cara a este retorno.

Pero, más allá de esto, la vuelta al trabajo es un hecho y es muy poco probable que se vaya para atrás, razón por la que Sodexo, la plataforma de servicios de beneficios e incentivos laborales, ha aportado algunos consejos para retomar la presencialidad.

Garantizar la seguridad

El riesgo de contagio es el principal detractor de muchos trabajadores: por ello es importante para las empresas garantizar que se tomen las medidas de seguridad, prevención y limpieza necesarias para mantener un ambiente libre del virus y cómodo para el trabajo. Además de informar debidamente a los trabajadores de las medidas tomadas y las políticas a seguir durante el uso de las oficinas.

Consensuar la vuelta

Es comprensible que las empresas quieran volver a la presencialidad, pero forzar el retorno a los trabajadores podría generar un resultado contradictorio, tanto en la productividad como en el ambiente de trabajo. Por ello es recomendable gestionar de la mano de los empleados la planificación de la vuelta a las oficinas, cubriendo así mismo las dudas y miedos que puedan tener y garantizando, finalmente, que se mantenga un ambiente de trabajo de entendimiento y comodidad.

Volver a mitad de semana

Aunque los equipos continuarán trabajando de manera remota el cambio al horario, y las implicaciones de la oficina es algo fuerte y desgastante. Por ello, una buena estrategia sería comenzar la reincorporación a mediados de semana, en vez de al principio de ella. Ya que, con este formato el impacto de trabajo se reduciría un poco, implicando un cambio menos abrupto y por lo tanto más manejable.

Tener en cuenta la flexibilidad y favorecer la conciliación

Actualmente, en conjunto con el trabajo remoto los formatos de trabajo híbrido están ganando una mayor presencia en el panorama empresarial. Esto permite crear un equilibrio entre la presencialidad que necesita la empresa y el factor remoto que beneficia a los empleados. Por otra parte, su implementación, puede ayudar a mejorar la convivencia en el trabajo, al ofrecer una prueba de confianza para con los trabajadores.

Esto también ayudaría a mantener una mayor estabilidad entre el trabajo y la vida personal, logrando una conciliación entre ambas partes, lo cual impulsaría el desarrollo de los trabajadores tanto en un ambiente laboral como personal, lo que podría terminar viéndose reflejado en tasas de productividad.

Facilitar la incorporación de nuevos empleados y fomentar un retorno saludable

Durante los meses de trabajo remoto se dieron muchas contrataciones, que una vez llegadas a la oficina podrían estar algo perdidas e incluso incómodas. Por esta razón es importante crear un ambiente de integración para que los nuevos puedan incorporarse a su nuevo espacio de trabajo y a los equipos ya formados.

Por otra parte, una forma eficiente para aliviar la tensión del regreso al trabajo y además ofrecer un medio de integración para los trabajadores es la actividad física. El bienestar físico es muy importante para lograr un equipo de trabajo más eficiente, por ello implementar pausas activas o también ofrecer medio para ejercitarse como, clases de yoga o gimnasios.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!