Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Demasiados emails, poco relevantes para el usuario, contenidos repetitivos, aburridos y sin más intención que la venta final… Son muchas las razones por las que un suscriptor decide darse de baja de una newsletter, y la mayoría de ellas dependen de las propias marcas. Sin embargo, lejos de verlo como algo negativo, puede ser una oportunidad para que la marca mejore y optimice su base de datos, en aras de conseguir mejores resultados. 

Un primer paso es cuidar el mensaje de despedida que se elige para enviar al usuario que se da de baja. ¿Por qué es importante? Porque quizás sea lo último que el suscriptor lea sobre nosotros (siempre es mejor dar una buena impresión final), o porque, quién sabe, pueda que se lo piense dos veces antes de desuscribirse. La mayoría de marcas no cuidan sus mensajes de despedida (textos prediseñados o procesos largos), y esto generalmente da muy mala imagen. 

¿Cómo hacerlo? Atención a lo que sigue porque te damos las claves para hacer una buena despedida al suscriptor que se da de baja.

Cómo despedir a tus suscriptores

Ya lo hemos adelantado. Los emails predeterminados no van a dejar en muy buen lugar a tu empresa. La mejor idea para decir adiós a un suscriptor que se da de baja es tirar de creatividad y cuidar muy bien no tanto el qué, sino el cómo se dice. He aquí algunos consejos que pueden servirte

Lo primero es facilitar el proceso al suscriptor. Procura que darse de baja no sea un trámite tedioso para tus suscriptores. Haz las cosas sencillas y añade a tus mails un enlace visible para darse de baja. Y es que no te lo decimos solo nosotros, lo dice la ley. No obstante, en tu mensaje de despedida es buena idea que encuestes a tus usuarios sobre las razones que los han llevado a desuscribirse. Vas a recibir un feedback muy valioso para futuras mejoras de tu canal.

¿Que un usuario se despide de tu emailing? Eso no implica que lo haga en otros canales. Aprovecha la ocasión para proponerle, en tu mensaje de despedida, que te visite vía Facebook, vía Twitter, o en la propia web. O puedes ir un paso más allá. Te proponemos un ejemplo: el de Hubspot . Los responsables de la empresa aprovecharon la ocasión para enviar un último (y original) mensaje a sus suscriptores, y mostrarles así su mejor cara. Puedes verlo en este vídeo. 

Debes también cuidar tu lenguaje y tu expresión escrita (si el mensaje lo realizas en texto). Pero una de las principales claves es el humor. La risa, no lo olvidemos, abre muchas puertas (o evita cerrarlas). Márcate un mensaje o una creatividad con humor y ¡verás como tus suscriptores no se quedan indiferentes!.

Ante todo, recuerda que no se trata de un cliente perdido, sino de una buena oportunidad para conocer tu empresa, ver lo que falla en ella y en tus diversos canales de comunicación, así como la ocasión perfecta para enviar un último mensaje y convencer a tus suscriptores de que quedarse, es la mejor opción.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.