Claves del éxito de Zapato Feroz, la marca de calzado para niños que agota sus colecciones en minutos

La marca basa su estrategia en un sentimiento de exclusividad y escasez, logrando generar largas colas virtuales para conseguir un modelo.
Distintos modelos y talles de zapatos junto al logo de la tienda online de calzado, Zapato Feroz
13 de diciembre, de 2023
Copiar enlace

<strong>Zapato Feroz es una marca de calzado valenciana que se especializa en la fabricación y venta de zapatos para todas las edades. Comenzó en 2016, de casualidad, y con un objetivo austero. Hoy supera los 6 millones de euros de facturación anual y los clientes hacen horas de «cola virtual» para hacerse con sus modelos.

Te contamos la historia de éxito de este eCommerce que basa su estrategia en la calidad, la exclusividad y el sentimiento de escasez.

Cómo comenzó Zapato Feroz

La historia de Zapato Feroz comienza con Laura García y Héctor Nebot, una pareja de profesionales que decidió emprender un proyecto en el mundo del calzado infantil después de que naciera su hijo en 2015. Al no encontrar unos zapatos que consideraran adecuados para su bebé, Laura, diseñadora de calzado con 10 años de experiencia, decidió crear un modelo propio que se adaptara perfectamente al pie del niño.

Una vez hecho el modelo, la diseñadora comenzó a compartir su creación con otras madres y pronto comenzó a recibir encargos. Entonces, ambos se dieron cuenta de que estaban ante un proyecto de negocio disruptivo que podría triunfar en el mercado español. En 2016 abandonaron sus carreras y la seguridad de un ingreso abultado para crear Zapato Feroz, con la idea de facturar una cantidad que les alcanzara para subsistir, entre 1.500 y 2.000 euros al mes.

Un zapato cómodo y respetuoso con la crianza del niño

Con la ayuda de pediatras expertos, comenzaron a crear zapatos que respetaran al máximo la fisonomía y evolución del pie infantil, usando como inspiración de diseño a los mismos niños y sus necesidades: modelos prácticos, fáciles de poner, con sujeción en el empeine y sin elementos que sobre estimulen. El producto destaca por tener una suela fina, dura y flexible, y una puntera amplia que permite el movimiento natural de los dedos, especialmente el dedo gordo del pie. La idea era que los niños pudieran en explorar el mundo y sentirse «Como andar descalzo», el principal eslogan de la marca.

El concepto de «bebés feroces», que corren detrás del lobo, fue la inspiración para el nombre de la marca, mientras que el objetivo era mantener al bebé descalzo el mayor tiempo posible. De hecho, una de las claves del negocio es que basa su filosofía en la pedagogía Pikler, una corriente educativa que aboga por la llamada «crianza respetuosa y el movimiento libre» y que consiste en no interferir en los avances del niño. Esto ayudó a la marca a posicionarse entre un público específico de padres interesados en este enfoque de crianza.

Ampliación de talles y modelos

El negocio se mantuvo bastante estable hasta 2019, pero la pareja quería escalar el negocio y decidió incorporar más cantidad de talles y nuevos modelos a la oferta, dedicando su tiempo de manera exclusiva al proyecto. Ese año, la facturación de Zapato Feroz alcanzó los 250.000 euros, una cifra que no estaba mal, pero que tampoco llenaba las expectativas. El problema es que «Sabíamos mucho de calzado y muy poco de negocio”, explicaba Laura en una entrevista para el medio Emprendedores.

En 2020, la pareja quiso ingresar al programa de aceleración de Lanzadera para superar sus carencias comerciales, pero su «poca ambición» y la falta de proyección a futuro no convenció a la aceleradora.

Ese mismo año, Laura y Héctor comenzaron su línea de zapatos para adultos y llegaron a acumular más de 5.000 clientes. En 2021, aumentaron el equipo de trabajo y la producción, llegando a acumular más de 80.000 clientes y 6 millones de euros de facturación. El negocio despegaba.

Ante este panorama, en 2022 finalmente Lanzadera selecciona al proyecto para incorporarlo a su programa en la fase «Scale Up» y el negocio continúa creciendo de forma acelerada hasta la actualidad. En el trayecto, necesitaron hacer varias mejoras en la web y en los procesos de venta por el colapso en el tráfico de visitas y compras. Actualmente, trabajan con una empresa de software danesa que les provee de la infraestructura necesaria para que no se caiga la tienda online en la temporada fuerte de ventas, como ya ocurrió en alguna ocasión.

Una estrategia basada en la escasez

Hoy en día, Zapato Feroz vende alrededor de 200.000 pares de calzado al año, principalmente a través del canal online, con tallas que van desde la 19 hasta la 46. La confección se realiza en una fábrica portuguesa exclusiva para ellos. La marca también vende a través de tiendas físicas de terceros en España, Francia, Alemania, Eslovenia y República Checa.

Uno de los secretos de su éxito radica en la exclusividad de sus modelos, que son de unidades limitadas. De hecho, los padres ya están acostumbrados a seguir de cerca la web de la empresa para adelantarse a los lanzamientos con el calendario de ventas, de manera que puedan comprar a primera hora de la mañana. Aun así, muchas veces no llegan a tiempo y tienen que hacer colas virtuales de hasta 8 horas para conseguir un par de zapatos.

El primer día de venta de la temporada de este otoño, la marca llegó a vender 1.500 pares por hora, con una media de 2,5 pares por comprador. Los precios varían entre los 40 y los 60 euros el par.

A pesar de las críticas por los tiempos de espera, la empresa niega que sea una estrategia de marketing y explica que su producción es limitada, ya que prefieren crecer con recursos propios sin inversión externa.

Iniciativas solidarias

Zapato Feroz también realiza acciones sociales. Un ejemplo es el programa «Mamis infinitas», cuyo objetivo es ayudar a las familias de niños que sufren TEA (Trastorno del Espectro Autismo), y a todas las familias que tienen hijos pequeños con otras necesidades especiales.

La marca pone a disposición de estas familias los modelos que quieran antes de su lanzamiento al mercado, para que los niños puedan elegir su favorito y los padres puedan adquirirlos sin hacer colas y si correr el riesgo de que se agoten. Para ello, quienes quieran acceder a este beneficio pueden llenar un formulario online desde la misma web, que ayudará a la marca a conocer mejor cada caso en particular y asesorar de manera adecuada a cada familia.

Quienes se anoten podrán pedir los modelos antes de que se pongan a la venta en la web. Desde la empresa, contactarán al cliente unos días antes del estreno para saber lo que necesita y le darán un enlace directo de compra. Los zapatos se enviarán el mismo día del estreno.

Su éxito en las redes sociales

Tanto en su eCommerce, creado en 2018, como en redes sociales, especialmente Instagram, la marca Zapato Feroz ha logrado captar la atención del público. La cuenta de Instagram de la marca (@zapatoferoz) cuenta con más de 150.000 seguidores y sus publicaciones destacan las características más particulares de los calzados infantiles, como sus colores y las situaciones en las que los pueden usar los niños. Además, sus publicaciones están llenas de comentarios de usuarios preguntando cuándo saldrá la próxima colección y si algunos de los calzados también los lanzarán en tallas para adultos. La marca también tiene presencia en Facebook, donde reúnen 20.000 seguidores, y en YouTube, con más de 2.600 suscriptores.

Desde las redes también se impulsa la estrategia de marketing de crear sensación de urgencia y escasez de los productos. La marca realiza lanzamientos de nuevos modelos entre 6 y 7 veces al año, que anuncia en todas sus plataformas, generando gran expectación en redes sociales.

Foto: Instagram de Zapato Feroz

 

Publicado por

Periodista digital, amante del copywriting, las redes sociales y de una buena taza de café para empezar a teclear. Soy licenciada en Comunicación Social en mención impreso (2021), pero he ganado experiencia detrás de los teclados desde 2018.

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp