Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Esperar, aunque sean segundos, a que una web se cargue puede resultar desesperante. Normalmente es causa de la propia página por lo que es muy importante controlar los tiempos de carga de nuestra web. De hecho Google nos ha dado algunos consejos para mejorarlos. Pero los navegadores también influyen en este proceso. Y para optimizarlo, los últimos cambios en Chrome apuestan por modificar su mecánica buscando reducir el tiempo de recarga.

Cambios en Chrome, hacia la versión 56

El pasado 26 de enero Google lanzaba su última versión de su navegador, la Chrome 56, que incorporaba como principal cambio la mejora en el tiempo de carga de las páginas de cara también a mejorar su rendimiento en dispositivos móviles.

En el blog de desarrolladores de Google, Chromium, se han hecho eco de esta última actualización explicando que esta nueva versión consigue la recarga de las páginas en un modo 28% más rápido.

Al recargar una página web los navegadores comprueban si es posible utilizar la caché almacenada en ellos a través de la navegación anterior del usuario, lo que les supone realizar cientos de solicitudes a decenas de dominios. Chrome persigue mejorar este punto especialmente en mobile porque reconocen que puede causar problemas de rendimiento. Por ello lanza esta nueva actualización basada en una simplificación del proceso de recarga para validar solo un recurso.

¿Una idea de Facebook?

La idea, según cuentan en su blog, probablemente surgió de Facebook. La red social informó a Google de que recibía de su navegador tres veces más solicitudes de navegación que de otros. Y de hecho es Facebook quien aporta el principal dato de este cambio informando de que la versión 56 es un 28% más rápida en la recarga de páginas. Y que con esta nueva versión su web recibe un 60% menos de solicitudes de validación desde Chrome.

En cualquier caso, el medio LaptopMag ha realizado una prueba de carga en tres webs a través de Chrome 55 y Chrome 56 y tras ello afirman que las páginas no se han cargado con mayor celeridad sino que más bien lo han hecho de una forma más lenta.

La nueva versión se actualizará de forma automática cuando el usuario acceda de nuevo a su navegador Chrome, tanto desde pc como desde el móvil, y además conllevará un menor consumo de datos.

Foto: Shutterstock

Shares