Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Administradores de páginas de Facebook: ¡No entréis en pánico ni llaméis a vuestros Community Managers! No es que haya una campaña de desprestigio ni tampoco es que estén haciendo su trabajo mal o durante el sueño se vuelvan sonámbulos narcisistas y den clic en me-gusta a sus publicaciones en la página de la empresa. Un bug en Facebook es el culpable.

Durante esta noche, muchos administradores de páginas notaron que el llamado y aterrador “Auto Like”o auto me-gusta comenzó a aparecer de la nada en publicaciones antiguas en sus muros de página de esta red social y con recelo y cierto miedo comenzaron a preguntarse en Twitter sobre esta situación.

El temido y odiado Auto Me-Gusta

Un auto me-gusta en el muro de un usuario de Facebook ya es de por si lamentable. En esta red social esta acción se toma cómo demostración de baja autoestima, egocentrismo o inclusive es comparable a hablar con uno mismo (que se está eternamente solo o quiere llamar la atención, vaya)

Ahora, traslada ese sentimiento que se tiene por el auto me-gusta a una página e imagina el impacto que causa en la imagen de la empresa. Es por esto que un error de esta clase es aterrador para quienes llevan la logística de estas redes sociales. No solo se trata de un me-gusta más, sino de un desprestigio hacia la marca.

El bug en Facebook y la marca gris de Me Gusta

Al tratar de quitar los auto me-gusta, las empresas notaron que no aparecía el botón en azul para quitarlos, sino que permanecía gris, como si nadie hubiera dado el like nunca, pero se podía ver en la lista, y no había manera de eliminarlo. ¿Permanecería siempre ahí?

Esta situación continuó hasta que Facebook confirmó el problema y avisó que a pesar de ser un contratiempo extendido y generalizado, el equipo técnico estaba ya trabajando en resolverlo.

Este tipo de problema no parece ser nuevo en la plataforma de la red social, ya que hemos sufrido anteriormente de mensajes maliciosos en esta y otras redes donde nos enviaban mensajes privados o publicaciones aparentemente inocentes en nuestro muro pero incluyendo algún travieso virus que puede incluso tomar control remoto de los ordenadores.

Pero estos virus se introducían de forma externa a la programación de Facebook por personas de bajos escrúpulos y muy poco nobles y honestas. Esta vez tampoco es que peligre nuestro ordenador, o nuestra seguridad en redes. Solo se trata de un error dentro de la programación interna. Un bug en Facebook que ha causado más de un dolor de cabeza.

Y no es que con esa información se quedaran muy tranquilos todos, pero al menos se sabía que no había que echar la bronca al becario del trabajo y que solo era cuestión de esperar y cantar algo parecido a “Digan lo que digan” de Raphael.

¿Te ha sucedido esto en tus páginas de Facebook? ¿Te parece tan terrible hacer auto me-gusta?

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario