Facebooktwitterlinkedin

Te hemos hablado en más de una (y de dos) ocasiones de BrainSINS, una de las marcas históricas del panorama digital español. Una solución completa de Personalización y Marketing Automation, que lleva más de once años trabajando para facilitar a sus clientes el poder incluir experiencias personalizadas tanto en la web como en email de una forma automatizada e inteligente. Ahora, después de todo ese tiempo, José Carlos Cortizo, uno de sus fundadores, ha sido el encargado de anunciar el comienzo de una nueva etapa: BrainSINS se integra en Customeer.

Tal y como ha explicado en su podcast, En.Digital:

«Más de 11 años después, decimos adiós a nuestra aventura en BrainSINS. Han sido los mejores y también los peores años de nuestra vida, 11 MBAs concentrados que nos hacen irnos con aprendizajes grabados a fuego y también muchísimas cicatrices. (…)

Lo bueno de que se cierre un ciclo, de que se ponga el sol para un proyecto, es que el sol vuelve a salir, aunque a veces le cueste más levantarse de lo que a uno le gustaría y por fin podemos anunciar que Customeer ha adquirido la tecnología de BrainSINS, un hito para nosotros importante porque nos permitía asegurar la continuidad del servicio para nuestros clientes, que era la última parte del puzzle del final de etapa que nos quedaba por resolver».

Para conocer un poco más sobre los detalles de esta operación, hemos hablado con el propio Cortizo.

¿Por qué se ha llegado a este punto?

Hace un año y medio entramos en concurso de acreedores porque a pesar de estar en Break Even operativo en ese punto (ingresamos más que nuestro gasto mensual), teníamos un gran volumen de deuda pública (Enisa, CDTI, Avanza) y ni podíamos hacer frente al pago de la deuda mensual ni pudimos renegociar la deuda de forma que fuera asumible. El volumen de deuda pública que teníamos se debía sobre todo a cómo nos financiamos en el pasado, con más proyectos de I+D de deuda que inversión privada.

«A pesar de estar en Break Even operativo teníamos un gran volumen de deuda pública»

¿Cuándo supiste que BrainSINS ya no podría remontar?

Hace aproximadamente 3 años ya vimos que la situación era muy complicada, aún así empezamos a intentar renegociar la deuda y ver cómo podíamos prosperar debido a que el crecimiento en clientes era bueno. Sea como sea en ese punto ya veíamos que iba a ser casi imposible remontar aunque pusimos todo nuestro empeño en intentar algunas últimas acciones.

La primera vez que oímos hablar de Customeer fue en 2017, cuando la presentasteis como un proyecto conjunto con Referion. ¿cuál era la relación hasta ahora entre Customeer, Referion y BrainSINS?

En 2017 nos juntamos Referion y nosotros: cada una de las partes tenía algo de valor (nosotros clientes y facturación y Referion equipo comercial y algo de financiación) y algún problema endémico (en nuestro caso la deuda y en el caso de Referion falta de tracción).

Planteamos como opción viable un proyecto conjunto donde juntando ambas empresas y optimizando recursos se podían conseguir importantes beneficios: vender más a nuestra base actual de clientes mediante cross-selling de productos, disminuir costes y optimizar nuestra entrada en nuevos clientes (en definitiva íbamos como empresas separadas a vender lo mismo).

«No conseguimos renegociar la deuda con las entidades públicas»

Con este planteamiento se intentó renegociar la deuda pública con distintos enfoques, tanto nosotros como nuestros consejos de administración creímos que era algo viable. Creamos un plan factible para poder conseguir remontar la situación y se empezó a trabajar de forma conjunta (de ahí el anuncio). Sin embargo, no conseguimos renegociar la deuda con las entidades públicas, seguramente porque no confiaron en el proyecto conjunto que se planteó.

Visto que sería imposible remontar la situación de BrainSINS, hará aproximadamente año y medio entramos en situación concursal, y a partir de ese momento Referion/Customeer estuvo en negociaciones con nuestro administrador concursal para poder comprar los activos y seguir dando el servicio a nuestros clientes. En todo esto se lleva trabajando muchos meses pero no se ha anunciado hasta tenerlo todo bien atado.

La historia de BrainSINS contada por uno de sus fundadores, Jose Carlos Cortizo

En tu post en En.Digital hablas de que Customeer ha adquirido la tecnología de BrainSINS y que eso os permitirá asegurar la continuidad del servicio a los clientes: ¿qué pasará con el equipo de BrainSINS?¿se integrará en Customeer o el acuerdo se limita a vuestras herramientas?

Cuando comenzamos todo el proceso había un plan para mantener el equipo. Sin embargo el concurso de acreedores se ha extendido mucho más de lo esperado en el tiempo y eso y determinadas circunstacias personales de las distintas personas del equipo han hecho que la mayoría abandonara la compañía y llevan tiempo ya trabajando en nuevos proyectos/empresas.

Se queda trabajando en Customeer nuestra persona del equipo de soporte y también puntualmente echamos un cable parte del equipo de BrainSINS cuando hace falta algo que el equipo de Customeer todavía no tiene dominado. Sin embargo, al llevar casi año y medio trabajando juntos, mucha de la operativa ya está controlada casi al 100% por el equipo de Customeer.

«Mucha de la operativa ya está controlada casi al 100% por el equipo de Customeer»

¿Habrá un tiempo de transición o simplemente BrainSINS dejará de existir como tal?

Realmente ya ha habido un tiempo de transición (y lo sigue habiendo). Los clientes fueron notificados hace casi dos meses y con todos ellos se ha hecho la transición adecuada (sobre todo temas legales y de contratos) y todos han dado el ok. La aceptación ha sido buena por parte de nuestros clientes que han sido muy comprensivos con todo el proceso. Es verdad que muchos de ellos ya sabían del concurso de acreedores porque se enteraron en su momento y les agradecemos su confianza hasta el final y que siempre han confiado en nosotros.

Todo el equipo de BrainSINS, en especial mi socio Frankie y yo les agradecemos de todo corazón todo su apoyo en los momentos complicados. Nunca nos esperamos que hasta grandes marcas nos siguieran apoyando cuando conocieron el concurso de acreedores (hace más de 1 año) y gracias a eso hemos podido llegar al día de hoy.

Antes de ese momento de notificar a clientes ya llevábamos unos meses trabajando en la transición de la tecnología, de la operativa del negocio y muchos otros aspectos. Lo único bueno que tienen los largos concursos de acreedores es que da tiempo a preparar bien estas transiciones y dejarlas bien atadas.

A partir de ahora no dejará de existir BrainSINS como tal, sino que la marca la gestionará Customeer. La idea es que exista una transición de la marca hacia Customeer en los próximos meses pero no afectará para nada al funcionamiento del servicio.

«BrainSINS no dejará de existir como tal, sino que la marca la gestionará Customeer»

Y ya por último, ¿cómo estás tanto tú como los otros fundadores de BrainSINS?¿Por dónde pasa tu futuro?

Este tipo de experiencias son duras porque son más de 10 años luchando por un proyecto y dejando de lado, en muchas ocasiones, tu vida personal y otros sueños. Cuando todo se va al garete sientes una sensación de fracaso tremendo y de haber fallado a la gente que confiaba en ti (inversores, tanto amigos y familia como los fondos y business angels que nos han apoyado, clientes, equipo, y toda la gente que nos ha ayudado en el camino).

Estos últimos casi 3 años donde íbamos viendo que esto se venía abajo han tenido momentos bastante duros porque además de esa sensación pasas momentos donde para pagar a tu equipo tienes que sacar dinero de donde no lo tienes, te tienes que endeudar más, etc. Por suerte hemos tenido siempre el apoyo del equipo que siempre ha conocido la situación y siempre nos han dado todas las facilidades del mundo (sin ellos nos hubiéramos muerto mucho antes).

En este último año primero estuvimos preocupados en dar continuidad tanto al equipo como a los clientes, y una vez resuelto el tema del equipo cuando ya decidieron cada uno irse a distintos proyectos (en el caso de Andrés Velasco se viene conmigo a Product Hackers), nos centramos en que nuestros clientes siguieran teniendo servicio y de ahí todo nuestro apoyo al movimiento de compra de los activos por parte de Customeer.

Una vez cerrados estos dos puntos, Frankie (mi socio) y yo sentimos una gran sensación de alivio y ya hemos podido mirar hacia adelante. Frankie ahora está en Coruña y sigue trabajando en eCommerce y yo entro de lleno en Product Hackers (una consultora de Growth y Producto Digital), un proyecto que fundó un ex-BrainSINS y del que soy socio y ahora Director de Marketing.

«Sentimos una gran sensación de alivio y ya hemos podido mirar hacia adelante»

Y estoy seguro que en un futuro volveré a hacer cosas con Frankie, que es mi «hermano mayor» y una persona de la que he aprendido tanto que quiero seguir siempre de cerca.

La integración de BrainSINS en Customeer

En cualquier caso, el otro gran nombre de la operación es Customeer. Para conocer sus impresiones al respecto, hemos hablado con su CEO, Juan Ignacio Ruíz Gimeno, que es muy optimista acerca de la integración de ambas marcas. Para Juan Ignacio, contar con la tecnología de BrainSINS permitirá a Customeer aprovechar las sinergias entre ambas, y aumentar exponencialmente el valor ofrecido a los clientes.

«Llevamos un año y medio trabajando mano a mano con BrainSINS y de cara a los clientes no va a cambiar nada. Las experiencias personalizadas que aporta BrainSINS se complementarán con la capacidad de medir su impacto que aporta Customeer». 

Y es que tal y como concluía Ruíz Gimeno, «El trabajo de Cortizo y todo el equipo de BrainSINS ha sido espectacular, y su tecnología es muy buena y muy útil».

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram