Facebooktwitterlinkedin

Ya ha pasado el Black Friday, y con este todo el sobresalto tanto para consumidores como comercios que trae consigo esta celebración de ofertas. Así, mismo habiendo pasado, nos encontramos ahora con el momento de evaluar ¿qué tal se ha desarrollado?, ¿cómo han sido las ventas?, y ¿si realmente ha sido una oportunidad de crecimiento?

Estas son las dudas generales que surgen tras eventos como este, sin embargo, este año son algo más apremiantes teniendo en cuenta el proceso de recuperación económica post-pandémico. Por ello, la firma consultora de eCommerce, Trilogi, ha sacado un estudio evaluando el resultado de este Black Friday, tomando en cuenta sus previsiones y en comparativa con el año anterior.

Los carritos más abultados y un mayor ahorro de los consumidores ha destacado en este Black Friday

Para efectos de este estudio, Trilogi ha tomado en cuenta 200 comercios electrónicos participantes del Black Friday, que estén impulsados por su plataforma de eCommerce: LogiCommerce. De esta manera, logra establecer una comparativa más acertada con respecto al desempeño en el evento de 2020.

En principio las previsiones para esta celebración de ofertas estaban algo confusas, ya que las crisis logísticas presentadas durante el año podrían influir en el proceso de compra. Aun así, otros estudios apuntaban a una mayor tasa de ahorro este año, promoviendo un mayor gasto en los consumidores. En esta ocasión las previsiones positivas prevalecieron. Según el estudio este año se presentó una leve alza en la facturación y un incremento en el gasto de los consumidores.

Dicho incremento, podemos apreciarlo en el precio medio del carrito de compra, que pasó de 128 € de media por comprador a 151 €. Esto supone un incremento del 18% frente al año anterior, lo que ha sido más significativo si tomamos en cuenta que hubo una reducción de 12% en el cuerpo de consumidores.

Por otro lado, entre los factores responsables de este crecimiento, tenemos la proliferación de los medios de pago aplazados y alternativos. Igualmente, cabe destacar el esfuerzo en mejorar las experiencias de usuarios y los canales de atención de los comercios, en respuesta a las nuevas demandas de los clientes.

El eCommerce se ha mantenido fuerte a pesar de la recuperación de las tiendas físicas

El año pasado el comercio electrónico se vio ampliamente marcado debido a la pandemia, pues la mayor parte de las tiendas físicas estaban cerradas. Esto provocó un auge en su modelo de negocio y una nueva tendencia acelerada de consumo digital.

Ahora, tras haber pasado las restricciones de movilidad y encontrarnos de cara a una nueva normalidad las tiendas físicas han vuelto al panorama económico. Con esta recuperación del comercio tradicional podría esperarse una reducción en el negocio electrónico, pero no fue así. Mejor aún, durante el Black Friday los eCommerces presentaron un aumento del 2% en comparación con 2020 en el tráfico de clientes.

La omnicanalidad ha sido un factor clave en el mantenimiento de esta tendencia de compra digital, pues es una estrategia que ayuda a impulsar las experiencias de usuario; esta estrategia fue impulsada por los renovados y diversos canales de atención y las nuevas soluciones logísticas que se ajustan mejor a los compradores.

En otro orden de ideas, otro factor destacable de este año ha sido la poca participación de clientes nuevos en el evento de descuentos. Este año hubo una disminución de 14% en las compras por primera vez, cuando en 2020 se había presentado un claro aumento sobre esto. Esto reafirma la importancia de la fidelización de los clientes, al igual que el asentamiento de la tendencia de consumo electrónico.

Black Friday ha sido una fecha de crecimiento para muchos sectores de la economía

Los sectores de electrónica y mobiliario han tenido un crecimiento considerable en su facturación en comparación con 2020. Así, electrónica ha tenido un incremento del 12%, mientras que mobiliario y decoración ha apuntado a un 22%. Esto va acorde con las nuevas prioridades de consumo, que destacan la renovación del hogar y el equipamiento electrónico, ya sea para teletrabajo o simplemente ocio.

Por otra parte, el sector de moda, calzado y complementos han tenido un mejor desempeño comparándolo con el Black Friday de 2019 al inicio de la pandemia. Esto permite considerar que dichos sectores han presentado un crecimiento más sólido tras la pandemia, alcanzando un 50% de incremento en su facturación.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Mostrar comentarios (1)

¡Mantente al día!