Facebooktwitterlinkedin

Es una realidad innegable: los clientes digitales pasan cada vez más tiempo dentro de sus domicilios, y no solo a causa de la aparición del coronavirus. El cambio de hábitos de los consumidores es radical, y exige un esfuerzo por parte de las empresas para adaptarse a ellos.  Veámoslo en detalle.

El nuevo mundo del cliente cocooner

Podríamos decir que el cliente digital es cada vez más “cocooner”. Es un término que expresa la realidad de desarrollar una vida virtual y real dentro del hogar. Mientras que hay amantes de la naturaleza y de las actividades que se practican al aire libre, otros prefieren sumergirse en un mundo indoor. Hábitos como el consumo creciente de contenidos digitales (texto, audio, imágenes, video, juegos…) o relaciones basadas en redes sociales han acelerado la tendencia de satisfacer nuestras necesidades desde y en el hogar.

Este cambio radical de escenario tiene varios indicadores que nos muestran su importancia: de acuerdo con la Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados (Asefapre), durante 2019 el consumo de platos preparados en casa aumentó un 3,3%, una cifra que los ha llevado a casi alcanzar 600.000 Tns. Por razones obvias esta cifra seguirá creciendo en los próximos meses dadas las condiciones del confinamiento y desescalada a causa del Covid-19.

Un cambio radical de la experiencia de usuario

Otro indicador del cambio en los paradigmas de la publicidad digital se enfoca a las técnicas publicitarias aplicadas hasta hace poco tiempo: el mercado de esta industria se ha basado en una segmentación muy especializada del cliente, que permite ofrecer diversos formatos visuales dentro del contexto de su navegación.

Se prioriza el uso de la interfaz de pantalla, teclado y ratón, y es por ello que los impactos publicitarios en cuanto a su diseño se enfocarán en generar una gran experiencia visual, en la que se incluían imágenes, animaciones y vídeo, entre otros diseños visuales.

Sin embargo, los últimos datos que nos ofrece el estudio Digital 2020 realizado por We Are Social muestran que el 49% de los usuarios de internet a nivel mundial han instalado un ad blocker, ya que tratan de detener la publicidad digital invasiva y de poco valor que poco a poco ha llenado sus monitores.

Si a este dato sumamos la creciente tendencia que señala que un 43% de estos usuarios de ad blockers utilizan asistentes virtuales de voz, podemos apreciar de un vistazo el gran cambio en el patrón de publicidad digital que tendremos que enfrentar.

La pregunta que ronda actualmente es si existirán formatos atractivos que puedan integrarse en una interacción basada en la voz. Hasta ahora el referente más cercano que tenemos es la radio, sin embargo es lógico que debamos buscar espacios para innovar y realizar formatos nuevos, ya que la eficiencia y la eficacia pueden ser muy diferentes entre sí.

El final de la era de las cookies

La naturaleza del marketing digital es analítica: día tras día tomamos decisiones basadas en datos ya que los usuarios dejamos tras de nosotros una trazabilidad en la navegación y en las acciones que realizamos en diferentes sitios web. Esta huella digital de los usuarios también experimentará cambios abruptos muy pronto.

Google anunció a principios de año sus planes para retirar las cookies durante los próximos dos años. De acuerdo con Statcounter, Google Chrome actualmente es el navegador más utilizado a nivel global, con una cuota del 64%.

Así que, de avanzar los planes de Google durante el plazo indicado, el gigante de internet se unirá a otros competidores como Safari o Firefox que ya eran sensibles a la privacidad de los usuarios.

Sin embargo, la importancia de las cookies para la correcta segmentación y funcionamiento de la publicidad digital actual es innegable. Si unimos el cambio en el uso de las cookies se une a la evolución en los hábitos de los usuarios relacionados con el uso de ad blockers y asistentes virtuales de voz, podemos medir la magnitud de los retos a los que nos tendremos que enfrentar en el ecosistema digital.

El papel de la Inteligencia Artificial

Un asunto más que me llama la atención es la llegada e incorporación de la inteligencia artificial a nuestro día a día. Actualmente orientamos nuestras estrategias de marketing digital a seres humanos, sin embargo, si en un futuro cercano llega a producirse una confusión entre las decisiones humanas y las derivadas de nuestros dispositivos inteligentes deberemos replantearnos hacia dónde o quién dirigiremos nuestros esfuerzos para conseguir resultados estratégicos planteados.

La vida en una red social

Por último, al analizar el tiempo que los usuarios dedican a internet, el informe Digital 2020 señala que aproximadamente pasamos 2 horas al día inmersos en redes sociales y más de tres horas viendo televisión.

Entre todas las redes sociales, YouTube mantiene su liderazgo como la red social más utilizada por los españoles (89%), seguida de cerca por WhatsApp (86%), Facebook (79%), Instagram (65%) y Twitter (53%).

Si bien la generación X y los millennials son quienes han logrado estas cifras ya que tienen una conexión intrínseca con estas redes sociales, los centennials ya comienzan a ser una parte activa importante en la población digital, y traerán grandes cambios.

Un ejemplo de ello es el fenómeno emergente de TikTok a pesar de que su inmenso crecimiento no se explica solamente por la afinidad con esta generación, ya que se han unido muchos usuarios que no eran su target inicial. Cada vez más usuarios de todo tipo, y más marcas de todos los sectores ven en TIkTok la red social ideal para expresar su creatividad, generar interacción con otros usuarios, conocer nuevas personas y, por supuesto, vender.

Todos estos aspectos son los que nos cuestionamos con nuestro Master en Marketing Digital, ya que en él profundizamos sobre todo lo que se debe conocer en materia de ecosistemas digitales. El objetivo que buscamos es que los alumnos generen los esquemas mentales que les permitan estar siempre innovando y tomando una visión perspectiva a futuro. Si logras adquirir un entendimiento global sobre cómo funciona la tecnología, esta actitud de buscar lo que vendrá después te llegará por sí sola. Puedes encontrar más información aquí.

Como puedes ver, hay un sinfín de razones para saber que, lejos de haber alcanzado un momento de madurez y estabilidad, el marketing digital se encuentra en un punto álgido de revisión y redefinición de sus variables críticas. Estoy seguro de que no solamente nuevas herramientas, sino tecnologías, procesos y, al final, una nueva concepción del consumidor digital se está abriendo paso ante nosotros, y tomará forma a medida que vayamos viviendo esta historia.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram