Facebooktwitterlinkedin

Como su propio nombre indica, Beseif (Be safe, en español: estar seguro) es una plataforma que ofrece un método de pago y envío especializado para compraventas de segunda mano entre particulares. Beseif tiene como objetivo garantizar la seguridad de compradores y vendedores a través de Internet.

Para usar este servicio tanto el vendedor como el comprador deben estar registrados, con sus datos reales, y la plataforma que les servirá como intermediaria para cualquier proceso de compra-venta que hagan por la red. Beseif se encargará de que la transacción sea fiable, asegurando a sus usuarios que impedirán cualquier tipo de estafa.

La empresa asegura proteger el dinero del comprador en un depósito bancario y encargarse de la recogida, envío y devolución del producto, si fuera necesario, gracias a un acuerdo que mantienen con GLS y Correos, compañías de mensajería.

Pasos a seguir

Es una herramienta muy útil para una transacción segura en los portales de anuncios de segunda mano como Wallapop, Vibbo o Milanuncios, donde el comprador no se siente seguro pagando. ¡Veamos cómo funciona!

  1. Para utilizar Beseif, el comprador debe darse de alta, de forma gratuita, en la página web e indicar los datos del artículo que desea comprar, añadiendo la URL de donde se vende el artículo, por ejemplo, y el correo electrónico de la persona que lo vende.
  2. A continuación, el comprador realizará el pago con tarjeta de crédito, el cual se queda en un depósito seguro, e indicará dónde quiere recibir el artículo. El vendedor sólo tendrá que señalar la fecha y el lugar de recogida del producto e indicar el número de cuenta para recibir el ingreso.
  3. El comprador asume los gastos de envío (desde 2,90€ a domicilio y 5,90€ a domicilio, con un coste que sube en función del peso del paquete y la urgencia del envío). Por otro lado, el vendedor asumirá el coste financiero de una venta segura (3% del total del valor del artículo) únicamente si se materializa la venta.
  4. El envío se realizará en 24/48 horas.
  5. Una vez que el comprador reciba el producto debe verificar que lo ha recibido y comprobar su funcionamiento durante las 48 horas siguientes. Cuando el comprador da el visto bueno, el sistema libera el pago y el vendedor recibe el importe de la venta.

Como hemos visto, parece un trato perfecto, recogen el artículo en casa del vendedor y se lo entregan al comprador en 24/72h; el vendedor se asegura de recibir su dinero y el comprador tendrá garantía de que recibirá el producto que ha comprado. Además de que si el artículo no es como se esperaba la empresa se hace cargo de la devolución sin ningún coste adicional.

En definitiva, ofrece garantías de seguridad en uno de los mercados más conflictivos y con mayores estafas de la actualidad, a un coste asequible. Quizás la única pega que le encontramos sea la limitación de los servicios de envío con los que trabajan.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram