Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Desde hace algún tiempo, el concepto del smarketing se ha popularizado. Se trata de la amalgama entre “sales” y “marketing“, y no es otra cosa que integrar las tareas de los equipos de ventas y de marketing de una empresa para que trabajen para conseguir los mismos objetivos.

¿Ventas y marketing, o ventas VS marketing?

Históricamente, ventas y marketing son departamentos o funciones que viven peleando – aunque realmente, ambas pertenecen a un mismo objetivo, que es el de comercializar a la marca (dime sinceramente, ¿Te pasa esto en tu empresa?).

Verás, la realidad es que el que ventas y marketing trabajen en conjunto puede llegar a incrementar hasta en un 20% el ingreso anual de una marca. Y no es algo utópico ni mucho menos: se trata de ordenar la casa y hacer que ambos equipos trabajen en conjunto para así llegar al verdadero proceso del smarketing.

Una de las principales claves de la sinergia entre ventas y marketing es trabajar en una base de datos en común, para que así el procesamiento de información referente a cada departamento esté compartida. Las herramientas CRM han venido a ser un aliciente para aprovechar este tipo de colaboraciones, sobre todo en la gestión de los esfuerzos comerciales, pero no son las únicas herramientas o bases de datos a las que acuden ambos equipos.

Una de ellas, y quizás la más importante, es la base de usuarios pertinente a los envíos y esfuerzos de mailing.

Smarketing en procesos de eMail Marketing

No son pocas las ocasiones en las que he visto a equipos de ventas desconocer el alcance y estatus de la base de datos empleada por el equipo de marketing para el envío de newsletters.

Y si bien sabemos que quien esté al frente en las ventas no va a estar operando o ejecutando los envíos, si es importante que en base a procesos de comunicación interna y reporting se entere de los resultados generales y estratégicos de la campaña y tome decisiones basadas en estos datos.

Tan importante es el esfuerzo de ambos departamentos bajo la línea del smarketing, que la revisión de la base de datos en conjunto puede proporcionar hallazgos que quizás marketing o ventas en su individualidad jamás habrían descubierto: un suscriptor estrella de alguna marca o empresa (que abre sí o sí todas las newsletters enviadas) al cual vale la pena aproximarse de manera personal para potencialmente convertirlo en un lead es el mejor ejemplo.

Ya despidiéndome, te dejo una tarea: piénsatelo dos veces antes de considerar a ventas y marketing como opuestos – su relación, verdaderamente, debe ser simbiótica, y esa es la razón de ser del concepto del smarketing. Y bueno, si tienes duda, ya sabes donde encontrarme.

Imagen: Pixabay

Shares