Amazon continúa reforzando su apuesta por Barcelona, y durante el próximo otoño abrirá su séptimo almacén en Barberá del Vallés, que contará con más de 230 empleados en un plazo de tres años, además de ocupar 28.000 metros cuadrados (casi lo mismo que cuatro campos de fútbol), con el fin de gestionar los paquetes que serán recibidos en las estaciones logísticas del gigante del retail, en la que los conductores los recogerán para entregarlos a los clientes.

Pero una de las diferencias de este nuevo centro es que incluirá por primera vez en Europa, los robots Pegasus Drive de Amazon, con el fin de mover los paquetes de manera individual en una cinta transportadora, en lugar de movilizar grandes estanterías de almacenamiento que hasta ahora era la labor de los robots de logística del gigante del retail.

Los robots logísticos de Amazon llegan a las instalaciones en España

Así funcionan los nuevos robots Pegasus Drive del nuevo almacén de Amazon en Barcelona

Los empleados deberán colocar un paquete en cada uno de los robots, que viajarán a su estación de expulsión predeterminada en relación con su destino. Estos  pequeños pero poderosos robots anaranjados lograrán mayor eficiencia en el proceso de distribución.

 “Nuestras nuevas unidades Pegasus Drive ayudan a reducir los errores de clasificación, minimizar los daños y acelerar los tiempos de entrega”, aseguró Amazon a través de Cnet, y aseguró que con ellos los clientes podrán recibir sus pedidos aún más rápido, como puedes ver en el siguiente vídeo:

Los Pegasus Drive ya se encuentran en funcionamiento en uno de los centros de envío de Amazon en Denver, Estados Unidos, en la que aproximadamente 800 de estos robots circulan por su propia “autopista robotizada” desde hace alrededor de 10 meses.

A pesar de que los Pegasus Drive están destinados a clasificar los paquetes, Amazon asegura que no reemplazarán a sus homólogos humanos: “Empleamos a la misma cantidad de personas ahora que antes de tener nuestro campo de robótica. Los Pegasus Drive simplemente recogen carga de trabajo extra”, aseguró Cathryn Kachura, especialista en control de flujo del centro de clasificación en Denver, Estados Unidos.

Amazon Robotics es la apuesta del gigante del retail por entregas más rápidas

Actualmente, las herramientas de Amazon Robotics son utilizadas por una veintena de centros logísticos en Estados Unidos, Reino Unido, Polonia y por supuesto España. Estos pequeños pero potentes asistentes son desarrollados por el gigante del retail, quien en 2012 adquirió por más de 500 millones de euros la compañía Kiva Systems, que comenzó su fabricación.

Es innegable la apuesta de la compañía de Jeff Bezos por automatizar lo más posible sus centros logísticos, apuesta que se ha incrementado en los últimos años, y ahora más que nunca ya que el líder del eCommerce planea que el envío en un día sea la opción por defecto de sus clientes Prime.

Dónde están los almacenes de Amazon en España (2019)

Para lograrlo, Amazon deberá duplicar la velocidad de entregas, y con el fin de lograrlo invertirá más de 700 millones de euros, una inversión que ya cuenta con los Pegasus Drive, en conjunto con su estrategia de atraer a sus empleados a montar su propia empresa de reparto bajo el programa Delivery Service Partner que se ha lanzado en Amazon España, Reino Unido y Estados Unidos.

“Estamos muy emocionados de ver que nuestros centros son cada vez más sofisticados a medida que la tecnología de Amazon Robotics evoluciona. Gracias a estos avances estamos ayudando a nuestros empleados a formarse para nuevos e interesantes puestos de trabajo, como responsable de procesos en el campo de robots o especialista en control de flujo, y apoyarles adaptando sus habilidades”, aseguró Dennis Oates, director de Centros de Distribución de Amazon.

Imagen: Amazon

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram