Facebooktwitterlinkedin

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán la gran cita deportiva del año. La capital japonesa acogerá el acontecimiento deportivo más importante del planeta por segunda vez, después de las Olimpiadas de 1964. Unos Juegos Olímpicos que tendrán lugar del viernes 24 de julio al domingo 9 de agosto y que ya han sido catalogados como los más innovadores de la historia.

Tras el éxito en los JJOO de Invierno PyeongChang 2018, en los que la tecnología Intel ayudó a reinventar la experiencia olímpica, la compañía estadounidense se ha asociado con el Comité Olímpico Internacional (COI) y una amplia gama de partners para impulsar la adopción de nuevas tecnologías en Tokio 2020, especialmente en tres áreas destacadas: experiencias, conexión y computación. Un laboratorio de pruebas en el que las empresas más destacadas mostrarán al resto del mundo su capacidad para aplicar la innovación digital en el deporte.

Intel suministrará las tecnologías 5G en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que serán los segundos de la historia en disponer de esta tecnología tras los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur 2018. De esta forma, la compañía estadounidense facilitará el soporte a las infraestructuras de red, a la conectividad y a la colaboración en nuevas experiencias para transmitir unas cantidades impresionantes de datos a velocidades multi-gigabit durante la cita olímpica. Los amantes del deporte podrán disfrutar de transmisiones de vídeo en 8K y 360º en tiempo real. Unas transmisiones que se complementarán con 888 sport apuestas deportivas, algo fundamental en el deporte actual. Además, también formarán parte de la acción gracias a la realidad virtual, ya sea desde teleisores, con dispositivos inalámbricos o con cascos especiales.

La revolución tecnológica de los Juegos Olímpicos de Tokio también cambiará la forma de desplazamiento de los aficionados por la capital japonesa. Con el fin de hacer la estancia más cómoda, los asistentes a este evento mundial podrán desplazarse con coches sin conductor. Los pasajeros tendrán la posibilidad de utilizar sus smartphones para desbloquear las puertas y acceder a estos vehículos.

Además, los avances tecnológicos, especialmente las conexiones 5G, permitirán la implantación del sistema de reconocimiento facial de NEC (NEC Facial Recognition), un reconocimiento facial de uso generalizado que facilitará el acceso a los estadios y reducirá las amenazas relacionadas con las suplantaciones de identidad. Unos vehículos conectados y unos sensores inteligentes que supondrán un viaje al futuro en la edición más innovadora de la historia.

Entre las innovaciones tecnológicas que utilizará Intel durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 también se encuentra el 3D Athlete Tracking, un sistema de visión por ordenador que usa la inteligencia artificial para mejorar la experiencia de visualización de los aficionados, ya que ofrece información casi en tiempo real y visualizaciones superpuestas durante los eventos deportivos. 3DAT, que aprovecha la infraestructura de la nube de Alibaba, junto con los servicios de transmisión de las Olimpiadas Olympic Broadcast Services (OBS), utiliza cuatro cámaras altamente móviles para capturar la forma y el movimiento de los atletas. El sistema desarrollado por la empresa estadounidense transforma esos datos en visualizaciones de superposición de difusión para mostrar información de los velocistas durante las repeticiones de los 100 metros lisos y otras pruebas de velocidad.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram