Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Uno de los anuncios más populares de la pasada semana fue la llegada de Apple Card, la tarjeta de crédito de la compañía de Cupertino con la que complementa su plataforma de pagos y que promete una experiencia de usuario única. Esto es todo lo que tienes que saber sobre su funcionamiento y cómo te ayudará a monitorizar y gestionar tus finanzas.

Apple Card podrá utilizarse en cualquier comercio online y offline

Apple Card funcionará como una tarjeta física y virtual, ya que estará vinculada a la app de Wallet en sistemas operativos iOS. Una vez que los usuarios hayan vinculado Wallet con Apple Card, podrán tener acceso en tiempo real al balance de sus operaciones, sus transacciones recientes que se encontrarán organizadas por color de acuerdo al tipo de transacción que sea (viajes, comidas y bebidas, servicios, entre otros).

Imagen: TechCrunch

Además, Apple Card mostrará dónde se realizaron las compras, ya que puede utilizarse en cualquier establecimiento que acepte MasterCard. Su diseño facilita ver los cargos por intereses, gastos y devoluciones, además de incluir gráficos similares a los que puedes encontrar en Apple Watch, pero en lugar de medir tu actividad física se mostrarán para que puedas alcanzar metas financieras que te hayas fijado previamente y eliminar gastos superfluos.

En 2020 habrá 450 millones de usuarios de wallets de pago en el mundo… y el 50% usarán Apple Pay

Uno de los principales atractivos de Apple Card es que te ofrece un 1% de reembolso en efectivo al utilizar su tarjeta física, mientras la tarjeta virtual te dará el 2% de reembolso en efectivo y un 3% de devolución en compras directas en Apple. Las devoluciones en efectivo se añadirán diariamente a tu saldo de Apple Cash o a la tarjeta de forma mensual como saldo de crédito si no tienes o quieres una cuenta de Apple Cash.

El gran sistema de seguridad de Apple Card

Pero más allá de sus conceptos básicos, hay otros datos interesantes sobre Apple Card. Para comenzar la tarjeta física está hecha a base de titanio con el fin de hacerla más segura, y por extraño que parezca no tendrá número de cuenta, códigos de seguridad, fecha de vencimiento o espacio para la firma. Apple generará un número y código en la tarjeta virtual cuando quieras realizar pagos online con Apple Card, y estos números no serán permanentes ya que se podrá pulsar un botón para generarlos nuevamente.

Para realizar cada compra, Apple Card requerirá un código de confirmación que se mostrará por medio de identificación biométrica, utilizando Face ID o Touch ID. Uno de los contras es que la tarjeta física de Apple no es apta para pagos contactless, así que para este tipo de transacciones deberás utilizar Apple Pay en su lugar.

Si el sistema de seguridad de Apple Card ya te parece suficientemente atractivo, hay algo mejor: Apple asegura que no cobrará tasas o tarifas de uso, ni penalizaciones por pagos tardíos. Continuarás pagando la tasa de interés acordada sobre el saldo pendiente, pero, además de que será “muy baja” de acuerdo a lo que ha explicado la compañía, no se incrementará.

Por ahora Apple Card únicamente estará disponible en Estados Unidos, pero la buena noticia es que el gigante de la manzana ha prometido que pronto podría llegar a más países, por lo que pronto podríamos darle una oportunidad.

Imagen: Macworld

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram