Facebooktwitterlinkedin

Después de muchas semanas de tensión y amenazas, finalmente Rusia abrió fuego en territorio ucraniano iniciando una guerra abierta. Además de las graves consecuencias para la población, esta acción militar conlleva un impacto muy negativo en la economía europea en general y también en el sector del eCommerce. Por eso, hemos hablado con varios especialistas en materia logística que nos contaron cuál es la situación actual y qué medidas tomarán a futuro, dependiendo de cómo se desarrollen los hechos.

El origen del conflicto

Las malas relaciones entre Ucrania y Rusia se vienen arrastrando desde 2013, cuando el entonces presidente ucraniano y pro ruso, Víctor Yanukovich, alentó una división interna entre quienes apoyaban al país vecino y quienes estaban en contra de la fuerte influencia rusa en el país. Desde ese momento, se sucedieron varias protestas que fueron cada vez más violentas y terminaron con la anexión de Crimea por parte de Rusia y la ocupación del territorio de Donbass.

A lo largo de los años, el conflicto siempre se mantuvo latente. Hace unos meses, el presidente de Rusia reavivó las enemistades, alegando que Ucrania estaba reprimiendo al pueblo ruso que reside en Ucrania y que si esa situación no cambiaba, iniciaría acciones militares. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, negó las acusaciones. Finalmente, el jueves 24 de febrero Putin lanzó los primeros ataques.

La versión oficial: «Proteger a las personas de los abusos y del genocidio que son objeto por parte del Gobierno ucraniano desde hace ocho años«. La lectura que se puede hacer entre líneas: Rusia fue perdiendo peso en el territorio ucraniano, que inició contactos con la OTAN para ver la posibilidad de unirse al grupo militar en futuro próximo.

Los sectores textil, viajes y alimentación, los más afectados

Las consecuencias directas del conflicto se traducen en el encarecimiento de gas y petróleo, lo que puede afectar al abastecimiento de productos y acentuar el nivel de inflación en toda Europa. Además, las posibles restricciones e interrupciones en las vías de comunicación perjudicarían aún más la crisis del sector del transporte de mercancías y las tensiones de la cadena logística, tras un año de múltiples incidencias en este campo.

En el ámbito local, en España hay cerca de 10.000 empresas muy preocupadas por el conflicto que acaba de estallar. Se trata de las compañías que se dedican a la importación o exportación de productos con Rusia. En total, son 2.388 millones de euros en riesgo para las exportaciones españolas, de las que más de 127,74 millones corresponden a artículos de prendas de vestir y de punto.

Por otro lado, el sector de los bienes de equipo, las bebidas y el tabaco, representan el 12% de las exportaciones de España a Rusia. Nuestras importaciones de cereales también dependen en gran medida de Ucrania: prácticamente la mitad del maíz que consumimos se importa de este país.

En cuanto al sector viajes, el aumento del precio de los combustibles también implicará una subida del costo de los billetes de avión. Esto sin mencionar la cancelación de vuelos desde y hacia las zonas afectadas por el conflicto.

Además, Ucrania cuenta con una extensa red de gasoductos subterráneos, -la mayor infraestructura de tránsito de gas del mundo- a través de los cuales provee gas a varios países europeos. Gran parte de ese gas proviene de Rusia, quien paralelamente construyó dos vías alternativas que evitan el paso por el país vecino. El conflicto bélico podría traducirse en restricciones y encarecimiento de gas para Europa, afectando las cadenas de producción y transporte del eCommerce.

Las empresas españolas, afectadas por la crisis: Inditex, Mango y Tendam cerraron sus locales en Ucrania

Los primeros momentos del ataque de Rusia han provocado ya la reacción de algunas de las empresas españolas presentes en Ucrania, entre las que se encuentran algunas de nuestras grandes cadenas de moda. Así Inditex decidió cerrar las 82 tiendas que tiene en Ucrania y teme por el futuro de otros 527 locales físicos que tiene en Rusia. «Inditex está siguiendo muy de cerca la situación. La seguridad de los integrantes de nuestra plantilla y de sus familias es nuestra prioridad, y vamos a ir tomando las decisiones adecuadas a los acontecimientos», explicó la compañía en un comunicado

Otra de las multinacionales de moda española, Mango, opera en Rusia y Ucrania a través de un modelo combinado de tiendas propias y operadas bajo la modalidad de franquicias. En total, tiene 142 puntos de venta (14 en Ucrania y 128 en Rusia) que podrían verse afectados.

El Grupo Tendam (antiguo grupo Cortefiel) es otro de los grandes afectados, ya que venía ampliando su red en Ucrania, donde cuenta con 20 establecimientos (8 de su cadena de moda joven Springfield y 12 de Women’secret). En Rusia tiene 56 canales de venta, 4 por franquicia y 52 propios.

En cuanto a los canales de venta online, las webs continúan en funcionamiento, aunque también se verán muy perjudicadas a causa de las limitaciones en la logística de envíos -que retrasará y/o interrumpirá- y a la disminución de la demanda por parte de la población afectada por la guerra.

Tienda online de Zara en Ucrania

Glovo brindará apoyo a sus trabajadores

Oscar Pierre, co-fundador y CEO de Glovo, envío un mail a sus trabajadores y luego lo compartió a través de las redes para hacer públicas las acciones de la empresa: dar ayudas de desplazamiento a los trabajadores de Glovo para salir de Ucrania, ofrecer capacitación en materia de seguridad, adelantar sueldos y proveer alojamiento a quienes puedan trasladarse a los países limítrofes.

Así lo anunció en LinkedIn: «Lanzamos Glovo en Ucrania en 2018. Es un mercado en el que siempre nos hemos sentido muy bienvenidos. Hemos construido un equipo fantástico allí con una gran ética humana y siempre ansiosos por generar un impacto positivo. Apoyar a nuestro equipo, mensajeros y socios en Ucrania en estos días es nuestra primera prioridad. Compartimos nuestro plan con el equipo a través del siguiente correo electrónico».

Shell y Total cortan relaciones y el Canal de Suez sube impuestos al gas

La petrolera angloholandesa Shell, rompió su alianza con la estatal rusa Gazprom. «No podemos quedarnos al margen y no lo haremos», aseguró Ben van Beurden, el consejero delegado de la multinacional, que cuenta con casi 2.700 millones de euros en activos en Rusia.

Por su parte, la empresa de energía de origen francés, TotalEnergies anunció que no pondrá dinero adicional en nuevos proyectos rusos, y el Canal de Suez decidió aumentar los impuestos un 7% la los barcos que transportan gas licuado de petróleo (GLP), y un 10% a los que llevan gas natural. Además, incrementó en un 5% las tasas que pagarán los petroleros y los barcos que trasladan productos petroleros.

Si bien la empresa no vinculó estos aumentos a la guerra, la decisión empeora aun más la situación energética en materia de precios y abastecimiento a nivel mundial.

UPS, DHL y Maersk interrumpen sus servicios: impacto en la logística

Al ser consultados por Marketing4ecommerce, desde la empresa de uno de los gigantes de la logística a nivel mundial como UPS, explicaron que «Si bien siempre hemos ofrecido un servicio continuo, nuestra prioridad es la seguridad. Por eso, hemos suspendido el servicio desde y hacia Ucrania hasta nuevo aviso».

Por su parte la compañía de logística global DHL, nos respondió que «Actualmente, nuestra mayor preocupación es la seguridad de nuestros empleados en Ucrania, y por ello hemos aconsejado a todos nuestros empleados que permanezcan en casa con sus familias. Las oficinas y operaciones han sido cerradas hasta nuevo aviso.

Debido al cierre del espacio aéreo ucraniano, nuestras operaciones de vuelo hacia y desde Ucrania han sido suspendidas y todos los vuelos que normalmente pasan por el espacio aéreo ucraniano han sido desviados. Por lo tanto, hemos suspendido temporalmente la aceptación de envíos de DHL hacia y desde Ucrania.

Con respecto a los clientes de Alemania, continuaremos enviando cartas y paquetes a Ucrania mientras sea posible. No obstante, rogamos que comprenda que la situación puede cambiar en cualquier momento, incluso con poca antelación. Estamos en contacto estrecho con nuestros clientes y socios comerciales para mantenerles informados sobre la dinámica de los acontecimientos».

Finalmente, el conglomerado logístico internacional, Maersk, responsable de casi el 20% del transporte mundial de mercancías por mar, anunció que no va a realizar escalas en ningún puerto de Ucrania, ni aceptará nuevos pedidos desde y hacia ese país hasta nuevo aviso.

Por otro lado, la multinacional decidió condenar el accionar ruso suspendiendo también todos los envíos desde y hacia ese país, a excepción de alimentos, suministros médicos y humanitarios. En ese sentido, las más de 15 mil empresas españolas que comercian con Rusia se verán afectadas en mayor o menor medida, especialmente las de los sectores energético, alimentación, tecnología y automoción.

La opinión de los expertos en logística

Desde Marketing4ecommerce hemos enviado una serie de preguntas a distintos portavoces de empresas relacionadas con la logística eCommerce y estas fueron sus reflexiones sobre el conflicto:

Carlos Zubialde, consultor especializado en logística 4.0 y de transporte B2B/B2C/eCommerce, creador de informacionlogistica.com, opina que «A nivel de cadenas de suministro, Ucrania no esta geográficamente es una posición ‘crítica’, es decir, las cadenas de suministro no se paran por la situación actual. Lo que si tiene un impacto muy directo es sobre los costes, la subida de todas las materias primas impacta de forma directa en todas las modalidades de transporte. Esta subida de costes se reflejará directamente en el coste de combustible por ejemplo, lo que hará que los precios del transporte continúen en subida, o por lo menos que las empresas de transporte intenten repercutir a sus clientes este incremento de precios.

Las subidas de precios pueden ser importantes en clientes que tengas cláusula de revisión de combustible en sus contratos, ya que estos se referencian siempre a los datos del ministerio de fomento. Con respecto al eCommerce, actualmente las líneas de servicio con ucrania están completamente suspendidas, las compañías tienen serias dificultades para volar, además que como es previsible, la demanda estará congelada por la situación. En el caso de Rusia, por el momento parece que todo sigue un curso relativamente normal, el servicio podría detenerse solo si existen sanciones o prohibiciones de vuelos con origen/destino Rusia, cosa que por el momento no esta según parece encima de la mesa».

Por su parte, Noelia Lázaro, marketing manager de Packlink nos explica que «desde hoy mismo ya vemos transportistas parando envíos a Ucrania/Rusia; por tanto, es un impacto muy grande para el sector. En cuanto a la cadena de suministro, creemos que al igual que en otras ocasiones en las que se han producido problemas por catástrofes atmosféricas, por ejemplo, la cadena de suministro se verá parada por falta de abastecimiento de materias primas y de stock de materiales, y esto repercutirá en el comercio, tanto en el electrónico como en el convencional.

Los precios de la energía en general están subiendo debido a la dependencia de Europa de la energía rusa (principalmente gas) y, como resultado, los precios de los combustibles están subiendo, lo que se traduce en mayores costes para los transportistas. A día de hoy no es rentable para muchos transportistas prestar sus servicios, por tanto, se pondrán mantener los transportistas con mayor volumen.

Es un poco pronto para decir cómo afectará esto al aumento de precios en general, pero diría que habrá un impacto directo en el IPC de los mercados globales«.

Por su parte el presidente de UNO Logística  (la Organización Empresarial de Logística y Transporte de  España), Francisco  Aranda ha explicado que “ambos países en conflicto son abastecedores relevantes de metales que  intervienen en la fabricación de automóviles, dispositivos tecnológicos y electrodomésticos”

Desde UNO alertan de que la dimensión del problema de aprovisionamiento se determinará en  función de la duración e intensidad de la guerra. “Esta circunstancia, así como la tensión en la  cadena de suministro que llevamos padeciendo desde hace dos años, está provocando la  transformación hacia una cadena de suministro más corta, más próxima al cliente final y que no  esté basada básicamente en costes, sino en eficiencia y garantía de aprovisionamiento ante  situaciones imprevistas”, destaca Aranda.  “La interrupción de un sólo eslabón de la cadena de suministro puede provocar el parón  completo de la producción; por lo tanto, podemos afirmar que la logística ha pasado a ser un  elemento estratégico de las empresas”, ha concluido Aranda.  

Rusia no participará del próximo Mobile World Congress de Barcelona

Además de las consecuencias económicas, el conflicto también se traduce en distintas medidas de apoyo y/o rechazo tanto hacia Rusia, como hacia Ucrania por distintos países e instituciones a nivel global.

Un ejemplo de ello, fue la cancelación del pabellón que Rusia iba a ocupar en el próximo Mobile World Congress, que tendrá lugar en Barcelona del 28 de febrero al 3 de marzo de 2022. La decisión fue publicada en la web oficial, donde se explica que la GSMA, empresa organizadora del congreso, condena la invasión y entiende que varios gobiernos tomarán más sanciones y medidas de repudio contra el kremlin. «El MWC es un evento unificador con la visión de reunir al ecosistema móvil«, reza el comunicado, e intenta llevar tranquilidad a los asistentes aclarando que «la seguridad del evento se revisa y ajusta constantemente a medida que surge nueva información».

Este artículo aún continua en desarrollo. Iremos ampliando la información cuando surjan nuevas medidas en el mundo del marketing y del eCommerce español, europeo y mundial.

Foto: Depostphotos.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram