Copiar enlace

Emprender un camino poco explorado puede ser la clave del éxito. Este es precisamente el caso de Yo Pongo el Hielo, un eCommerce malagueño de venta de licores y bebidas espirituosas online que ha emergido hace casi una década como una de las principales tiendas digitales de su tipo en Europa.

La compañía se destaca por ofrecer atención personalizada al cliente y una amplia variedad de productos, locales e importados. Su enfoque en la calidad, la innovación y la satisfacción del cliente ha contribuido a su éxito continuo en el mercado de bebidas espirituosas en línea. La empresa fue una de las 3 finalistas de la categoría «Mejor Smart eCommerce» en los Ecommerce Awards 2023.

Cómo nació Yo Pongo el Hielo

La historia de Yo Pongo el Hielo se remonta a 9 años atrás, cuando 4 amigos, Pablo Rodríguez, Raúl Mena, Freddy Salazar y Yago González, exintegrantes de Tiendanimal, decidieron embarcarse en un proyecto propio. La semilla de esta idea se plantó durante un momento de ocio. Querían montar algo relacionado con el eCommerce, pero que no requiriera demasiado estudio de mercado, ni mucha segmentación. «Desde el principio decidimos ir a volumen y apostar por el mercado de masas», explicaba Yago González, responsable de marketing y comunicación, en una entrevista al medio Emprendedores, en 2020.

Así nació la empresa en mayo de 2014 con una inversión inicial de 13.000 euros. Los 4 socios originales pusieron en marcha su visión de explorar el campo poco desarrollado de la venta de bebidas a través de Internet, poniendo el foco en la premisa «Beber mejor y más barato». El 23 de mayo pusieron en funcionamiento la tienda online y 15 días después recibieron su primer pedido. El 2014 año lo cerraron con una facturación total de 15.000 euros. Tres años después facturaron 350.000; un año más tarde, 700.000: en 2019, 5 millones; y para 2020, 10 millones. Un crecimiento exponencial.

Lo que comenzó como una tienda online local ha atraído a clientes de todo el mundo, con un 20% de las compras realizadas fuera de España, contribuyendo al 25% de la facturación anual total. Países como Reino Unido, Francia, Portugal, Malta y Polonia se han convertido en destinos habituales para las entregas de Yo Pongo el Hielo.

Una alianza estratégica

En el mercado español, la empresa ha construido una sólida base de más de 12.000 clientes, destacando ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, además de su Málaga natal. Uno de los elementos destacados por Yago González es la importancia del trato con el cliente. La empresa se esfuerza por demostrar su seriedad y ofrece asistencia personalizada tanto telefónica como a través de redes sociales.

Sin embargo, la clave de su expansión fue la entrada al mercado mayorista de distribución aliándose con actores estratégicos. Esto dio origen al grupo YPH, del que Yo pongo el Hielo cuenta con 40% del capital. Gracias a este paso, gran parte de la facturación anual proviene de la distribución, a mayores del canal online.

Además, el eCommerce ha apostado desde el principio por ofrecer productos locales y regionales difíciles de encontrar en supermercados convencionales y con precios competitivos. Con un catálogo que cuenta con más de 3.000 referencias, -«si no tenemos el producto que necesitas, te lo buscamos», aseguran-, la empresa destaca por la variedad, que va más allá de las marcas populares de ron, whisky y ginebra. También se enorgullece de ofrecer licores poco habituales y exclusivos, como un escocés de 1.200 euros por botella, o una ginebra que cambia de color al servirse.

Ofrece envíos a todo España en 24/48 horas y sin coste para pedidos superiores a los 150 €. Además, puedes elegir dónde recibes la entrega, en tu negocio, en tu casa, o recogerlo en la red de agencias de Tipsa y ASM / GLS. Su web es muy intuitiva, cuenta con un buscador superavanzado y muestra fichas de producto completas.

Captura de pantalla de la tienda online de Yo pongo el hielo.

Las claves: automatización, análisis, diversificación

La digitalización de este proyecto ha sido un viaje estratégico que abarca la automatización de procesos, el análisis de datos, la formación de equipos multidisciplinarios y la adopción de canales digitales diversos. Esta adaptabilidad y enfoque en la eficiencia han sido elementos clave para el éxito continuo del proyecto en un entorno de marketing digital en constante evolución.

Se inició con la automatización de la creación de contenidos, un paso crucial para superar las limitaciones presupuestarias en la contratación de redactores. Mediante el desarrollo de un sistema automatizado, se logró generar descripciones de productos de manera coherente, liberando recursos para otras áreas del proyecto. También se implementó el uso de variables y categorizaciones para la creación automática de descripciones de productos. Cada producto fue catalogado según variables como país, grado alcohólico, precio y número de ventas.

La diversificación de los canales de captación, desde Google Ads hasta un programa propio de afiliación, refleja la adaptación a las demandas del entorno digital. Además, la gestión eficiente, como externalizar la administración del programa de afiliados, muestra una respuesta ágil a las oportunidades digitales y la simplificación de procesos para un mejor rendimiento en línea.

Foto: Yo Pongo el Hielo.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!