Así es Swipcar, la startup barcelonesa adquirida por la británica Cazoo por 30M€

Cazoo ha comprado Swipcar, con lo que planea consolidar su modelo de compra y venta de coches a los países del sur de Europa.
Cazoo compra Swipcar por 30 millones de euros
22 de noviembre, de 2021
Copiar enlace

El sector de la movilidad ha evolucionado de acuerdo a las nuevas exigencias de los consumidores y los desafíos de los mercados actuales. De esta manera, estamos ahora en un sector donde la renta o suscripción de coches comienza a verse como una alternativa real a la propiedad, es decir, a la compra de un coche propio. 

Dentro de este panorama, Julio Ribes, Pablo Pascual y Blas Gil fundaron en 2018 Swipcar, una startup con sede en Barcelona especializada en el alquiler de coches, que ha sido comprada recientemente por Cazoo, una compañía de movilidad inglesa que también se maneja en el mundo del alquiler de coches, al igual que en la compra y venta de estos de manera digital.

La compra efectuada por la compañía inglesa rondó los 30 millones de euros, en una combinación de efectivo y acciones de la empresa. De la misma forma, según declaraciones de los participantes, Ribes, Pascual y Gil mantendrán sus puestos en Swipcar para continuar su crecimiento, ahora bajo el manto de Alex Chesterman, fundador de Cazoo.

Cazoo busca fortalecer su modelo de negocio

La compañía británica cuenta con un modelo de negocio en el que los usuarios pueden comprar, vender, financiar o incluso suscribirse a un coche, con un lapso de entrega estimado de 72 horas. Todo desde su plataforma y en un entorno completamente digital. Lo cual le ha servido para levantar alrededor de 1.240 millones de euros. La empresa tiene como mercado principal el Reino Unido, donde en dos años ha logrado vender aproximadamente 40.000 vehículos, a lo que suma una fuerte presencia en los mercados de Alemania y Francia. 

De esta manera, la compra de Swipcar supone una acción estratégica, ya que permite a la empresa ingresar con cierta estabilidad en los mercados de España, Italia y Portugal. En estos la empresa barcelonesa cuenta con una presencia sólida. Tan solo en España, Swipcar cuenta con un estimado de 300.000 usuarios de su servicio de alquiler de coches. Como lo expone Chesterman: «Este acuerdo nos permitirá acelerar nuestros planes de lanzamiento en España e Italia, ofreciendo a los consumidores la opción de comprar, vender, financiar o suscribirse a un vehículo».

Tal y como explican en su web, el proceso de alquiler de un coche es bastante sencillo. El cliente elige el plan que más le conviene según sus necesidades, el uso principal que le va a dar a su vehículo y la cuota mensual que quiera pagar. Finalmente hay que elegir el vehículo deseado, el kilometraje que se estima realizar a lo largo del año y el tiempo por el que se desea utilizar el coche (generalmente, entre 3 y 4 años).

A través de un software Swipcar comprueba que el usuario sea económicamente viable para optar a un vehículo de renting. Este proceso es muy rápido, se realiza mediante la ayuda de un operador especializado que en todo momento guía al usuario y le explica todos los pasos que debe hacer. El vehículo se entrega siempre en el concesionario oficial concertado con la empresa de renting más cercano posible a la residencia del cliente. En el caso de los coches seminuevos, la entrega se realiza en Barcelona y Madrid aunque Swipcar facilita el transporte hasta los puntos de entrega correspondientes.

Una historia de crecimiento similar

Tanto Cazoo como Swipcar son jugadores relativamente nuevos dentro del mercado de la movilidad. Sin embargo, la empresa inglesa ha sabido labrarse un nombre dentro del sector, hasta convertirse en uno de los agentes más importantes en el panorama de la movilidad europeo. Por su parte, Swipcar aunque con un impacto más modesto también ha logrado posicionarse dentro del panorama europeo en el ámbito del renting de vehículos. Esta similitud se plantea como una buena base para la integración de ambas empresas y el impulso mutuo de sus negocios, como explica Ribes.

«Cazoo tiene una visión y estrategia que está totalmente alineada con la nuestra y estamos encantados de unir fuerzas y acelerar el lanzamiento de Cazoo y la transformación digital de la compraventa y suscripción de vehículos en España y Europa».

En 2020, estando en pandemia, presentó una facturación de tres millones de euros. De igual manera, el crecimiento de Swipcar se ha mantenido de manera progresiva, con un estimado de 500 suscriptores mensuales al servicio, con una previsión de alcanzar los 6.000 para el cierre de este año.

 

Otros artículos de

Publicado por

Redactor de Marketing4eCommerce
Ávido lector y curioso por la vida. Siempre ansioso por aprender y seguir creciendo.

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp

¡Todo lo que necesitas saber!

Apúntate a nuestra newsletter y recibe gratis en tu correo nuestros mejores artículos sobre eCommerce y marketing digital.