Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Seguramente hayas oído hablar de Fluent Design, porque su nombre apareció por primera vez en la pasada conferencia de Microsoft Build 2017. En ella se comentaron novedades sobre Windows 10 y el nuevo lenguaje de diseño creado para él. Este proyecto, que irá cambiando lentamente la apariencia de todas las aplicaciones de Windows, había surgido inicialmente como Project Neon, pero ahora se conoce oficialmente como Fluent Design. Veamos de qué se trata.

Qué es Fluent Design

Microsoft ha decidido prestar la importancia que se merece a la creatividad y al diseño, y es así como surge Fluent Design, que supondrá un cambio en la filosofía de diseño de la compañía, ya que se basa en la cohesión y en una limpieza estética total. El aspecto del escritorio será limpio y ordenado, y con ausencia total de iconos (que aparecerán, a un sólo color, en la barra de tareas inferior).

Fluent Design 2

Click To Tweet

Fluent Design recuerda a aspectos que hemos visto anteriormente en el Material Design de Google: sensación de profundidad, movimiento fluído (quizás de ahí el nombre?), y estética agradable a la vista. Se basa en 5 componentes importantes que resaltamos a continuación:

  • Luz: La luz controla cómo interactúa la interfaz de usuario con la iluminación, y cómo ayuda al usuario a evitar distracciones.
  • Profundidad: Pone de relieve la relación entre objetos y elementos, jugando con distintas capas.
  • Movimiento: El movimiento puede utilizarse para mostrar la conexión, relación y contexto entre elementos y objetos.
  • Material: Permite controlar la textura y el cambio de un elemento mientras interactúa con él.
  • Escala: La escala permite que los elementos y objetos vayan más allá de dos dimensiones y se adapten según el tamaño de una pantalla. 

Microsoft ha lanzado un vídeo en el que resalta todos estos componentes, y que extraemos de Fossbytes.com:

El nuevo lenguaje de diseño no llegará de forma drástica, sino que se llevará a cabo en los próximos meses. La actualización de Windows 10 bajo estos parámetros está prevista para septiembre, al igual que en las páginas web. Pero aparte de las aplicaciones de Windows, iOS y Android, el “diseño fluido” también regirá la apariencia de aplicaciones compatibles con dispositivos como HoloLens.

Seguramente vayamos conociendo más datos sobre el Fluent Design, pero lo que nos queda clara es la intención de Microsoft, que buscaría con estas transformaciones que el usuario aproveche mejor su sistema y las aplicaciones.

Qué es el Material Design: Guía de supervivencia para el nuevo estilo de diseño

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram