Copiar enlace

El sector retail se encuentra en una encrucijada constante entre satisfacer las demandas del consumidor y gestionar de manera responsable los recursos. Hoy en día el tema de la sostenibilidad se ha vuelto de gran importancia en la sociedad y por supuesto que el sector retail surge como un actor fundamental en la reducción de la huella de carbono. La adopción de prácticas responsables y la implementación de estrategias efectivas no solo benefician al planeta, sino que también impulsan la competitividad y mejoran la imagen de marca de las empresas.

La reducción de la huella de carbono no es solo una responsabilidad ética, sino también una oportunidad para innovar y liderar el cambio hacia modelos de negocio más sostenibles. La eficiente gestión del stock se presenta como una herramienta clave para minimizar los excesos y déficits en inventario, reduciendo así el desperdicio de recursos.

La prevención de la sobreproducción no solo disminuye los costes operativos, sino que también limita el excedente de productos que podrían terminar en vertederos, contribuyendo al problema global de residuos. La optimización de la cadena de suministro se erige como una de las áreas clave donde los retailers pueden impactar. La reducción de emisiones implica no sólo la eficiencia energética en almacenes y puntos de venta, sino también la elección consciente de proveedores comprometidos con la sostenibilidad en todas las etapas de producción y distribución.

Sin embargo, dar un paso más hacia la sostenibilidad y reducción de la huella de carbono requiere contar con un potente Sistema de Gestión de Órdenes (OMS).

Qué es y para qué me sirve un OMS

En términos simples, el control efectivo del inventario, que es la cantidad de productos que una empresa tiene en existencia, es muy importante en la cadena de suministro de productos. Esto puede ayudar a reducir la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero y a hacer que las operaciones sean más sostenibles desde el punto de vista logístico. Un OMS es una herramienta clave que puede mejorar la sostenibilidad en el sector minorista de la siguiente manera:

  • Optimización de inventario: un OMS ayuda a tener un mejor control y visibilidad de los productos en todas partes, como almacenes y tiendas. Esto significa que se pueden evitar tener demasiados productos en stock, lo cual es bueno porque reduce el desperdicio asociado con tener demasiados productos que no se venden.
  • Rutas de envío más eficientes: Al conocer la ubicación de los productos en diferentes lugares, el OMS puede elegir la manera más corta y eficiente de enviar productos a los clientes. Esto reduce las emisiones de carbono al minimizar las distancias que los productos deben recorrer durante el transporte.
  • Cumplimiento desde ubicaciones cercanas: Los minoristas pueden usar el OMS para cumplir con los pedidos en línea desde tiendas cercanas a los clientes en lugar de depender solo de almacenes centrales. Esto reduce las emisiones relacionadas con el transporte a larga distancia y, al usar un servicio de reserva online, el cliente puede recoger el producto en las tiendas físicas, evitando envíos innecesarios y posteriores devoluciones. 
  • Gestión de devoluciones eficiente: El OMS facilita la gestión de devoluciones al reintroducir rápidamente los productos devueltos en el inventario disponible, lo que minimiza el desperdicio y la necesidad de nuevos inventarios.
  • Datos para decisiones sostenibles: El OMS recopila datos importantes sobre la demanda, el movimiento de inventario y los patrones de compra. Estos datos ayudan a tomar decisiones más informadas sobre la gestión de inventario, la planificación de la cadena de suministro y la reducción de residuos.

Tal y como apunta Mar Villanueva, Chief Business Officer de SoCloz, un OMS bien implementado y optimizado no sólo mejora la eficiencia en el sector minorista, sino que también contribuye significativamente a la sostenibilidad al reducir las emisiones de carbono, minimizar el desperdicio de recursos y optimizar el uso de inventario existente. Hoy en día existen herramientas como Socloz, con la capacidad de proporcionar una visión integral del inventario en tiempo real en diversas ubicaciones, reduciendo inventarios excesivos y mitigando el riesgo de desperdicio. Socloz ayuda a mejorar la eficiencia logística al seleccionar rutas de envío más cortas, cumplir con pedidos desde ubicaciones cercanas y simplificar la gestión de devoluciones, contribuyendo así a la sostenibilidad y eficacia operativa de nuestra cadena de suministro. Además, su enfoque en la recopilación de datos para decisiones informadas es fundamental para las estrategias de gestión de inventario y planificación de la cadena de suministro.

Foto: Canva

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!