Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

En plena era digital, el aplauso de aquellos que celebran los avances tecnológicos contrasta con la preocupación de otros sobre el intercambio de datos y la (parece que cada vez más evidente) pérdida de privacidad que a veces estos conllevan. Quizás por ello un buscador de Internet ha apostado por ello desde el principio: por la privacidad, principal valor diferencial con respecto al gran competidor, Google.

Hablamos de Duckduckgo, una herramienta open source que acaba de alcanzar un nuevo y significativo hito: los 30 millones de búsquedas diarias, el doble que el año pasado. Eso sí, todavía está muy lejos de los 3.000 millones de búsquedas diarias de Google.

Duckduckgo, el buscador que no te rastrea

Ya lo dijo su fundador, Gabriel Weinberg: “Protegemos su historial de búsqueda, incluso de nosotros”. Y es que desde su lanzamiento en 2008, Duckduckgo no utiliza cookies para seguir a sus usuarios y no recopila ningún tipo de información de quién lo usa. Dicho de otro modo, no rastrea a sus usuarios, y esto, entre otras cosas, lo diferencia del principal motor de búsquedas, Google. 

Duckduckgo-3

Veamos un caso práctico: Si hacemos una búsqueda en Google y clicamos en uno de sus enlaces, los términos de búsqueda se envían al sitio que se está visitando en el encabezado de referencia http. Al visitar ese sitio, nuestro ordenador automáticamente comparte información, como la dirección IP, y esta información puede ser utilizada para identificarnos.

En el caso de Duckduckgo, al hacer click en un enlace, se redirige esa solicitud para evitar que se envíen nuestros términos de búsqueda a otros sitios. Los sitios en cuestión saben que los visitamos, pero no a través de qué búsqueda, ni pueden utilizar información personal para identificarnos. Además, el buscador ofrece una versión encriptada que cambia automáticamente los enlaces de una serie de sitios principales para señalar las versiones encriptadas, incluyendo Wikipedia, Facebook o Amazon.

Otros buscadores y sitios web recopilan información sobre nosotros para venderla a distintos anunciantes, pero en el caso de Duckduckgo se utiliza otro enfoque que tiene mucho que ver con las palabras clave. Tal y como explicaba su fundador: “Si escribimos en el buscador “coche”, nos saldrán resultados de anuncios sobre coches, pero el buscador no necesita datos sobre nosotros o nuestro historial de búsquedas para mostrar un anuncio”.

Desde la compañía afirman que el buscador no necesita “una gran cantidad de anuncios” para ganar dinero; las palabras clave son todo lo que necesita. Evidentemente, el hecho de que no use cookies tiene una derivada negativa: la personalización de las búsquedas se pierde, al igual que la de la publicidad que se muestra. Así, dos personas que hagan la misma búsqueda obtendrán los mismos resultados, sea cual sea el uso que hayan hecho previamente de la herramienta.

Duckduckgo-2

¿Conseguirá Duckduckgo con el tiempo ganar terreno a Google?

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram