Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Ningún mercado es inexplorado por el gigante del eCommerce y la publicidad en vídeo no es la excepción ahora que Amazon quiere desafiar a YouTube apostando por un programa publicitario para Amazon Prime Video.

Amazon quiere desafiar a YouTube incluyendo publicidad en su contenido de vídeo

En la actualidad, YouTube mantiene un ritmo de más de mil millones de visitas cada día y la publicidad se ha convertido en una suculenta fuente de recursos para la red social de Google. Los formatos que más utilizan los publicistas en YouTube son el pre-roll, el mid -roll o el post-roll, que se muestran antes, durante o después de cada contenido de vídeo respectivamente, y que le han valido el ingreso de miles de marcas a sus filas.

Y éste es precisamente el modelo publicitario con el cual Amazon quiere desafiar a YouTube y trasladarlo directamente a su plataforma de streaming de vídeo.

De acuerdo a informes de la CNBC, el gigante del retail ya se encuentra en reuniones para ultimar los detalles del lanzamiento de estas nuevas iniciativas para los anunciantes, y Amazon quiere desafiar a YouTube no solo integrando el mismo formato publicitario a su plataforma de vídeo, sino que también señala que será más abierto al proporcionar a los anunciantes más datos sobre lo que los espectadores ven y hacen online.

La razón tras la cual Amazon quiere desafiar a YouTube en el mercado de la publicidad en vídeo es simple; de acuerdo a las estimaciones recabadas por eMaketer el gasto del video advertising este 2017 será de 13,230 millones de dólares (11,165.42 millones de euros), siendo YouTube quien reciba el 21.7% del total, y a pesar de ser el mayor receptor, los anunciantes buscan más plataformas de vídeo streaming para invertir.

eMarketer también señaló que los ingresos de publicidad de Amazon supere los mil millones de dólares (casi 844 mil millones de euros) a finales de 2017, lo que representa el 2% del gasto total en anuncios digitales en Estados Unidos aunque las ofertas de anuncio de vídeo no han sido un foco… hasta ahora.

La carta fuerte de Amazon será la orientación por medio de historiales de búsqueda y compra

Y si bien Amazon cuenta con 310 millones de usuarios activos al mes y palidece en comparación de los 1.500 millones de usuarios activos mensuales de YouTube, una de sus grandes ventajas será compartir los datos de navegación sobre sus usuarios, es decir, lo que les gusta ver en la plataforma y emparejarlos con sus hábitos de compra.

La compañía de Jeff Bezos permite además a cualquier persona subir vídeos por medio de un programa llamado Amazon Video Direct, y además es propietaria de Twitch, otra plataforma de vídeo donde los usuarios transmiten contenido y guardan sesiones para ser vistos bajo demanda.

Pero a pesar de que la oferta de publicidad en vídeo en Amazon sea una buena idea, aún tiene mucho camino por recorrer. Los publicistas aún tienen dudas sobre el ROI que tendrían sus anuncios ya que no hay tanta información al respecto como en YouTube, además de que Amazon no tiene auditorías de terceros para cerciorarse del buen desempeño de los anuncios.

Eso sin contar con que sus usuarios están acostumbrados a acceder a su contenido libre de anuncios, y lo usual en el comportamiento de la empresa de Jeff Bezos es maximizar la experiencia al usuario buscando su lealtad y engagement, así que tendrá que llevar esta propuesta con pies de plomo.

Imagen: The Verge

Shares