Copiar enlace

El gigante global del eCommerce, Amazon, decidió poner pausa a sus planes de abrir tres almacenes en España – La Muela, Siera y Badajoz- y aplazó la puesta en marcha de otros tres -Reus, Celrà y Oriatzun- generando incertidumbre en torno a 4.000 empleos en el país.

La empresa estadounidense también detuvo sus proyectos de centros logísticos en Aragón, Asturias, Extremadura, Cataluña y el País Vasco debido a la desaceleración del consumo y las complicaciones en el sector tecnológico.

Por qué Amazon paralizó su expansión en España

La decisión de la empresa responde a una serie de factores que han impactado negativamente en su estrategia de crecimiento. En primer lugar, la ralentización del consumo en Europa, influenciada por la guerra de Ucrania y la crisis inflacionista, ha llevado a una disminución en la demanda, afectando las proyecciones de crecimiento de la empresa. Esto a pesar de que los resultados financieros del segundo trimestre de 2023 de la empresa registraron ingresos de 134.400 millones de dólares, un aumento del 11% en comparación con el mismo periodo del 2022; algo que superó las expectativas de los inversores.

En segundo lugar, la decisión se da en medio de un recorte global de plantilla, ya que Amazon planea la reducción de 27.000 empleos en todo el mundo, lo que sugiere una revisión más amplia de sus operaciones y eficiencia. Además, la empresa se ha enfrentado a dificultades logísticas y laborales, encontrando obstáculos para alquilar los centros logísticos ya construidos, como en La Muela (Zaragoza). También sufrió una huelga masiva en Sevilla debido a tensiones laborales.

Los tres centros ya construidos y ubicados en La Muela (Zaragoza), Siero (Asturias) y Badajoz, estaban destinados a generar 4.000 empleos: 1.500 empleados previstos en La Muela, 2.000 en Siero y 500 en Badajoz. Sin embargo, según indicaron fuentes de Amazon a Público, estas instalaciones se pondrán en alquiler, y la empresa no tiene una fecha prevista para su apertura. Estas decisiones se suman a la suspensión de la construcción de los centros logísticos en Reus (Tarragona), Celrà (Girona) y Oiartzun (Álava); y a la decisión de cerrar los centros de Paterna (Valencia) y Martorelles (Barcelona), donde ofrecieron a los empleados relocalizarlos en otros centros.

A pesar de estos contratiempos, Amazon mantiene el objetivo de llegar a los 25.000 empleados para 2025. En los últimos dos años, la empresa abrió más de veinte centros en España e invirtió más de 13.000 millones de euros en el país.

Cómo afecta esto a los españoles

Esta medida deja en la incertidumbre la creación de 4.000 empleos que se esperaban con la apertura de los centros en La Muela, Siero y Badajoz. Y si a esto le añadimos los empleos perdidos por el cierre de los otros centros logísticos, el número de desempleados aumenta.

Además del impacto en el empleo, las localidades afectadas podrían enfrentar desafíos económicos adicionales debido a la pérdida de inversiones asociadas con la construcción y operación de estos centros logísticos. Muchas de las ciudades habían invertido tiempo y dinero en la potenciación de estos almacenes para mejorar la economía de su región y la de sus ciudadanos.

Finalmente, estos nuevos puestos de trabajo podrían haber provocado la llegada de nuevos habitantes a estas ubicaciones, generando un impacto positivo para la economía local, tal y como lo explicó el alcalde de La Muela en una entrevista para la Cadena SER.

Imagen: Depositphotos

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!