Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Amazon Europa acaba de lanzar el Programa Paneuropeo de Logística, pensado para que las pequeñas empresas que venden a través de Amazon puedan mejorar sus procesos de envío. Así, las pymes podrán enviar sus productos al centro logístico más cercano del gigante del eCommerce para que, cada vez que alguien los compre, sea la red logística de la propia Amazon la que se encargue de realizar los envíos. Rubén Bastón te explica todos los detalles en este vídeo:



¿Qué se quiere conseguir con esto? Básicamente, dos objetivos: acortar los plazos de entrega y reducir los costes de envío para promover el eCommerce intraeuropeo.

La red logística de Amazon cuenta con una gran reputación entre sus clientes por su rapidez y eficacia, y las pymes españolas podrán beneficiarse de ello: el poder contar con los productos desde el mismo momento de la compra en uno de los almacenes de la compañía (el de San Fernando de Henares, en el caso de España) permitirá que todo el proceso se realice como si el vendedor fuese la propia Amazon. La empresa de Jeff Bezos se encargará además de empaquetarlos y enviarlos en su nombre.

Pero además, esta medida aumentará las posibilidades de venta de las pymes nacionales en todo el territorio europeo, al reducir considerablemente los costes de envío. Piénsalo bien: si un pequeño vendedor español quiere alcanzar con sus productos al mercado (por ejemplo) danés, los gastos de envío que tendría que afrontar (muy probablemente por encima de los 10 euros) reduciría considerablemente la competitividad de sus precios. A partir de ahora, las empresas que utilicen el nuevo servicio de Amazon sólo abonarán la tarifa local (2,98 euros), consiguiendo abrir de golpe las puertas a nada menos que 29 países de todo el continente.

(Más) buenas noticias de Amazon Europa

Lo cierto es que el gigante del comercio electrónico está de celebración. Como para no estarlo. Ya conocemos los resultados de 2015 de Amazon Europa… ¡y qué resultados! Por fin unos positivos entre tantas caídas y pérdidas. Y es que durante el año pasado, la compañía registró una facturación de 18.616 millones de euros, un 20,4% más que el año anterior, ni más ni menos.

Según las cuentas depositadas en la sede de Luxemburgo, los beneficios netos imputables al ejercicio de 2015 suman 481,7 millones de euros, mientras que en 2014 tuvo pérdidas de 45,34 millones. Qué diferencia…

Y para que quede claro, cuando hablamos de Amazon Europa hablamos de las ventas a los 28 mercados de la UE desde los portales de marketplace en Reino Unido, Alemania, Italia, Francia y, cómo no, España. Además, la compañía generó en 2015 10.000 puestos de trabajo (aproximadamente) en Europa, con lo que ya emplea a más de 40.000 personas, donde tiene intención de seguir creciendo ya que ha invertido unos 15.000 millones de euros en los últimos seis años.

Sin duda, unos muy buenos resultados que han cumplido las expectativas de Amazon, al menos, en Europa.

Las continuas (y exitosas) mejoras de Amazon

Pero claro, todo esto (tan positivo) no viene solo. Son unos resultados que Amazon se ha ido ganando poco a poco puesto que siempre ha estado ofreciendo continuas mejoras a su clientes.

Hace poco os contábamos que la compañía había patentado un nuevo sistema para pagar con selfie en lugar de la usual contraseña utilizada por sus usuarios. Sí. Como lo estáis leyendo. Bastaría con una sonrisa o con un guiño para poder realizar el pago desde el smartphone o tablet. De esta forma, el usuario se identifica utilizando el reconocimiento facial, un proceso que funciona en base a una serie de acciones determinadas, gestos y movimientos del usuario. Guiñar el ojo, sonreír o mover la cabeza permite confirmar el pago a través de tu smartphone, tablet o cualquier otro dispositivo. Una maravilla, ¿verdad?

“El proceso identifica al usuario y verifica que el que está solicitando la transacción sea un ser humano. El usuario es identificado usando la información de una imagen que es procesada utilizando un reconocimiento facial”, explicaba la empresa.

Pero ha habido más: otra de las mejoras de la compañía que conocíamos recientemente fue Amazon Prime Video, creado como un servicio independiente para competir con Netflix. Ya en 2005 se anunció la creación de Amazon Prime, que ofrecía enviar las compras realizadas en la plataforma en un corto período de tempo (con algunos envíos gratis). Tiempo después, se expandió la oferta a disfrutar de straming ilimitado de vídeo, música y alguna librería ebook.  Ahora, Amazon ofrece en su sitio web suscripciones mensuales a su servicio Prime, haciendo más amigable este sistema de cobro a usuarios que están más cómodos pagando a corto plazo.

Como ves, Amazon se ha ganado día a día esos buenos resultados que ha conseguido en el año pasado. Así que… ¡Enhorabuena!

Imagen: ShutterStock

Shares