Nadie duda de la gran capacidad de expansión de Amazon, tanto en su inmenso catálogo, como en los diferentes servicios que ofrece a los consumidores. Sin embargo, hay un área donde su crecimiento hacia el dominio completo del eCommerce se ha encontrado con limitaciones, y está relacionada con sus envíos Prime.

Si bien Amazon cuenta con envíos Prime ultrarrápidos en los que sus clientes suscritos pueden obtener sus pedidos tan rápido como en una hora (en el caso de Prime Now) o un día (en el caso de Prime) sin coste extra, los artículos de bajo precio suelen estar excluídos de esta posibilidad, básicamente porque el coste para que Amazon los envíe es mucho más alto que lo que el cliente paga por cada artículo.

Amazon extiende sus envíos Prime rápidos a pedidos de 1 dólar en adelante

Por ejemplo, en el caso español, si un consumidor necesita comprar un solo artículo muy barato en Amazon, como un desodorante, a pesar de ser un miembro Prime tendría que:

  • pagar el envío
  • comprar un paquete de cuatro desodorantes
  • combinar una barra de desodorante con otros productos para alcanzar una compra mínima de 15 euros y cumplir con los requisitos de Amazon Pantry.
  • Alcanzar una compra mínima de 19 euros para beneficiarse de las ventajas de los productos Plus

Sin embargo, durante los últimos tres meses Amazon ha querido eliminar estas barreras en sus envíos Prime en Estados Unidos, específicamente para aquellos productos con costes menores a 5 dólares (4,53 euros), además de suprimir la necesidad de «completar» el pedido con otros artículos para realizar los envíos con productos de bajo precio. Ahora, Amazon va un paso más allá: los clientes de Amazon Prime en EEUU ya pueden comprar hilo dental por 2 dólares o un pincel de maquillaje de 1 dólar y recibirlo en su casa en un día sin coste extra.

Esta medida puede tener un profundo impacto en otros minoristas o cadenas de supermercados o farmacias, que tradicionalmente han sido un imán para compras rápidas de artículos de última hora.

Debido a ello, Amazon podría volver a estar en el centro de la polémica por comportamiento anticompetitivo, y es que admitámoslo, será sumamente difícil que cualquier otro eCommerce pueda entregar productos tan económicos sin coste alguno.

No hay forma de que los costos de envío sean inferiores a 75 centavos de dólar, y no hay forma de que cualquier otra empresa que quiera vender un pincel de maquillaje pueda entregarlo de forma gratuita”, aseguró Sally Hubbard, ex ejecutora antimonopolio del estado de Nueva York, Estados Unidos.

“No es posible y destaca cómo se pueden utilizar las estrategias de fijación de precios para expulsar a los rivales del mercado”, sin embargo, las leyes antimonopolio de EE. UU a menudo ignoran estas conductas anticompetitivas ya que brindan precios más bajos a los consumidores, de acuerdo con la especialista.

Amazon Prime Now llega a España con envíos ultrarrápidos en sólo una hora

Un nuevo golpe para la competencia del gigante del retail

Por supuesto que esto es conveniente para los clientes y marcas que buscan expandir su mercado por medio de Amazon, al mismo tiempo que con sus envíos Prime, Amazon podría convertirse en el eCommerce de referencia para una categoría de artículos que aún no ha penetrado en el mercado online.

Sin embargo, aún no está claro cómo de sostenible será esta nueva política en sus envíos Prime, ya que Amazon es reconocido por la frecuencia con la que solicita a sus proveedores compensar el coste de una estrategia de marketing como esta, realizada para impulsar la compra de productos con poco movimiento en su portal.

Ha sido grandioso para los fabricantes, ya que están experimentando un crecimiento en sus ventas”, aseguró Andrea Leigh, ex ejecutiva de Amazon, “pero quiero advertirles a todos que no se pongan muy cómodos. En seis meses, Amazon podría volver a pedirles dinero, e incluso retener la marca como rehén”.

Bezos quiere monetizar Amazon Go vendiendo su tecnología a terceros vendedores

Y es que, de acuerdo con Leigh, el año pasado el gigante del retail se acercó a algunas marcas solicitando cientos de miles de dólares para compensar las pérdidas al vender algunos de sus productos, y al negarse, “Amazon pausó toda la cuenta, no solo los productos específicos en cuestión”.

Sea como sea, Amazon una vez más demuestra que al realizar cambios que en apariencia son inocuos, como permitir a sus clientes Prime recibir un tubo de pasta de dientes con envío gratis al día siguiente, muestra su poderío, al mismo tiempo que podría desencadenar consecuencias para las marcas que venden en su plataforma como para otros minoristas.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram