Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Si eres padre o tienes sobrinos habrás visto cómo los más pequeños se desenvuelven con la tablet mejor que tú mismo, sobre todo en lo referente a juegos. Mientras el dispositivo está en sus manos no puedes controlar al cien por cien lo que están haciendo. Y a Amazon, esta peripecia de los más pequeños le ha pasado factura.

El gigante del comercio electrónico ha sido condenado por un tribunal de EEUU a indemnizar a los padres afectados de compras in-app que realizaron sus hijos sin su consentimiento. Estos padres veían cómo su crédito se iba reduciendo sin saber por qué, hasta que descubrieron que eran los más pequeños de la casa los que realizaban compras mientras jugaban dentro de una aplicación de Amazon sin que ellos tuvieran constancia. Rubén Bastón te lo cuenta en este vídeo:



Ante este problema, acudieron a la Comisión Federal del Comercio (FTC en sus siglas en inglés) de Estados Unidos, quien demandó a Amazon por haber facturado a sus clientes millones de dólares en compras no deseadas. El principal problema: la falta de filtros antes de la realización de compras in-app en Amazon. La compañía de Jeff Bezos decidió ir a juicio y, en una sentencia que marca un precedente, el tribunal la obliga a indemnizar a los padres afectados, aunque todavía se desconoce la cuantía.

La sentencia destaca que la información que facilitaba Amazon sobre la descarga de algunas apps gratuitas era insuficiente, puesto que muchas de ellas permitían la compra in-app sin más acción que un solo click.

El problema de la Amazon AppStore y las compras in-app

¿Hasta dónde puede llegar la usabilidad de un eCommerce? Los productos tienen que aparecer organizados, divididos por categorías y con una descripción clara y concisa. Hasta ahí, sin problema, pero ¿y cuando llegamos al proceso de compra? Para los mercados de aplicaciones, donde los datos ya están automatizados, puede que la distancia entre comprar o no un producto esté en un solo clic. Y eso ocurría en la Amazon AppStore cuando nació.

En sus inicios, allá por el 2011, el diseño de esta store era tan intuitivo que para hacer efectivo el proceso de compra no era necesario teclear ninguna contraseña, bastaba con pinchar en el producto. Con el tiempo, el sistema se implementó, y en 2012 el gigante de las compras online comenzó a pedir claves para las compras superiores a los 20 dólares. Medida insuficiente si los extra de los juegos que cautivan a los niños suelen costar bastante menos.

En 2013, Amazon incluyó una mejora que incluía una autorización de compra con claves en un pop up que se activaba durante 15 minutos. El problema es que al transcurrir estos minutos se podía efectuar la compra dichas claves.

La demanda de la FTC se realizó en julio de 2014, año en el que ya implementó su política de compra para evitar sustos millonarios de nativos digitales. Y la Amazon App ha quedado bastante bien.

Google y Apple también fueron acusadas de no blindar sus tiendas de apps

Amazon no es la única compañía que ha sufrido errores en el blindaje de sus procesos de compra in-app. Google y Apple también fueron acusadas de la falta de medidas de seguridad de cara a los niños. Hace unos años, algunas familias de Estados Unidos y Reino Unido recibieron cuantiosas facturas de compras realizadas en Google Play y App Store de las que no tenían constancia. Las habían realizado los menores sin consentimiento.

Sin embargo, en esa ocasión, los dos gigantes tecnológicos decidieron asumir su culpa sin ir a juicio y pagaron a los usuarios afectados más de 50 millones de dólares entre las dos. Además, se pusieron a desarrollar medidas para evitar este tipo de problemas en el futuro. Pero, ¿lo han conseguido? ¿crees que es más seguro comprar ahora en estos markets de aplicaciones? Y para los niños, ¿se ha convertido en imposible hacerlo sin supervisión?

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario