Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Si hay alguna marca que goza de buena reputación en el mundo, esa es Disney. Más allá de los gustos subjetivos acerca de sus (múltiples y diversos) productos audiovisuales, la marca que ha convertido el ocio infantil en un éxito universal cuenta con pocos enemigos, más allá de los que protagonizan sus conocidas producciones. Ahora, sin embargo, la heredera de los esfuerzos creativos de Walt Disney debe enfrentarse a la actitud hostil de una de las mayores empresas de la eCommercesfera mundial. Amazon se enfrenta a Disney

Amazon Vs Disney

Tal y como explica The Wall Street Journal, Amazon ha dejado de aceptar reservas de los próximos títulos de Disney en ser lanzados en formato DVD y Blu-Ray, tales como la última de las películas del Capitán América o la popular Maléfica, que se convirtieron en éxitos de taquilla en los pasados meses. Esta medida, al parecer causada por disputas acerca de los precios de venta,  recuerda mucho a la adoptada en el mercado de los eBooks contra la editorial Hachette, cuando ambas empresas entraron en una disputa acerca de los márgenes comerciales.

Diversos analistas aseguran que detrás de esta actitud hostil de la empresa de Jeff Bezos se encuentran los malos resultados presentados por la compañía con respecto al segundo trimestre del año, que no cumplieron las expectativas de los mercados, con unas pérdidas de 126 millones de dólares. Unos resultados que se produjeron a pesar de haber aumentado sus ingresos en un 23%, y que podrían explicar la necesidad de mejorar los márgenes de sus ventas. Por otra parte, la situación actual del mercado, que coloca a Amazon en una posición de privilegio en la venta online, puede servir de ayuda para que esta gigantesca empresa se sienta con fuerza como para presionar a quien quiera vender en su plataforma.

Amazon Vs Disney Vs. Hachette Vs Gobierno Francés Vs Gobierno Alemán….

Más allá de lo que supone este nuevo enfrentamiento comercial entre dos gigantes como Amazon y Disney, lo cierto es que en los últimos meses la compañía de Jeff Bezos se ha visto envuelta en una serie (casi) inacabable de polémicas con empresas y organizaciones de todo tipo.

La pasada Navidad fue Alemania la protagonista de estos enfrentamientos, a raíz de una sucesión de conflictos  con libreros, editores y, finalmente, incluso sus propios trabajadores, que amenazaron con llevar a cabo una huelga. Más tarde, el campo de batalla europeo de Amazon se trasladó a Francia cuando Hachette, un gigante del sector editorial europeo, se negó a seguir accediendo a la agresiva política de descuentos (y consiguiente reducción de márgenes) que Amazon exige a los editores para poner a la venta sus productos en su plataforma.

Poco después, la polémica se extendió también al Gobierno francés, tras aprobar una ley que prohibirá a los distribuidores de libros a través de Internet aplicar rebajas por debajo del precio fijo de las librerías y ofrecer a la vez gastos de envíos gratuitos a sus clientes. Un supuesto golpe para Amazon, que devolvió eficazmente  ofreciendo gastos de envío a la simbólica cantidad de un sólo céntimo de euro.

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario