Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Conseguir financiación siempre ha sido un reto para las pequeñas empresas. Y las circunstancias no hicieron más que empeorar cuando hace cinco años los bancos empezaron a apretar, reduciendo los créditos que concedían.

La mayoría de los bancos se prestan sólo a colaborar con empresas con un historial determinado. De manera que si acabas de poner en marcha un negocio de comercio electrónico, o, si encuentras las condiciones de los préstamos tradicionales demasiado abusivas, debes saber que existen otras opciones.

En otras ocasiones ya te hemos hablado de alternativas populares en el entorno startup,  y te hemos explicado el funcionamiento en sí mismo de las tan temidas rondas de financiación. Hoy nos centraremos en otras opciones que también te pueden ayudar a financiar proyectos de eCommerce.

6 vías para financiar proyectos online

 1. Ahorros personales

También conocido como bootstrapping, esta opción se debe considerar cuando recibes rendimientos muy bajos de tu dinero y el coste del endeudamiento es alto. Si estás pensando en sacar tus ahorros de un plan de pensiones, es importante que estudies con determinación si la sanción que te tocará asumir compensa la cantidad extraída. Y más importante aún, intenta no sacar todo tu dinero. 

Las ventajas de utilizar los ahorros son:

  • No hay aplicaciones costosas y complicadas;
  • Ningún interés a pagar;
  • La propiedad de tu negocio no se diluye.

2. Préstamo por tu coche

El empeño de coches, es una opción a tener en cuenta si dispones de un vehículo a tu nombre. Dependiendo de la tasación resultante, podrás obtener un prestamo por tu coche sin tener que cumplir una larga lista de requisitos. La única condición es que el vehículo sea de tu propiedad y tenga todos los papeles en regla.

3. Crowdlending

Mediante el crowdlending, una serie de pequeños inversores, sin relación previa con la empresa, deciden convertirse en algo así como pequeños banqueros, y aportar recursos a un proyecto en concreto, que se compromete a devolver esa aportación (más unos intereses conocidos de antemano) en un plazo determinado de tiempo. El crowdlending ofrece muchas ventajas a la hora de financiar proyectos de eCommerce, tal y como te explicamos en “6 razones por las que usar el crowdlending en tu proyecto online”.

4. Amigos y familia

Tus amigos y familiares pueden ofrecerte un préstamo sin intereses o por el contrario pedir que les devuelvas la cantidad solicitada más un plus, con el que puede que no contases. Aunque pueden ser más tolerantes que un banco, si finalmente no devuelves el préstamo en el tiempo establecido, tu relación con los amigos y/o familiares implicados puede llegar a tensarse, si no puedes finalmente devolverlo. El hecho de que te presten su dinero, también puede provocar que se asuman un derecho en tu negocio. 

5. Tarjetas de crédito

Esta es una de las maneras más fáciles de acceder a los fondos que tanto necesitas para financiar proyectos personales de eCommerce, especialmente si dispones de varias tarjetas. La desventaja es que si las tasas de interés son altas y su flujo de efectivo generado en tu negocio sólo te permite hacer los pagos mínimos, tendrás que cargar con una deuda a largo plazo, ya que ésta se irá haciendo cada vez mayor.   

6. Préstamo con garantía hipotecaria

Ten en cuenta que esta opción es viable sólo si eres el propietario de la vivienda, y el préstamo solicitado es igual o menor al precio total de tu casa. Si cumples estos requisitos y puedes presumir de tener un buen historial de crédito, podrás obtener un préstamo a una tasa de interés atractiva poniendo tu casa como garantía.  

Sergio Pérez, Empeñodecoches.com

Shares