5 errores habituales del marketing en las redes sociales

Si quieres perfeccionar tu estrategia de redes sociales te explicamos los errores más comunes que debes tratar de evitar.
1 de febrero, de 2022
Copiar enlace

Cualquier marca que quiera reforzar su imagen y ampliar su base de clientes, ya se trate de una gran empresa o de una pequeña startup, tiene una gran herramienta a su disposición en las redes sociales. Un trabajo constante en este ámbito puede permitir a cualquier empresa ampliar de forma considerable su abanico de clientes, potenciar el conocimiento de su marca, y establecer una comunidad activa y dinámica en torno a sus productos y sus servicios.

Los errores más habituales en una estrategia de redes sociales

Estos consejos te ayudarán tanto si te estás iniciando en el marketing de las redes sociales, como si ya cuentas con años de experiencia en el sector. Si quieres perfeccionar tu estrategia en este entorno tan dinámico y cambiante, estos son algunos de los errores más comunes que debes tratar de evitar para que tus campañas tengan mucho mejor rendimiento.

1. Ser inconstante

La inconstancia es uno de los problemas más frecuentes en las campañas de las redes sociales, y una de las principales razones por las que los perfiles de una marca fracasan en Facebook, Twitter o Instagram. Muchas empresas dedican varios meses y bastante dinero a construir los perfiles de sus marcas, pero los abandonan o los desatienden cuando alcanzan una cierta cantidad de fans.

Hacer esto hace que los seguidores que están suscritos al perfil terminen desinteresándose, y además hace caer considerablemente la influencia del perfil en los feeds cuando se realizan nuevas publicaciones. Por eso, la única forma de mantenerse relevante en las redes sociales pasa por realizar publicaciones de manera continua y trabajar día tras día en la construcción del engagement.

2. No adaptarse a la audiencia real de tu marca

Puede que tengas una audiencia objetivo en tu mente, pero deben ser los resultados los que determinen si esa audiencia objetivo es la correcta o no. La propuesta de tu empresa puede estar interpelando más a un tipo de audiencia distinto al que habías pensado originalmente, así que es importante que sepas identificar esto a la hora de trabajar tus redes sociales.

Audiencias diferentes esperan contenidos diferentes, y reaccionan de manera distinta a tus publicaciones. Si tienes un tipo de audiencia, pero sigues realizando tus publicaciones pensando en otro tipo de audiencia, este desajuste se hará notar en la relevancia de tus redes sociales y generará desinterés o desconcierto.

3. No proteger las cuentas adecuadamente

Cada año son hackeadas miles de cuentas de usuarios y empresas en todas las redes sociales. Cuantos más usuarios tenga una cuenta, más interesante puede ser para los hackers, que intentarán hacerse con ella para acceder a una gran audiencia sin necesidad de trabajar durante meses o años para construirla.

Utilizar un gestor de contraseñas para proteger las claves de acceso a las cuentas de tus redes sociales, así como acceder a ellas desde navegadores independientes y robustos, son dos de las principales medidas de ciberseguridad que deberías adoptar para garantizar que se mantienen protegidas.

4. Responder de manera inadecuada a los comentarios negativos

Las redes sociales están cada vez más en el punto de mira por ser grandes focos de negatividad, algo que afecta especialmente a Facebook y a Twitter, y las marcas que se publicitan a través de ellas no están libres de estos problemas. Si tienes un perfil abierto en el que cualquier persona puede comentar, es posible que te enfrentes a comentarios negativos o quejas sobre tu marca de manera diaria.

Es importante tratar de gestionar este tipo de comentarios de forma constructiva. Confrontar o ignorar los comentarios negativos puede tener un efecto perjudicial para la imagen de tu marca, pero también es cierto que tienes poco que ganar presentando tus disculpas una y otra vez. Una de las mejores soluciones pasa por atender a las quejas más comunes y lidiar con ellas presentando mejoras en tu servicio para subsanarlas.

5. Asumir que el público de las redes sociales representa al público de la marca

Recuerda que cada red social es un ecosistema único con características propias, y que el público que te sigue en ellas no representa en absoluto a la totalidad de tu audiencia. Solo una fracción de tus clientes sigue tus redes sociales, y, quienes lo hacen, tienen perfiles muy diferentes en función de si prefieren utilizar Facebook, Instagram o Twitter. Y, de todos ellos, sólo una fracción todavía más reducida dedica su tiempo a interactuar con tu marca.

Es importante que tengas esto en mente para relativizar la negatividad que encuentras en las redes sociales, debido a que tienden a funcionar como altavoces para la negatividad. Ten presente que la gran mayoría de tu audiencia seguramente está conforme con el funcionamiento de tu empresa, así que no le des excesiva importancia a las voces disonantes.

 

Publicado por

Redactor de Marketing4eCommerce
Escribiendo sobre marketing e eCommerce desde 2015: te he contado las últimas novedades de Google, Facebook, Apple y todas las grandes noticias del sector del comercio electrónico en España y el mundo. Me encanta este sector, pero, sobre todo, me gusta explicarte cómo funciona ;)

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp

¡Todo lo que necesitas saber!

Apúntate a nuestra newsletter y recibe gratis en tu correo nuestros mejores artículos sobre eCommerce y marketing digital.