Tiempo de lectura: 4 minutos

24 de Noviembre. Esa es la fecha del Black Friday online y offline, otra de las fechas señaladas en el calendario estadounidense, que ha sido la última en importarse en España. Si Halloween ya está totalmente instalado en la cultura popular española, el Black Friday online lleva camino de serlo.

Qué es el Black Friday

Es el día siguiente al Día de Acción de Gracias, festividad norteamericana por excelencia, que siempre se celebra el cuarto jueves de noviembre. Tradicionalmente marca el inicio de la campaña de compras navideñas y se ha convertido en un día semifestivo en Estados Unidos, en el que millones de personas se lanzan a la calle a realizar sus compras. Las tiendas aprovechan para atraer a la masa de gente ofreciéndoles descuentos extra sólo ese día. Y ya tenemos el lío montado.

Lo de llamarlo “viernes negro” no tiene que ver, como se acostumbra a decir en muchos casos, con que ese día los números rojos de muchas tiendas se vuelven negros, sino que es un término acuñado por la policía de Filadelfia en los años 60 para describir la marea humana que se precipitaba a las calles como sólo los americanos saben hacerlo, hasta el punto de que las calles se volvían “negras” con tanta gente. En España, el Black Friday online ha desembarcado de la mano del eCommerce. Primero las  tiendas online americanas y después las españolas para no quedarse atrás, lo que ha llevado a las tiendas físicas a hacer lo mismo, aunque quizá no con tanta intensidad hasta ahora.

Black Friday online: El pistoletazo de salida del frenesí navideño

El Black Friday online marca el inicio del subidón de ventas que la mayoría de los comercios electrónicos experimentan en Navidad. En sectores como el retail, la electrónica de comsumo y similares, hasta el 35% de las ventas se concentran en la campaña de Navidad. No es de extrañar que el sector haya hecho lo imposible por estirar la Navidad como si fuera un chicle (este fin de semana se encendieron las luces navideñas en algunas calles céntricas de  Londres), de tal modo que ahora el 1 de diciembre ya es Navidad.

Lejos quedan los tiempos en que en España el inicio de la campaña navideña lo marcaba la voz de los niños de San Ildefonso en el sorteo de la lotería. Si recuerdas esos tiempos, es que tienes más de 40 años (bienvenido al club, abuelete). Ahora lo que mola es el Black Friday online.

El caso es que los grandes del comercio minorista, tanto online como offline, ya se están preparando. Por poner un ejemplo, en 2015 Amazon contrató a 600 personas en su base logística española para atender el repunte de demanda en diciembre.

Consejos para afrontar el Black Friday online

Hay dos cosas importantes para que ese día, y la posterior campaña navideña, salgan bien: preparar infraestructura y diseñar una buena política de ofertas y promociones. Veamos algunos puntos básicos para hacerlo:

1. Revisa el funcionamiento de tu eCommerce

Las grandes compañías suelen realizar pruebas de estrés para asegurarse de que su web resistirá el incremento de tráfico. No pretendemos que llegues a tanto, pero sí que revises que todo el proceso de compra está perfectamente engrasado para no fallar en el Black Friday online realizando algunas simulaciones. Del mismo modo, asegúrate de que cuentas con suficiente holgura en la capacidad de transferencia de datos contratada con tu hosting, algo que puede darte sorpresas desagradables si vas cerca del límite.

2. Asegúrate de que dispones de recursos

Un subidón de ventas como el del Black Friday online supone, a su vez, un subidón de envíos. Debes tener espacio y personal preparado para poder enviar muchos pedidos en poco tiempo. También es muy importante que te asegures que el stock es el adecuado. Tu histórico de ventas en diciembre te ayudará a dimensionar stocks, pero ten en cuenta que las perspectivas de ventas en esta campaña son mejores que en años anteriores.

3. Diseña muy bien  tus ofertas y promociones

En el Black Friday online la gente espera descuentos sustanciales sobre el precio. Partiendo de la base de que tienes bien controlados tus márgenes, piensa bien cómo quieres utilizar ese día. ¿Quieres atraer clientes nuevos o que los que ya tienes compren más?. Tus estrategias serán diferentes en uno u otro caso, y no tendrás más remedio que ser muy agresivo en descuentos si lo que quieres es que te conozca más gente.

Lo ideal es que seas capaz de combinar un descuento general para el Black Friday online en el entorno del 20% con promociones especiales sobre productos que tengan tirón y sirvan como reclamo. El Black Friday online no es un día de rebajas ni de liquidación de saldos. 

Es un día especial y como tal debes de afrontarlo. Si te va bien ese día, tienes muchas papeletas para tener una buena campaña de Navidad. Desde aquí te deseamos la mejor de las suertes.

 

Imagen: Shutterstock