Facebooktwitterlinkedin

La startup de reparto Glovo, ha recibido dos nuevas sentencias judiciales que respaldan su modelo laboral en lo referente a sus “riders” o repartidores, con lo que ya acumula ocho a favor. Los Juzgados de lo Social de Salamanca y Barcelona han dictaminado que los repartidores son autónomos, y no falsos autónomos, con lo que refrendan una vez más la validez del modelo de negocio de Glovo.

En total, ocho sentencias judiciales validan el modelo de negocio de Glovo

Estas sentencias han coincidido en que el trabajador es quien tenía el dominio completo de su actividad, sin estar sometido a la esfera organizativa y rectora de la empresa. Y ello porque no estaba sometido a un horario ni a jornada, es quien elegía y decidía los días en que trabajaba y en qué jornada lo hacía, qué encargos o recados deseaba realizar, pudiendo incluso rechazar un servicio que previamente había aceptado, sin sufrir con ello penalización alguna por parte de la empresa”.

Bombazo Glovo: la startup española cierra una ronda de financiación de 150M€ y ya acumula 285M€ de inversión

De esta forma, se consolida el modelo de negocio de Glovo, ya que se expone que “era el propio demandante y no la empresa, quien programaba su actividad, y de quien dependía lo concierniente a su relación con el público, destinatario de los pedidos, asumiendo en definitiva el riesgo. Tales elementos desvirtúan la exigencia de la nota de dependencia típica de la relación laboral”.

5 sentencias en contra

Por el momento, la compañía también tiene 5 sentencias judiciales en contra. Glovo ha lamentado que España sea el único país en el que este tipo de casos se estén judicializando en lugar de apostar por una regulación específica, que es necesaria para este nuevo sector que ha mostrado un gran impacto económico, tal como ha sucedido en Francia o Reino Unido, en el que se están adoptando leyes en relación con este nuevo tipo de modelo de trabajo.

Glovo urge al Gobierno crear una regulación específica para este nuevo sector

Y es que, mientras el Tribunal Supremo no unifique doctrina, este tipo de causas judiciales seguirán sucediendo. Hasta ahora la startup ha acumulado alrededor de 20 causas individuales abiertas en España, en las que los repartidores exigen que se dictamine su estatus laboral.

La compañía seguirá buscando abrir con el Gobierno una mesa de diálogo, con el fin de crear un modelo que logre dar luz a esta zona gris legislativa en la que tanto trabajadores como startups se encuentran dentro de las nuevas plataformas digitales.

La facturación de las pymes españolas en Glovo se triplica en solo un año y supera los 33M€

En la actualidad, Glovo ofrece a más de 7.5000 repartidores en España, la oportunidad de generar ingresos, que de acuerdo a la compañía tienen una media de 1.000 euros al mes, colaborando 27 horas a la semana.

Además de contar con más de 10.000 establecimientos asociados, con lo que genera más de 33 millones de euros en 2018 a las pymes asociadas en el país, de acuerdo a los datos proporcionados por la empresa, con lo que más de 1,5 millones de clientes adquirieron bienes y servicios de pequeñas y medianas empresas por medio de Glovo.

Imagen: Wikimedia

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram