Facebooktwitterlinkedin

¿Cómo? ¿Pero quedan oportunidades de negocio en internet? Pues sí, tantas como tu imaginación te permita. Luego te cuento algunas de las ideas que creo que tienen futuro y, antes de que me preguntes, no pongo en marcha yo mismo porque a) no tengo donde caerme muerto, b) si me voy a un banco a pedir financiación las carcajadas del empleado se iban a oír en Kuala Lumpur y c) porque se me ha pasado el arroz del emprendimiento. Y de la vida, casi.

Pero antes, déjame que te cuente, limeño, déjame que te diga la gloria del eCommerce que, en la crisis sanitaria de la COVID-19 y su derivada catástrofe económica, sigue demostrando que es un canal de ventas (probablemente el único) que aún tiene posibilidades reales de crecimiento a dos dígitos. 

Así que os voy a contar algunas cosas que se me han ocurrido mientras paseaba del puente a la alameda por la vereda que se estremecía al ritmo de mis caderas… y de mi trasero, que va adquiriendo forma de mapamundi, snif. Esto no lo arreglo ni adornándome con jazmines.

Las 10 oportunidades de negocio en internet para los próximos meses

Antes de hablar de ideas, despertad del sueño que entretiene vuestro pensamiento. O sea, bajaos del burro. Cualquiera que pretenda poner en marcha «el nuevo X», siendo X igual a Google, Facebook, Instagram, Amazon, Zalando o similares, se va a meter tal castañazo que no habrá río que acompase tus pasos por la vereda.

Devorador de previsiones de 2020. Giphy

Lo que hace únicos a Mark Zuckerberg, Steve Jobs, Bill Gates o Elon Musk es que son los supervivientes que han llegado al final de una carrera que emprendieron un millón de personas. Vamos, que la oportunidad de hacerte millonario es del 0,000001%. Avisados estáis.

Además, tenemos a nuestro cisne negro graznando (o como quiera que se llame lo que hacen los cisnes) en nuestra oreja. Se llama COVID-19 y creo que ya lo conocéis bien, espero que de lejos. Lo que significa que todas las previsiones para 2020/2021 hay que tirarlas a la basura y comenzar de cero con circunstancias nuevas.

Todo esto, como casi todos los cambios bruscos, crea nuevas oportunidades de negocio en internet. Te proponemos 10 a modo de ejemplo:

1. Cualquier cosa  que puedas hacer en un local físico, intenta hacerla a domicilio

Cuando hablamos de eCommerce parece que sólo hablamos de tiendas online para comprar cosas y nos olvidamos de un aspecto fundamental de la economía: los servicios. Hay una enorme cantidad de servicios que se pueden ofrecer a domicilio y que están poco explotados en el mundo online: desde peluquería y estética a fisioterapia, pasando por veterinarios, lavandería…

Todos los servicios que no requieran de equipamientos que no se pueden mover, pueden ser realizados a domicilio. Y obviamente, contratados vía web, móvil o WhatsApp Business.

2. Psicología online

Después de 2 meses de confinamiento y de lo que nos queda por delante, a los y las profesionales de la psicología les saldrá el trabajo por las orejas. Síndromes de estrés postraumático, agorafobias, trastornos de ansiedad, psicología infantil… la lista de consecuencias para nuestros machacados cerebros es larga. Además, con posibles nuevos confinamientos en caso de rebrote, la opción de realizar terapias por videoconferencia cobra mucha más relevancia.

Me consta, porque ya tengo una clienta que está en ello, y sé que no es la única, pero aún queda mucho margen y, aunque no todas las terapias pueden realizarse de forma online, muchas de ellas son perfectamente viables. Se trata de otra forma de eHealth que va a recibir un impulso enorme en los próximos meses.

La eHealth: el futuro es el control de tu salud a distancia

3. Tener tu propio huerto, pero que lo cultive alguien por ti

Por un lado tenemos agricultores que se quejan, con bastante razón, de que les pagan una miseria por su producto y que los numerosos intermediarios de productos agroalimentarios se quedan con la mayor parte de los beneficios. Por otro lado, tenemos una tendencia creciente a consumir productos naturales. Y están los huertos urbanos, que proliferan con notable éxito.

Pero no todo el mundo tiene acceso a un huerto urbano o el tiempo suficiente para cuidarlo. ¿Por qué no alquilarlo? Si yo cultivo cosas y tú quieres comprar cosas, ¿por qué no alquilarte un trozo de tierra, yo planto lo que tú quieras y te envío semanalmente lo que cosechas? Aún con los gastos de envío, te saldrá probablemente más barato que ir al supermercado, y tendrás productos sobre los que tú tienes el control. Puedes ver como crecen, cómo florecen y cómo se recogen. ¿Te apuntas al eHuerto?

4. Eruditos online

Vale, es una idea loca, pero cosas más raras se han visto. Imaginemos al ejército de cuñados que pueblan este país, a los que les gusta hablar de todo, con un erudito en su móvil que escucha la conversación y te va soplando datos. O si eres un conferenciante, el CEO de una empresa… Tener a múltiples expertos en tiempo real en una app puede que no sea una idea tan loca.

Ya, para eso está Google, pero en una charla con público sólo necesitas un móvil y un pinganillo. Le dices a la gente que el pinganillo es para oír bien el sonido, algo muy fácil de defender, y más aún en una charla o webinar online. Filosofía, historia, música, arte, cine… puedes tener expertos en lo que sea y pagar por tiempo. ¿Oportunidades de negocio en internet o locura total? Tú decides.

5. Dar formato a presentaciones en Power Point o Keynote

El teletrabajo le ha dado aún más importancia a una buena presentación. Y lo cierto es que manejar bien el Power Point, Prezi o Keynote no es sencillo. Y además necesitas creatividad gráfica. Las ideas las tienes claras, los datos también, pero no tienes tiempo de darles forma, o no sabes hacerlo bien, y das una impresión penosa porque tu presentación, desde el punto de vista gráfico, es un churro o está muy vista.

Una persona especialista puede hacer que una presentación que duerme a la gente se convierta en algo fabuloso. Hasta te puede meter los chistes por en medio.

6. Bienestar de las personas mayores

Las  estadísticas no engañan: cada vez más personas mayores de 60 años se incorporan al universo digital. No deja de ser paradójico que en los países más desarrollados, donde el porcentaje de personas mayores no deja de aumentar, haya tan pocas aplicaciones y plataformas pensadas para ellas, para las cosas que les interesan o necesitan.

No estoy hablando, al menos no solamente, de cuidar la salud ni de geriatría en si misma, sino de crear un ecosistema digital para un segmento de población que no para de crecer y que tiene muchas necesidades no cubiertas: desde tener un rato de conversación agradable hasta transmitir sus conocimientos a las generaciones más jóvenes. Vivimos en una sociedad que ve a las personas mayores como una carga o como un recurso (cuidar de los nietos, por ejemplo) pero pocas veces pensamos en lo que realmente les apetece a ellos. Una de las oportunidades de negocio en internet con mayor potencial de desarrollo.

7. ¿Reinventamos la hostelería?

La hostelería va a tener que funcionar con limitaciones e incomodidades bastantes meses: Distancia social, mamparas… es decir, reducir el número de clientes que se pueden atender por metro cuadrado. De momento, nada de cartas físicas. Hay un enorme campo para la digitalización, más allá del servicio a domicilio y las comidas para llevar.

Es decir, hay oportunidades de negocio en internet para la hostelería.

Si en verano ya era difícil encontrar sitio en una terraza antes del coronavirus, imaginaos ahora que tienen menos mesas. Desde una app que te informe de dónde hay una mesa libre en un radio de X metros (y que te permita reservarla durante el tiempo que tardes en llegar) hasta las cartas y la gestión de comandas mediante el móvil, pasando por algo tan sencillo como digitalizar el menú del día y permitir que una persona se abone a él y tenga un sitio reservado X días a la semana a una hora concreta.

Lo mismo sucede con la comida para llevar: pídela vía móvil, dinos a qué hora la quieres recoger y no tendrás que esperar. Seguro que hay muchas otras opciones digitales que se pueden incorporar para maximizar la ocupación y que la gente no se harte de hacer cola esperando por una mesa. 

8. Tienda móvil

Algo que sigue sucediendo en zonas rurales, pero que se ha ido perdiendo en los núcleos más grandes: si Mahoma no va a la montaña, que la montaña vaya a Mahoma.

En los pequeños núcleos de población dispersa, que no cuentan con tiendas cercanas, es normal que el panadero pase todos los días y nos deje el pan, la bollería o lo que hayamos encargado. Pero no sólo llevan lo que se les encarga, sino que son unos maestros del cross-selling. 

Aunténticas panaderías (o pescaderías, carnicerías, tiendas de ultramarinos, incluso tiendas de ropa) móviles visitan casa por casa y te ofrecen su producto. Y funciona. Lleva funcionando desde la Edad Media. En Galicia, muchos hornos de pan prácticamente no venden de otra forma y tienen una flota de furgonetas con rutas establecidas. Si estamos pidiendo a las personas más mayores que se queden en casa, ¿por qué no retomar la idea para núcleos más grandes y llevarles la tienda a casa?

Vía app, vía Whatsapp Business o de la forma que quieras, puedes recibir los pedidos y, si tienes un volumen suficiente, puede salirte rentable encargarte tú mismo de la logística y aprovechar para vender más productos. Hay oportunidades de negocio en internet para el comercio ambulante combinado con eCommerce.

Cómo vender en redes sociales: una forma fácil y rápida de potenciar tu negocio online

9. Impresión en 3D

La impresión 3D ha salvado vidas. Ante la escasez de materiales de protección para sanitarios en los momentos más álgidos de la epidemia de COVID-19, quienes tenían una impresora 3D se han organizado para fabricar elementos clave por un coste muy bajo. Prácticamente cualquier cosa de plástico se puede imprimir en 3D, bien entera o por piezas. Aunque siguen siendo caras, sus precios han bajado considerablemente y la materia prima es muy barata. Hasta pueden imprimirse casas en 3D con megaimpresoras que usan hormigón.

Sin llegar a tanto, sí hay mucho campo de crecimiento para la fabricación de piezas de repuesto y otros elementos por encargo, algo que cada vez se usa más en el ámbito industrial y que no tardará en dar el salto al consumo doméstico.

10. Configuradores online

¿Cúantas veces te has estado dando cabezazos contra la pared porque, por ejemplo, tu impresora ha dejado de funcionar cuando aparentemente todo está bien?. Vale, reinstalas los drivers y te sale un mensaje de error del sistema operativo. Acudes a los servicios de «solución de problemas» del propio sistema operativo y te dice que falta un archivo, o que hay un error que no puede resolver. Te pasas medio día buscando en foros de usuarios y pruebas 10 soluciones distintas hasta que consigues que funcione. Si lo consigues. Un montón de horas de trabajo perdidas, que tienen un valor económico importante. 

Los sistemas operativos tienen un montón de recovecos donde marcar o desmarcar una casilla es la diferencia entre que todo vaya como la seda y liarla parda. ¿En serio piensas que cuando ya tienes los ojos inyectados en sangre y estás pensando en lanzallamas y/o motosierras no estarías dispuesto a pagar porque un especialista os lo resuelva?

¿Llamar a una empresa de informática? Si no eres una empresa, no esperes solución inmediata. Lo que necesitas es dejar entrar a un técnico  en tu ordenador de forma remota y que te lo resuelva rápido. Y eso no es fácil de encontrar. Ahí tenéis otro campo donde hay mucho margen de crecimiento.

Como un servidor no es omnisciente ni está dispuesto a llegar a la página 100 de los resultados de Google, no puedo afirmar con rotundidad que todo esto no exista ya. Probablemente estas y cualquier otra idea que se te ocurra tendrán muchas pegas que hay que solventar. Pero recuerda: Los directivos de la todopoderosa Western Union, la compañía de telégrafos de Estados Unidos, se rieron de A. Graham Bell cuando les ofreció la patente del teléfono, que obviamente se escuchaba bastante mal, diciendo que no era más que un «juguete inútil», una «idiotez» y que las predicciones de Bell eran «fantasías». El resto es historia.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram