Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Da igual lo que se busque, lo más probable es que, a través de Google, se dé con ello. El buscador de buscadores se ha convertido en el preferido por parte de la mayor parte de los usuarios por su fácil manejo y su gran sistema de ‘arañas’, capaces de dar con lo que deseemos en el inmenso laberinto que es Internet.

El problema viene, muchas veces, de la persona que se pone a buscar, pues, o bien no tiene muy claro qué es lo que busca (por ejemplo, en estas fechas, es muy habitual encontrarse con búsquedas del tipo “qué regalar a un novio”… En estos casos, lo más interesante es que la persona conozca en algo al destinatario e, incluso en estos supuestos, Google da soluciones) o no sabe realizar la búsqueda de manera correcta. Pasamos a enumerar los trucos que nunca fallan para este último caso.

Cómo usar el buscador de Google de forma efectiva

1- Lo mejor es ser conciso

Por ejemplo, si lo que se está buscando son chollos en la Red, buscar por términos clave y concretos como “relojes baratos“, sin complicarse ni añadir más palabras que no aporten nada. El propio Google así lo recomienda: menos es más.

2- Olvídate de las faltas de ortografía y de puntuación.

Google es muy listo y da por sentado qué es lo que necesitas, pese a estos fallos.

3- Cuenta con la opción de ‘búsqueda avanzada’ para hilar más fino.

Esto es recomendable, por ejemplo, si se quiere limitar los resultados por idioma, por país o por fechas en las que fueron publicados.

4- Trata de pensar antes de escribir.

Esto viene a traducirse en que uno ha de ser consciente de los millones de resultados que aguardan. Google es listo, sí, pero no puede leer tu mente. Si buscas algo tan genérico como ‘restaurantes’, las opciones serán abrumadoras. Es conveniente añadir palabras que limiten, como pueden ser: una ciudad o tipo de comida que se está buscando.

5- Si lo que buscas son frases exactas, lo mejor es que opte por usar comillas.

Aquí hay un gran ‘pero’. Esto es muy útil, siempre y cuando, cuentes con el hecho de que esa misma frase, con alguna variante, no aparecerá entre los resultados.

6- Haz búsquedas por tipo de archivo.

Si lo que necesitas es un .pdf, un .doc o un .jpg, díselo a Google. Esto eliminará de su ecuación todas las demás entradas que no cumplan con este requisito y te será más fácil dar con lo que quieres.

7- Si lo que estás buscando se encuentra dentro de una página web en concreto, lo mejor que puedes hacer es indicárselo a Google.

Esto es tan sencillo como incluir la palabra ‘site’, seguido de dos puntos, delante de la consulta en sí.

8- Definiciones y páginas relacionadas

Lo anterior puede aplicarse también en los casos en los que se busquen definiciones (bastará con escribir la palabra ‘define’, seguida de dos puntos y las palabras que interesen) o se busquen en páginas relacionadas (en este caso, hay que escribir ‘related:’, seguido de la dirección de la página web en cuestión)

Por supuesto, hay más trucos, como usar el buscador de Google a modo de calculadora: basta con introducir una ecuación en su cuadro de búsqueda, pero estos son de los más interesantes y usados en la Red.

Shares