Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Aunque tan solo un par de meses atrás Uber anunciaba su andadura en el sector de la comida a domicilio, hace unos días que ha echado el cierre a su servicio Instant Delivery de UberEats en Nueva York.

Recordemos. A finales del pasado mes de marzo UberEats  abría su servicio de comida a domicilio en diez ciudades de Estados Unidos. La app para gestionar los pedidos aparecía en las tiendas de aplicaciones App Store de Apple/iOS y GooglePlay de Android, para que los habitantes de  Nueva York, Los Ángeles o Chicago, entre otros, pudieran comenzar a efectuar sus pedidos.

A través de UberEats se proponían dos tipos de servicios: uno de ellos es el de envío de comida de restaurantes que colaboran con la aplicación, y otro era Instant Delivery, servicio con unos menús prefijados de envío más inmediato, ya que se trataba de platos ya preparados y que llegaban a su central cada mañana.

Si bien UberEats está teniendo un éxito cuestionable en las ciudades donde está disponibleInstant Delivery ha cerrado finalmente en Nueva York,  aunque Uber no ha dado explicaciones de los motivos que han llevado a ello.

UberEats y otras aplicaciones de comida a domicilio

Las aplicaciones de servicio de comida a domicilio están teniendo bastante éxito hoy día. Pero… ¿Existen diferencias entre unas y otras?

Aunque hay variaciones en los menús o restaurantes con que cada app trabaja, UberEats y otras aplicaciones (como Just Eat o La Nevera Roja) tienen el denominador común de que engloban en un único sitio todos los tipos de cocina, con lo que tú, como usuario, eliges lo que te apetece. Además, se puede geolocalizar tu posición y ofretarte los restaurantes más cercanos.

¿Qué ofrecía UberEats como novedad? Con su servicio Instant Delivery, UberEats te permitía obtener tu pedido en menos de diez minutos, gracias a la opción de platos prefijados que tenía disponible en su central y porque te permitía seleccionar restaurante filtrando por el tiempo estimado de entrega.

A pesar de la rapidez del servicio, parece ser que la logística necesaria para llevarlo a cabo en la Gran Manzana ha resultado demasiado compleja o cara, por lo que Uber ha decidido cerrar Instant Delivery en Nueva York. El resto de ciudades en las que opera UberEats, entre ellas Barcelona, mantienen el servicio, pero no hay noticia de si finalmente también terminarán cerrándolo o no.

Shares