Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Rápidos, fiables, sencillos… cada vez que hablamos de pagos online surgen una serie de adjetivos que no hacen más que responder a los intereses de los usuarios, de modo que también marcan las prioridades de aquellos que se dedican a diseñar nuevas formas de resolver las operaciones que realizamos a través de Internet.

La seguridad es una de las mayores fuentes de confianza para los consumidores. No quieren ver sus datos privados expuestos ni ser carne de cañón para los amigos del fraude, así que entre todos los sistemas de pago online disponibles eligen aquellos que mejor satisfacen sus intereses y garantizan su protección como clientes de eCommerce.

Pagar con el móvil es una experiencia cada vez más común entre los compradores que se dan cita en la red, gracias a la tecnología NFC (Near Field Communication), pero este sistema convive con otras fórmulas de pago que aspiran al mayor número de usuarios; y no solo en el mundo online sino también en el de las compras físicas, donde el uso de las tarjetas de crédito se impone por encima de otras fórmulas, algunas experimentales como puede ser el caso de la tecnología biométrica.

En este contexto, llega a España una nueva opción de pago que busca convertirse en líder del mercado en los dos próximos años. Se trata de Spark Mastercard, una nueva tarjeta prepago que aspira a colocar 25.000 unidades al año de aquí a finales de 2017.

Spark Mastercard, una tarjeta prepago sin cuenta bancaria, permanencias ni compromisos

Spark Mastercard no es una tarjeta de crédito ni de débito, es una tarjeta recargable que el cliente solicita y gestiona sin necesidad de asociarla a una cuenta bancaria. Es el usuario quien decide el límite de uso y la frecuencia con la que suma nuevas cantidades de dinero a la tarjeta prepago MasterCard.

Spark Mastercard está diseñada para aquellas personas que quieran comprar online de una forma más segura, que tengan dificultades para acceder a una tarjeta bancaria, que quieran compartir dinero con familiares y amigos, o bien como medio de pago en viajes o estancias en el extranjero. Además, tiene la ventaja de poder ser bloqueada en caso de robo o pérdida con un simple SMS, garantizando la seguridad.

La tarjeta prepago Spark MasterCard llega a España de la mano de SPI (Servicios de Prepago Integrales SL), con la colaboración de la compañía británica PFS (Prepail Financial Services), líder en el mercado de las tarjetas prepago a nivel europeo.

Precisamente, el mercado de las tarjetas prepago en Europa está en pleno auge y presenta grandes expectativas de crecimiento. Algunos estudios señalan que España es uno de los cinco países europeos con mayor volumen de negocio, y de hecho ya hace tiempo que existen varias tarjetas prepago en el mercado español, la mayoría de ellas asociadas a una entidad bancaria. Según datos de la empresa, Spark Mastercard es una de las tarjetas prepago líderes en Reino Unido desde el año 2008. Ahora se presenta en España como un medio para pagar, retirar, enviar y recibir dinero sin necesidad de cuenta bancaria, libre de permanencias y compromisos.

Spark Mastercard, para eCommerce, tiendas físicas y cajeros automáticos

Las tarjetas prepago son una excelente solución de pago en términos de transparencia, eficiencia y control –es el medio de pago que permite conocer de manera instantánea cuándo se realiza un pago, a quién y por qué importe−” ha señalado Ovidio Egido, director general de MasterCard para España.

Spark Mastercard se puede usar en cualquier página web, establecimiento y cajero automático de entre los más de 34 millones de afiliados en todo el mundo de la red MasterCard.

El precio de la tarjeta prepago es de 10 euros y cuenta con una validez inicial de 5 años. Una vez adquirida solo hay que activarla y recargarla para poder operar: comprar, retirar dinero en efectivo en cajeros automáticos, enviar y recibir efectivo sin vínculo ninguno a una cuenta bancaria… Los usuarios deberán tener en cuenta, además del coste inicial, las tarifas adicionales, ya que la gestión de Spark  Mastercard lleva asociada una serie de gastos en función de las recargas, las transferencias y transacciones que ejecute cada cliente prepago MasterCard.

Asaf Riess, director general de SPI, apunta a que el éxito de la tarjeta Spark Mastercard radica, por un lado, en que no está asociada a ninguna cuenta bancaria, y por otro, a su uso ilimitado. “Es una alternativa fácil al efectivo, permite pagar, retirar, enviar y recibir dinero sin estar conectado a una cuenta bancaria, y lo más importante: no tiene restricciones y cualquier persona puede comprarla puesto que no es necesario tener historial bancario/crediticio. Además, inicialmente no se necesita presentar documentación para comprar la tarjeta”.

Shares