Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Trabajar conectado en línea es una acción cada vez más presente en las empresas. Conectar a los empleados a través de “redes sociales” para facilitar su trabajo diario no es una moda, es una gran utilidad que permite integrar a quienes trabajan en remoto y facilitar el trabajo de aquellos que reciben decenas de emails de sus propios compañeros de empresa. Con Facebook Workplace se da otro paso por integrar las conversaciones de trabajo en una sola plataforma.

Facebook Workplace: trabajando con una red social

Existen diferentes aplicaciones y programas que, compartidos entre los empleados de una misma empresa, permiten aumentar su productividad pudiendo crear en ellos los proyectos a desarrollar y comunicarse también a través de ellos evitando emails; es el caso de Trello o Asana.

Otros se centran más exclusivamente en facilitar las conversaciones entre empleados, es el caso de Slack, y es en lo que parece que se está posicionando Facebook con su Workplace. Este último ofrece chats de grupo y vídeos en streaming para las vídeoconferencias, lo que facilita la integración cuando el equipo está en diferentes ubicaciones.

Facebook Workplace, un espacio para empleados

facebook workplaceLa red social corporativa de Facebook se iba a lanzar bajo el nombre Facebook At Work cuando se anunció públicamente. Al final la plataforma se lanzó bajo el nombre de Workplace, que está disponible en web y app, y comenzó su andadura el pasado octubre. Durante este tiempo compañías como el Royal Bank of Scotland, AirAsia, o diferentes agencias gubernamentales de Singapur han estado utilizando la red, creando más de 100.000 nuevos usuarios, hasta su reciente lanzamiento global.

El espacio de trabajo que crea este nuevo producto de Facebook contará también con su propia versión de Facebook Messenger y permitirá la integración de algunos CRM. A diferencia del uso habitual de Facebook como red social, financiado por la publicidad, esta expansión para los empleados no contiene contenido publicitario, por lo que las ganancias de la compañía procederán íntegramente del pago que las empresas que lo contraten hagan por el servicio.

Por el momento el precio es de tres dólares al mes por usuario para empresas en las que lo vayan a utilizar hasta 1.000 personas, pero los precios se reducen cuantos más empleados den uso a la plataforma.

Las principales ventajas del uso de Facebook Workplace

Facebook Workplace, al igual que otras plataformas de gestión del trabajo, persiguen facilitar el trabajo diario y reducir la cantidad de emails internos que se envían los empleados, pudiendo consultar así en un solo entorno las peticiones y/o propuestas de sus compañeros e interactuar con comentarios y opiniones.

El uso de esta plataforma conlleva diferentes ventajas para los empleados y para la empresa. Por ejemplo la familiaridad que se genera al conversar entre trabajadores que quizás no habían compartido ninguna conversación genera una interesante integración entre compañeros.

Esta nueva red también permite ser utilizada como un canal de noticias interno, lo que podrá sustituir a las newsletters internas o incluso a las revistas corporativas; añadiendo además la posibilidad de que estas informaciones sean comentadas por los empleados.

Por otro lado, Facebook también aboga por la sencillez de la implantación de esta plataforma ya que la mayoría de empleados ya disponen de una cuenta personal en la red social y por tanto no tendrán que hacer un nuevo registro para comenzar a utilizar Workplace. Ni tendrán  que aprender desde cero a utilizarlo, ya que comparte usos con la propia red social como compartir imágenes que, en este entorno, mutarán en diapositivas o informes.

Foto: Shutterstock

Shares