Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Hoy desde M4C, te explicamos en detalle los secretos para definir tu target o público objetivo de la forma más rápida posible. Además de explicarte qué es el target y cómo definirlo, te ofreceremos el listado de herramientas que nos pueden ayudar a conseguir la información que necesitamos sobre nuestros clientes.

Y es que, podríamos decir que el target es un concepto tan antiguo o más que el de marketing. Básicamente no habría negocio sin un target, así que siempre ha sido importante tener claro a qué público vamos a dirigir nuestro producto o servicio. La única diferencia con el pasado (única pero fundamental), es la cantidad de herramientas que podemos utilizar para obtener la información más relevante e interesante de nuestros clientes, y de esta manera idear la mejor estrategia para cada grupo de clientes dentro de nuestro target.

Qué es el target

Muchas veces, en el mundo del marketing se habla de clientes potenciales, nicho de mercado, público objetivo, target…etc. Normalmente, las personas que usan dichos términos, saben a qué se refieren y tienen claros sus conceptos, pero para el resto que los pueda confundir aquí va una aclaración sencilla.

Podríamos asemejar el target a nuestro público objetivo y público potencial, ya sea de un eCommerce (clientes) o de una campaña de marketing (audiencia). De esta manera, cuando hablamos de qué es el target, nos referimos a aquel grupo de personas que debido a sus cualidades y características tiene un alto potencial, o existe una alta probabilidad de que pueda llegar a ser en el futuro un consumidor de nuestro producto o servicio. Es por tanto el grupo de personas al que deben ir enfocados todos los esfuerzos de marketing para atraerlos a nuestra marca. Es decir, es toda aquella persona que puede llegar a interesarle lo que vendemos.

Target

 

Por lo tanto, es fundamental tener claro a qué público o tipo de clientes queremos hacer llegar nuestro producto. Por ejemplo, podríamos decir que Meetic, plataforma web para solteros, centraría todas sus estrategias de marketing en llegar a ese público objetivo y por lo tanto no uniría esfuerzos en llegar a personas casadas o en pareja. Tener claro qué es el target es imprescindible para el éxito de cualquier empresa.

Qué es el target: cómo definirlo en 4 sencillos pasos

Siguiendo estos pasos, podremos llegar a conocer de manera profunda al público al que vamos a destinar todos nuestros esfuerzos para atraerlos a nuestra marca o bien, fidelizarlos en el caso de que ya sean clientes actuales. Sin duda alguna, a mayor información tengamos de nuestro público, mejor definición haremos de ellos por lo que la toma de decisiones se convertirá en una rutina más fácil de llevar. Comencemos.

1- Define el perfil demográfico de tu cliente

En primer lugar, los datos siempre más fáciles de obtener del cliente al que nos vamos a dirigir, son los relacionados con el entorno demográfico. De esta manera, hay que preguntarse sobre la variable Sexo, ¿hombre o mujer? Quizás ambos.

Otra variable demográfica muy relevante es la edad, pues no es lo mismo dirigirnos a adolescentes que a personas mayores de 65 años pues los gustos cambian al igual que la forma y canales a través de los cuales llegamos a cada uno de ellos.

La variable lugar, es de suma importancia pues va a permitir reducir en gran medida el rango en el que nos vamos a centrar. Es decir, quizás nuestro producto o servicio esté destinado sólo a españoles o personas residentes en España o quizás sólo vamos a comercializar en el ámbito local. Aunque es importante, hoy día, y gracias al eCommerce, aunque no tengamos tienda física en cualquier parte del mundo sí que podemos llegar a vender allí así que esta variable quedaría sujeta a la simple pregunta de ¿Queremos tener eCommerce o no?

2- Define el perfil sociocultural de tu cliente:

Igual de importante son las variables relacionadas con el entorno sociocultural tales como el nivel económico de nuestros clientes, el nivel educativo, los idiomas que hablan, sus costumbres o valores. A modo de ejemplo, imaginemos que una empresa que se dedica a fabricar velos para mujeres musulmanas, anuncien dichos velos en una campaña publicitaria donde aparezca una mujer en bañador junto al velo. En este caso, se habría fallado en la definición de sus costumbres y valores por lo que dicha campaña fracasaría.

3- Define el perfil digital de tu cliente

Hoy en día es tan importante esta definición como las anteriores. Y es que, se hace fundamental conocer el perfil de usuario de nuestro cliente, es decir ¿Qué redes sociales utiliza?, ¿es activo en dichos medios? ¿Cuál es su frecuencia de navegación? ¿Por qué palabras clave busca el producto o servicio que nosotros ofrecemos?

Resolver estas preguntas es muy importante sobre todo para la hora de realizar campañas de publicidad online o simplemente para mejorar nuestro posicionamiento a nivel SEO con respecto a lo que el cliente busca.

4- Otras preguntas clave para definir qué es el target de tu empresa

No todas las compañías realizan más filtros para definir a sus clientes objetivos o target, pero realmente recomendamos ir más allá y conocer mejor a tu target. Otras preguntas clave que podríais haceros serían ¿De dónde vienen tus visitas a la web? ¿De una búsqueda directa o de un banner? ¿Desde qué lugar acceden a tu web? ¿casa, oficina o lugares públicos? Y por último y respecto a la competencia, ¿qué otros lugares visitan tus clientes?

¡Enhorabuena, ya conoces a tu target!

Cuando hayamos dado respuesta a todas estas preguntas estaremos listos para dar el segundo paso: Intentar llegar a ellos de la forma más efectiva posible.

Herramientas para definir qué es el target en tu empresa

Precisamente el factor digital es el más relevante a la hora de obtener información. Es decir, gracias a herramientas como Twitter Analytics, Facebook Analytics, Google Trends, Google Analytics…etc. podemos obtener muchas de las respuestas a las preguntas formuladas en apartados anteriores como por ejemplo la edad, gustos, intereses, residencia, sexo, frecuencia de navegación…etc.

Todo esto y mucho más es posible hoy día saberlo con un solo clic, tan sólo tenemos que tener cuentas en dichos medios sociales. Por último, algunas herramientas de marketing automation tales como Salesforce o Hubspot podrían ayudarte a encontrar respuestas en el duro, pero sencillo proceso de definir qué es el target de tu empresa.

 

Imagen: ShutterStock

Shares