Tiempo de lectura: 10 minutos
Shares

El BlackHat SEO, es un conjunto de técnicas que se usan para mejorar el posicionamiento en los buscadores de una web. Normalmente estas técnicas son muy arriesgadas, porque suelen sobrepasar lo que consideramos el límite del algoritmo de Google, y por lo tanto corres el riesgo de que Google “te pille” y por lo tanto te ganes una penalización.

Empecemos por el principio: ¿Es ilegal el BlackHat SEO?

La confusión entre hacker y BlackHater

En muchas ocasiones, las personas confunden los términos hacker y blackhater. Un hacker es una persona que busca y explota vulnerabilidades en los ordenadores, servidores y programas de terceros. Los hackers pueden hacer actos poco éticos o delictivos con sus conocimientos, ya que pueden acceder a datos privados y zonas donde no debería de acceder nadie.

Sin embargo, un blackhater, tan solo se dedica a poner a prueba el algoritmo de Google, a llevarlo al extremo con sus técnicas y conocimientos.

También hay que decir, que algunos, aparte de ser blackhater, se dedican también a realizar acciones poco éticas, como buscar vulnerabilidades en webs y en CMS con los que poder colocar enlaces hacia sus webs sin consentimiento por parte de los dueños. Sin embargo, eso ya no es Black Hat, eso ya es hackear una web.

Por todo esto, el Black Hat no es algo ilegal, es simplemente otra forma de ver y hacer las cosas. Aunque realmente, si nos atenemos a las palabras de Google, cualquier persona que intente manipular los rankings de Google, ya sea mediante enlaces o mediante cualquier otro tipo de técnica, podría ser considerado black hat, porque ya estás incumpliendo las directrices de Google. Es por ello por lo que es muy complicado poder separar lo que es black hat de lo que es White hat, por no decir que prácticamente todos somos algo black.

Confusión entre BlackHater y SEO negativo

Los ataques de SEO negativo no son black hat. Los SEO más oscuros, que se dedican a usar prácticas black hat, las hacen sobre sus propias webs, y nunca hacen acciones sobre webs de terceros. Además, eso sí que podría ser una ilegalidad, ya que es algo que nunca debería de hacer nadie y que quien lo hace, es de manera malintencionada.

¿Funciona realmente el BlackHat SEO?

Google contra el BlackHatblack hat

Es verdad que cada vez Google pone más trabas y límites al blackhat con cada actualización de su algoritmo, sin embargo, a día de hoy siguen funcionando técnicas que aún se usaban en el pasado.

Evitando a Google

Lo único que se está haciendo, es modificar la forma de actuar, haciendo las cosas de manera diferente para que todo parezca más natural, cuando obviamente no lo es. Por ello, aunque Google se lo esté poniendo más complicado a los blackhaters, también los blackhaters se lo están poniendo cada vez más difícil a Google.

Riesgos del BlackHat

1 . La temporalidad

Uno de los riesgos que tienes que asumir cuando usas este tipo de técnicas, es que hay altas probabilidades de que funcione por muy poco tiempo. Es decir, puede que algunas técnicas black hat funcionen, pero con el paso de los días es posible que algorítmicamente o manualmente, Google te imponga una sanción al detectarlo.

En otras ocasiones, sí que es verdad que puedes complicar las cosas para que Google no lo detecte tan fácilmente. Es más, hay muchas webs que usan puro y duro black hat y que les funciona muy bien.

2.  BlackHat en una estrategia WhiteHat

A veces, tenemos proyectos que hemos cuidado mucho, que hemos hecho de manera muy limpia, pero en los que necesitamos dar un empujón, en los que necesitamos que suban todavía más. Una alternativa, es aplicarle algunas técnicas blackhat a este proyecto, pero por supuesto es un arma de doble filo.

Por un lado, puede que al ser un proyecto tan natural y tan limpio, las acciones blackhat queden más diluidas y que no nos ganemos ninguna penalización, sin embargo también está la posibilidad de que echemos a perder todo el buen trabajo que habíamos realizado por intentar “correr” demasiado.

Es por ello que hay que valorar en algunas ocasiones, si realmente merece la pena usar este tipo de prácticas o si merece la pena hacer las cosas de manera más natural, aunque nos cueste más tiempo.

Las 10 Técnicas de Black Hat más comunes

1 . Keyword Stuffing

Esta técnica, se ha venido usando durante mucho tiempo y la verdad es que en el pasado llegó a funcionar de una manera excelente. Se trataba de repetir muchas veces las palabras clave que queríamos posicionar dentro de nuestros textos. En muchas ocasiones se repetían estas keywords de manera compulsiva y sin sentido.

En la actualidad, esto es algo que ya no funciona tan bien y que además puede ser penalizado. Es por ello por lo que hay que tener mucho cuidado con la repetición y el uso de nuestras palabras clave dentro de los textos.

2. Textos ocultos

Cuando querías que Google leyera un texto pero que el usuario no lo viera, lo que se hacía era ocultar esos textos. ¿Cómo se hacía? Había dos formas. La primera era poniendo el texto del mismo color que el fondo de la web. De este modo, Google leía en el código fuente el texto, pero el usuario no lo veía, y por lo tanto no se distraía con ese texto. La otra forma, era hacer el texto de un tamaño tan pequeño, que prácticamente era imperceptible por los ojos del usuario, pero obviamente Google lo veía en el código fuente sin problemas.

Esto en el pasado funcionó también muy bien, sin embargo ahora mismo es algo que está muy penalizado.

3. Enlaces ocultos

Lo mismo que con el texto, también se hacía con los enlaces. Se ocultaban poniendo los links del mismo color que el fondo de la web, o se hacían links con un tamaño de texto imperceptible. De esta forma, se hacían cientos de intercambios de enlaces, que el usuario no podía ver, pero que Google sí que podía encontrar. De este modo, se ganaban cientos de enlaces de manera muy rápida y sencilla.

Esto, al igual que la ocultación de textos, está muy penalizado en la actualidad.

4. Cloaking

Se trata de una técnica, por la cual se muestra al buscador una versión de la web, diferente de la que se muestra los usuarios. Normalmente, se muestra al buscador una versión muy limpia y sana, sin nada de publicidad y a los usuarios una versión en la que solo hay publicidad de pago.

Esta técnica también está fuertemente penalizada por Google.

5. Hijacking

Explicar que es el hijacking es un poco complicado ya que es una técnica bastante compleja y que se puede interpretar de muchas maneras.

De forma general, es una técnica que se ha usado para intentar engañar al buscador de tal manera que piense que un resultado que está bien posicionado en Google es un resultado de nuestra web. Es decir, intentamos hacer creer que nuestra web es otra diferente, por así decirlo intentamos suplantar a la otra web.

Esto evidentemente es una técnica que está muy penalizada.

6. Copiado de contenido

Algo que se intenta en la mayoría de las ocasiones, es conseguir la mayor cantidad de contenido posible para nuestra web, con el mínimo esfuerzo. Eso solo es posible si cogemos contenidos de otros lugares.

¿Cómo hacer esto? En un principio es sencillo, puedes tomar contenido de manera automática de muchas webs gracias a sus RSS, o también puedes hacerlo directamente creando una sencilla programación en PHP. Esto en el pasado funcionó muy bien, sin embargo, con la venida de Google Panda, esto ha empezado a crear muchas penalizaciones.

Pero los blackhaters van evolucionando, y es por ello por lo que sus técnicas de copiado de contenido también evolucionan. Muchos de ellos copian contenidos de webs con poca autoridad nada más que lo han creado, e indexan en Google el contenido en su web antes de que Google indexe el contenido de la web a la que copian. De este modo Google es posible que determine que tu web tiene el contenido original.

También hay muchas otras formas de conseguir copiar contenido con éxito en la actualidad como por ejemplo usar archive.org para webs que ya no existen.

7. Spineado de contenido

Una solución que surgió para el tema de los contenidos copiados es el spineado del contenido. Con esto, puedes hacer que un texto que está en otra web cambie en gran medida para que puedas usarlo y que Google no lo considere duplicado.

El problema de los spinners es que la gran mayoría hacen textos muy malos para algunos idiomas como el español, ya que el español es un idioma donde hay muchos dobles sentidos y palabras que pueden significar cosas muy diferentes. Sin hablar de la complejidad de los tiempos verbales en español, que es superior a la de otros idiomas como el inglés.

8. Redirecciones 301

Es algo con lo que se han hecho muchas pruebas y que realmente ha funcionado y puede seguir funcionando. Se trata de intentar traspasar la autoridad entre unos dominios y otros mediante redirecciones 301.

Antes se podían hacer sin ningún tipo de miramiento ni control ya que no había tantos límites como en la actualidad. Ahora siguen funcionando pero hay que hacerlo con mucho más cuidado.

9. SPAM links

Una de las cosas favoritas de los blackhaters es el SPAM y sobre todo el SPAM que contiene links para aumentar la autoridad de sus webs. Hay muchos sitios donde poder hacer SPAM como por ejemplo los foros o los comentarios de las webs.

Es verdad que en el pasado era un tema más salvaje y poco controlado por parte de Google, sin embargo en la actualidad hay que tener más cuidado por la actualización de Google Penguin.

10. Programas automáticos

Existen muchos programas como SeNuke, GSA o ScrapeBox con los que generar muchos enlaces de manera automática. El problema de los programas automáticos es que puedes perder el control en gran medida de lo que hacen y ganarte alguna que otra penalización. Pero también es verdad, que si los sabes dominar puedes conseguir unos resultados sorprendentes para tratarse de programas automáticos.

Asúmelo: el BlackHat SEO no es fácil

¿Qué te está pareciendo el Black Hat SEO? Si después de leer estas claves quieres ponerlo en marcha para tu web, deberás tener en cuenta estas pautas:

1 . Necesitarás conocimientos de WhiteHat

Para poder aplicar técnicas de BlackHat, necesitas tener unos conocimientos muy fuertes de SEO WhiteHat, ya que si no los tienes no vas a saber dónde están los límites ni como realmente hay que hacer las cosas para que el BlackHat funcione.black hat seo

2. Mayor riesgo es igual a mayor precaución

Cuando usamos técnicas BlackHat tenemos que tener en cuenta que estamos corriendo mucho riesgo de ser “cazados” por Google. Es por ello que tendremos que tener la mayor precaución posible para hacer las cosas bien y sobre todo para estar prevenidos para lo que pueda pasar.

3. Actuación rápida

Cuando usamos técnicas BlackHat tenemos que ser rápidos ante cualquier cosa que ocurra. Hay muchas personas que tienen proyectos que generan mucho dinero usando técnicas BlackHat, pero tienen que estar constantemente actuando para saltarse las penalizaciones que Google les va imponiendo.

4. Constante trabajo

Aunque en BlackHat se hable de resultados rápidos y de herramientas automáticas, eso no significa que no haya que trabajar, hay que trabajar igualmente y ser muy constante para que las cosas funcionen.

5. Herramientas de pago

Muchas de las herramientas que necesitarás para poder aplicar estas técnicas, serán herramientas de pago, ya que son herramientas bastante complejas que no se pueden regalar.

Penalizaciones de Google al SEO Black Hat

Cuando hablamos de BlackHat, inevitablemente tenemos que hablar de penalizaciones, y por eso hay que hablar de los dos tipos de penalizaciones que nos pueden imponer.

1. Penalizaciones algorítmicas

Son las penalizaciones que impone Google de manera automática. Google puede detectar de manera automática contenidos de baja calidad, copiados etcétera; y también puede detectar otro tipo de trampas que intentes hacer con los enlaces o con la optimización “on page” de tu web. Si Google lo detecta, te penalizará automáticamente.

2. Penalizaciones manuales

En muchas ocasiones se consigue saltar la barrera de la penalización algorítmica gracias a que cada vez el BlackHat se intenta hacer parecer más natural y camuflado. Sin embargo, hay otra barrera más compleja de superar, la barrera humana. Hay editores de Google que pasan el día revisando webs en busca de incumplimientos de sus políticas de calidad. En este caso es cuando realmente es más complicado engañarlos ya que serán personas las que verán lo que estás haciendo.

Conclusiones

El BlackHat SEO es algo realmente complejo y que puede traernos muchos éxitos, sin embargo, si no se usa con cabeza y con conocimientos, lo más seguro es que nos traiga muchos más problemas e inconvenientes. Así que si no quieres poner en peligro un proyecto arriesgándote a penalizaciones y a dañar tu web, lo mejor será que te olvides del BlackHat SEO y de sus técnicas.

David Ayala, Soywebmaster.com

Imágenes: ShutterStock

Shares