Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El sector de los muebles y la decoración no se ha quedado indiferente con la entrada de Internet en nuestras vidas. La competencia es dura, con algunas tiendas como la famosa sueca, pero hay quienes apuestan por diferenciarse ofreciendo precios bajos, sin renunciar a la calidad, a través de las tiendas online.

Siendo así, se pueden encontrar sillas de oficina baratas a tan sólo un click de distancia. La media de lo que se gasta un español en muebles, complementos e iluminación es ya de 150 euros, según un informe llevado a cabo por Advertis y Minspira, con datos de 2015. Esto supone que ha aumentado un 20% en dos años.

Quienes han sabido ver Internet como una oportunidad y no como una mera opción han adaptado sus comercios rápidamente para ofrecer todo su catálogo, con información completa para un público, cada vez, más exigente e informado.

En realidad, se ha podido observar que el cliente que compra de manera online tiende a gastarse más dinero, dando mayor prioridad al aspecto estético y de diseño. En concreto, se trata del 43% de los encuestados en países como España, Francia, Alemania e Italia, durante una encuesta realizada por Vente-Privee

Del mismo análisis se extrae que un 38% escoge entre sus compras de muebles y sillas teniendo en cuenta la relación que existe entre la calidad y el precio. En este sentido no se puede negar que Internet ofrece una ventaja clara frente al comercio físico al poder comparar diferentes ofertas de establecimientos, cómodamente desde el hogar.

En concreto, en España, este estudio refleja que casi la mitad de la población (el 45%) adquieren sus muebles vía Internet. Esto se puede ver en los hogares, pero también en los lugares de trabajo donde, cada vez, se da más importancia al ambiente que se crea como una manera, en sí misma, de motivar al personal.

Por qué el mercado de los muebles y sillas online gana tantos adeptos

La principal ventaja es clara: evita los desplazamientos. Ahora mismo se pueden adquirir muebles de cualquier lugar del mundo sin moverse del sofá. Tan sólo hay que escoger el producto que más se adapte a nuestras necesidades. Por supuesto, supone la ventaja del ahorro. Al poder comparar, se puede adquirir el mismo mueble más barato. Así de sencillo.

Además, se tiene acceso a la información de otros usuarios. Al consumidor actual ya no le basta con creerse la palabra del vendedor, le interesa saber qué opinan otras personas igual que él, qué valoración le dan y por qué. Esto se ha observado que es determinante a la hora de realizar una compra.

Tampoco hay que olvidar que muchas de estas tiendas online ofrecen sus envíos de manera totalmente gratuita, con un plazo breve para la entrega y garantía de devolución, con lo que el cliente puede hasta comprobar cómo encaja el mueble o la silla elegida, finalmente, en el espacio que lo requiera.

A la hora de optar por una de estas tiendas, por supuesto, no se debe olvidar que han de ofrecer un buen servicio al cliente (donde poder resolver todas las dudas que se tengan y donde asesoren)

 

Imagen: ShutterStock

Shares