Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

España aspira a convertirse en uno de los países europeos líder en la adopción de nuevos métodos de pago. La confianza de los consumidores aumenta al mismo tiempo que los comercios invierten en la adaptación de sus sistemas de cobro, facilitando la consolidación de los pagos digitales.

Esta tendencia creciente avalada por varios estudios en las últimas fechas recibe una nueva confirmación de la mano de Visa Europe que apunta un incremento exponencial de los pagos con móvil en nuestro país los próximos cinco años.

Más de la mitad de los españoles, el 54%, espera pagar alguna de sus compras semanales a través del móvil en 2020 mientras el 21% espera utilizar este dispositivo a diario para realizar cualquier tipo de transacción.

70 euros a la semana en pagos móviles

El último Informe ePayments España 2015 apunta que en el último año los pagos con móvil crecieron un 7% y ya suponen el 22% del eCommerce. En la misma línea, la red de pagos indica que el auge de los pagos con móvil en España supondrá un aumento del gasto medio semanal, hasta generar un volumen de negocio de 1.410 millones de euros a la semana en el plazo de cinco años. En 2020, el comprador espera gastar con el móvil una media de 37€ semanales, 15€ más de lo que desembolsa en la actualidad. De hecho, casi una cuarta parte de los encuestados, el 22%, predice que invertirán más de 70 euros a la semana a través del dispositivo móvil.

Son las conclusiones iniciales del estudio ‘Pagos con móvil 2020‘ realizado por Visa Europe para conocer las actitudes de los consumidores hacia esta fórmula de pago en Europa. Más de 12.000 encuestas celebradas en Finlandia, Francia, Alemania, Polonia, España y Reino Unido (2.000 por país) han certificado el interés de los usuarios por un sistema de pago sencillo, cómodo y rápido.



Comida para llevar y música: lo más demandado vía móvil

Actualmente las apps son los productos más demandados a través de smartphones en España, representan el 51% de los artículos y servicios adquiridos. Con todo, el número de consumidores que apuesta por comprar bienes de mayor valor económico con este dispositivo crece. Destacan los sectores de la electrónica y la moda, que con un 16% del comercio móvil total, ocupan el tercer puesto del podio de lo más comprado. La música, con un 22%, y la comida para llevar, con un 26 %, son las dos categorías más solicitadas por los compradores vía móvil.

Según ha explicado Jeremy Nicholds, Director Ejecutivo de Móvil de Visa Europe, “aunque nos satisface ver que los consumidores dicen que esperan multiplicar por 2,6 el gasto que realizan semanalmente con sus tarjetas vía teléfono móvil durante los próximos cinco años, en Visa pensamos que esa cifra puede ser incluso algo conservadora y que la tasa de adopción de este tipo de pagos con móvil será mucho mayor”.

Pagos con móvil: accesibilidad, conocimiento y seguridad

La adopción de los pagos digitales y en particular de los pagos móviles por parte de los consumidores españoles crecerá y se verá beneficiada por su facilidad de uso, accesibilidad y conocimiento, tres áreas fundamentales para la implantación de las nuevas opciones de mCommerce.

Otra de las claves está en la seguridad. De hecho este estudio de Visa Europa también ha servido para confirmar que una de las principales preocupaciones de los usuarios acerca de los pagos con móvil es que no sabe lo suficiente sobre ellos, sobre su política de privacidad y garantías antifraude.

Estamos siendo testigos de un enorme aumento del interés de los consumidores por los medios de pago más rápidos y cómodos, a medida que las tecnologías de comercio móvil y online siguen evolucionando a buen ritmo. Esta es la razón por la que Visa Europe invierte más de 200 millones de euros en innovación, incluyendo una serie de tecnologías de pago seguras, como la tokenización, para abordar aspectos como la seguridad y la comodidad. Cuando se trata de dinero, la preocupación por el control y la seguridad son comprensibles debido a una simple falta de conocimiento que es, a menudo, una causa subyacente, y los consumidores se dan cuenta rápidamente de las ventajas de la comodidad. Ya hemos observado esto antes durante la adopción de las tarjetas sin contacto, una vez que la gente conoce la tecnología, ven como otros la utilizan y se acostumbran a pagar con ella; el uso se dispara”, ha señalado Nicholds.

Europa también apuesta por los pagos con móvil

La tecnología contactless triunfa en España al igual que en el resto de Europa. La acogida por parte de comercios, consumidores y entidades bancarias es cada vez mayor de forma que motiva un volumen de gasto extraordinario.

Para Jeremy Nicholds, “2015 es el año del móvil. Buscamos tener un millón de usuarios activos a finales de este año en toda Europa y además, hemos confirmado que hay una fuerte demanda de los consumidores en una serie de mercados para realizar pagos con móvil”.

Según Visa Europe, en 2020 uno de cada cinco europeos espera utilizar el teléfono móvil a diario para realizar sus pagos, el 53% espera hacerlo, al menos, una vez a la semana, y el 43% está interesado en realizar pagos sin contacto NFC por sus compras corrientes en las tiendas.

Ya no es cuestión de si los consumidores adoptarán esta nueva forma de pagar, sino de cuándo, y en nuestra opinión los pagos con móvil van a convertirse en algo habitual durante los próximos meses”.

Quienes ya están utilizando sus teléfonos móviles para hacer transacciones, están abiertos a otros servicios financieros móviles. El estudio señala que estos usuarios de servicios de pago con móvil son cinco veces más propensos a pagar a través de una app de smartphone que aquellos que no son usuarios, un 39% frente a un 13%. Uno de cada cinco también se muestra dispuesto a realizar pagos a través de redes sociales, en comparación con uno de cada veinte entre los que no son usuarios de estos sistemas digitales.

La tecnología de pagos móviles está preparada para atender las demandas de los consumidores. El tiempo dirá si los nuevos dispositivos inteligentes logran desbancar el dinero en efectivo y las tarjetas.

Shares