Tiempo de lectura: 9 minutos
Shares

Hace unos meses te contamos algunas curiosidades sobre la historia de Hawkers, una (muy) joven marca que ha conseguido convertirse en una referencia a nivel español y mundial gracias a su forma de entender los negocios. Una empresa que ve el mundo a través de los cristales de unas de las gafas más populares en todo el planeta, y que está en constante evolución. 

Hace poco, además, Hawkers recibía el respaldo de una ronda de financiación por valor de 50 millones de euros que servirá para hiperpropulsar (todavía más) su modelo de negocio. Para conocer un poco más acerca de sus planes de futuro, hablamos con Francisco Pérez, co-founder y Director General de Hawkers Co..

La ronda de financiación

¿Qué importancia tendrá esta ronda de financiación en vuestra estrategia?

Francisco Pérez (Hawkers): La verdad es que a día de hoy todavía casi no hemos tocado ni un solo euro del dinero que hemos recibido. Tuvimos el primer consejo hace unos días y todavía recuerdo como los inversores nos decían “han pasado ya tres meses… ¿por qué no habéis utilizado estos recursos? Tenéis que empezar a crecer al nivel que habéis acordado” Y le djimos: “Ya Alejandro, pero lo más importante es lo que está por llegar, la película”. [Risas]

Ha sido bastante curioso, porque a pesar de haber pasado unos meses, no hemos comenzado a invertir de manera fuerte. Somos una empresa que empezó con 300 euros, rentable desde el primer día  y desarrollada con recursos propios. Será durante 2017 cuando la sociedad y los clientes puedan ver todo lo que estamos preparando y cuándo podremos plasmar lo que será el nuevo Hawkers terminando de consolidar lo que llamamos The Hawkers Generation.

El hecho de estar en condiciones de poder decir que no originó un deseo mayor por parte de los inversores y los socios industriales, que vieron durante 2015 y 2016 cómo Hawkers iba siendo cada vez más grande: la misma empresa que al principio no creían que pudiera valer algún día 1.000 millones.

Disfrutamos de una relación de largo plazo con dos de los fundadores de Tuenti (Hugo Arévalo y Félix Ruíz) antes de que fueran nuestros inversores. Eran amigos de la casa, conocían muy bien la empresa, y tenían información privilegiada, ya que les contábamos todo lo que pensábamos porque nos aportaban valor.

Félix y Hugo le contaron nuestra historia a Alejandro (Betancourt)… y cuando le conocimos ya lo sabía todo de nosotros, todos nuestros secretos, nuestras métricas….  Hay que tener en cuenta que no solo se nos acercaron empresas que querían invertir en Hawkers, sino también comprarnos (no sabemos si para hacernos más grandes o eliminarnos del mapa). Pero esta idea no entraba dentro de nuestros planes ni de nuestros sueños.

En estos años habéis conseguido pasar de ser unos emprendedores con un buen proyecto a convertiros en unas superestrellas en el mundo de las gafas, el ecommerce, etc. ¿Cómo habéis vivido este cambio desde el punto de vista personal? 

La verdad es que estamos muy agradecidos: la prensa nos trata maravillosamente bien. Desconocíamos la mayoría de los temas por los que hoy nos invitan como expertos a dar charlas y presentar nuestro modelo y caso de éxito en las mejores universidades y escuelas de negocio en el mundo.

Aunque te pueda parecer increíble, somos exactamente los mismos. Todavía no hemos utilizado la inversión, aunque sabemos muy bien dónde la destinaremos. Estamos muy contentos con nuestros inversores porque entienden y comparten nuestra forma de pensar, y respetan nuestra libertad e idiosincrasia. De alguna manera, son los fans número 1 de nuestra filosofía.

Para ellos y para nosotros, preservar el aire libre de Hawkers es una constante: un punto de partida incambiable.

Los secretos del modelo Hawkers

Cuando vais a estas charlas y os encontráis con gente que quiere aprender de vosotros, y ser como vosotros… ¿crees que vuestro modelo sería replicable en otros sectores? ¿Cuánto hay de sello personal que no se puede cambiar?

Considero que hay dos armas mucho más poderosas que cualquier disciplina o especialidad, y son la creatividad y la autenticidad. Estas expresiones no exigen de experiencia, sino de talento. No son materias fáciles de aprender y nos han permitido una ventaja competitiva respecto al mercado.

En las charlas siempre nos preguntan cómo nos definimos, somos una empresa, en primer lugar, de tecnología, en segundo lugar, de innovación y en tercer lugar de moda y creatividad.

dope-hawkersPor este motivo, trabajamos con muchas compañías del nivel de BBVA, Lotto, Los Ángeles Lakers, Air Europa, Ford, Mercedes-Benz, PlayStation o Inditex entre otras. Desarrollamos conjuntamente campañas de colaboración que varían en función del objetivo y la marca. A veces ayudamos en la captación de tráfico cualificado, generación de conversiones o en el diseño de piezas creativas.

Otras simplemente quieren “volar”, desprenderse de sus ataduras corporativas y del arduo proceso de digitalización en el que se encuentran y buscan relacionarse con una marca como la nuestra, nacida en internet y libre, que les ofrezca frescura, disrupción y que los sumerja en esta revolución cultural que nos caracteriza. Por todos estos motivos, pensamos que somos tan difíciles de imitar y replicar.

¿Cómo habéis vivido desde dentro esta evolución? 

En cuanto a cómo lo hemos vivido… desde 2015 se nos han acercado los mayores Venture Capitals y socios industriales del sector. Nos hemos paseado por sus despachos explicando nuestra empresa y forma de trabajar, y la verdad es que cuando no lo necesitas, cuando tu startup y tu eCommerce es rentable, la posición con la que te sientas al otro lado de la mesa es bastante cómoda.

Estamos en un momento en el que decir la verdad, ser natural, resulta revolucionario,  y esta posición nos ha permitido hacernos una idea por comparación de qué es lo que tenemos entre manos. Hemos encontrado muy pocas startups como la nuestra, con los KPIs que manejamos, con rendimientos similares, y sobre todo, con nuestra metodología. Cuando empezamos en el 2013, muy pocas empresas en España desarrollaban todo su negocio en redes sociales.

En Facebook fuimos de las primeras en Europa y a partir de ahí nació una nueva generación de marcas nacidas y concebidas en el Universo Social Media y cuyo modelo de negocio se desarrolla a partir de este. En el caso de Hawkers, más del 87% de la facturación proviene de nuestras webs en todo el mundo, y nuestro tráfico procede de la mayoría de plataformas digitales y redes de sites que existen en el mercado.

Según los expertos, como startup somos una rara avis por ser rentables desde el día uno, por ser autosuficientes, y porque solo el 35% de nuestra facturación provenga del país en el que empezamos… y en sólo tres años.
Para mí Hawkers son tres años, que me han parecido diez, y que se me han pasado en tres minutos.

El papel de Alejandro Betancourt

Tras la llegada de Alejandro Betancourt, ¿cómo es el reparto de funciones dentro de Hawkers?

El presidente de la compañía es Hugo Arévalo, y Alejandro Betancourt es el presidente del Consejo. Alejandro nos aporta su experiencia, algo que nosotros todavía no tenemos. Es una figura en la que sentirnos respaldados, algo fundamental para una empresa con una media de edad de 26 años.

Nos ayuda a la hora de tomar decisiones estratégicas, es un tipo inteligente, pero en ningún caso sustituye mis funciones como Director General, ni las de Alejandro Moreno como CEO de la compañía.

Hugo está aquí, en nuestras oficinas de Elche, mano a mano con nosotros. Sus conocimientos sobre negocio, su gran experiencia como emprendedor e inversor, y su juventud, lo convierten en el candidato perfecto para ayudarnos a llevar a Hawkers a lo más alto.

Hace poco, Alejandro Betancourt decía en una entrevista “Vamos a comernos a Ray-Ban”. ¿Qué opinas de esto?

Bueno, es que Alejandro está un poco loco. [risas]

2017: el año de Hawkers Generation

Vuestro caso me recuerda mucho al de Snapchat, que se ha convertido en los últimos dos años en una de las compañías que más ha cambiado, siendo copiada continuamente por Facebook, Twitter, Instagram… y convirtiéndose finalmente en una empresa, curiosamente, de gafas, y lanzando Spectacles. 

Nosotros nos definimos como una marca líquida, orgánica, viva, que en su ciclo vital puede materializarse en gafas de sol o en cualquier otra cosa. Este enfoque nos proporciona información valiosísima para los algoritmos de machine learning con los que trabajamos. Al final, somos una empresa de data.

Y no se trata de acumular datos, sino de entenderlos. Es en la interpretación de los mismos donde reside la clave, y donde entra en juego la creatividad. Ya que los datos no crean el significado per se, lo creamos nosotros. Y este punto es una gran diferencia a la hora de abordar nuestras campañas de marketing y manejar la compañía. Si eso lo mezclas con que somos unos tíos de barrio, lo conviertes en un cóctel explosivo.

¿Qué titular sobre Hawkers te gustaría ver escrito en Marketing4eCommerce dentro de un año?

La verdad es que es difícil elegir un solo titular aparte de que nuestra película arrase en taquilla…

A lo largo de estos 3 años hemos conseguido algunos registros impresionantes. Por ejemplo: en algunos momentos del año, la palabra Hawkers en España o México es más buscada en Google que el término genérico “Gafas de sol”, además de superar a Ray-ban y Oakley.

Hemos sido reconocidos por Twitter como una de las empresas que mejor utiliza la red social, y que más trending topics orgánicos ha conseguido. En cuanto a Instagram o Facebook, nos han seleccionado como alpha testers para el lanzamiento de sus productos más innovadores. En 2015 nos invitaron a sus headquarters en Menlo Park para contarles en primera persona cómo usábamos su plataforma.

lakers-hawkersTenemos la licencia de fabricación de marcas como Pacha, Lotto, Smart, DOPE, Lakers o Playstation entre otras muchas. Hemos ganado un oro en los premios Eficacia y tenemos el honor de haber recibido el Premio Nacional de Marketing 2016. Acabamos de fichar a Nyjah Huston, uno de los mejores skaters del mundo…

Como no nos sentíamos identificados con los modelos de negocio que conocíamos, nos inventamos un nuevo nombre, para variar. Algunos han intentado categorizarnos dentro del Fast Fashion, que nos encanta, pero que no nos define. Porque los modelos de Fast Fashion venden un producto a un precio barato, y en cambio nosotros vendemos una marca a un precio justo, lo que convierte la compra, en inteligente, y por eso lo llamamos Smart Value Fashion. En Hawkers el producto no es la marca, la marca es el producto. Hawkers vende Hawkers, no vende gafas de sol.

Respondiendo a tu pregunta, de cara al año que viene, nuestra apuesta sería la consolidación de la Generación Hawkers, The Hawkers Generation. No refiriéndose a lo que hemos conseguido, sino al nuevo Universo de marcas y empresas que han nacido (y renacido), como consecuencia de la democratización de las redes sociales y de internet.

Creemos que las marcas se han tomado demasiado en serio a sí mismas durante mucho tiempo. Que nuestro juego ha puesto en jaque a la vieja guardia del branding y a la comunicación, con un modelo de negocio disruptivo basado en la difusión a través de las redes sociales que ha desembocado en una revolución cultural  que está cambiando la manera de consumir y de entender la relación entre marca y cliente.

Somos una marca auténtica, que se expresa de manera natural, y que se lo dice a sus competidores, a sus consumidores y a su mercado. El secreto de Hawkers es el flow.

 

¿Te ha gustado la entrevista a Francisco Pérez? Entonces seguramente te encantarán estos posts:

Shares