Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Si como marca o empresa quieres aumentar tus ventas y tu engagement con tus clientes, no deberías pasar por alto el potencial del eMail marketing. Es una de las formas más efectivas, a día de hoy, para llegar a tu audiencia, y con ventajas inmediatas. Existen distintos medios a través de los que lanzar una campaña de eMail marketing, pero hoy nos centraremos en una de las aplicaciones punteras en ello. En lo que sigue, te hablaremos sobre cómo usar Mailchimp para crear una campaña de eMail marketing.

Cómo usar Mailchimp: aspectos básicos

Comencemos por lo más básico a la hora de saber cómo usar Mailchimp. Deberás acceder a su web, en su versión gratuita, y crear una cuenta siguiendo los pasos que te indica la propia página. El proceso es fácil e intuitivo. 

También deberás tener una lista con los correos electrónicos a los que quieres dirigir tu mail. En la pestaña Lists – situada en la parte superior izquierda- de Mailchimp puedes crear distintas listas (tantas como desees) en base a los distintos intereses o características de tus contactos. A mayor segmentación de tu público, mayor efectividad de tus campañas.

Una vez realizados estos dos pasos, puedes comenzar a crear tus campañas de eMail Marketing con Mailchimp de una forma sencilla. Accede a la pestaña Campaigns del menú superior izquierdo, y clica en Create Campaign para escoger el tipo de campaña que deseas crear, de entre las que te ofrece la plataforma: 

  1. Campaña Regular. El tipo de campaña más común, más tradicional, y del que seguro te han llegado muestras de distintas empresas a tu mail.
  2. Campaña Plain-Text. Éste es un envío de mail sin diseño, basado simplemente en texto sin formato.
  3. Campaña A/B Split. Este tipo de campañas permite probar la efectividad de dos diseños distintos para el mismo mail. Mailchimp realiza un muestreo de cada una de las opciones en un 20% de los leads, y el diseño que obtenga mejores resultados, será el que se envíe al 80% restante.
  4. Campaña RSS. Permite enviar desde Mailchimp un mail previamente diseñado en HTML de una forma externa.

Por sencillez, vamos a escoger la campaña regular para seguir hablando de las posibilidades de Mailchimp.

Una vez seleccionada esta opción, deberemos escoger la lista de correos a la que queremos enviar nuestra campaña y rellenar una serie de datos que nos requiere el programa:

  • Nombre de la campaña (así nos será más fácil diferenciarla de posteriores)
  • Asunto (qué quieres que ponga tu mail en el asunto. Cuanto más creativo sea el nombre del asunto, mayores posibilidades de apertura del mail)
  • Remitente (quién se mostrará como remitente de tu mail)
  • Mail de respuesta (a qué dirección de correo pueden contestar tus clientes, si así lo desean)
  • Configuración de analítica y seguimiento.

El siguiente paso es elegir el diseño para tu mailing. Mailchimp te ofrece una serie de plantillas prediseñadas, que tú puedes configurar a tu manera. Pero de ello hablaremos un poco más abajo. 

Una vez configurado el mail (datos, diseño, plantillas), debemos comprobar que el resultado final es el que teníamos en mente, y podemos proceder al Envío. Puedes enviarlo en ese mismo momento o programarlo para cuando tú quieras.

De una u otra forma, una ventaja de Mailchimp es que podrás medir la tasa de apertura, clics de tus mailings, o bajas en tu lista de correo. Puedes hacerlo desde la pestaña Reports, y es una herramienta interesante para saber qué es lo que funciona y lo que no de tus campañas.

Cómo usar Mailchimp: qué diseño darle a tu mailing

Para una buena experiencia de eMail Marketing es muy importante cómo se presenta la información. Como norma general, un mail interactivo y muy atractivo visualmente, tendrá mayor efectividad que uno basado en un sólo texto. No obstante, debemos tener claro qué es lo que vamos a contarle a nuestra audiencia a través del mail, para en función de ello, y del sector del que tratemos, darle una forma u otra.

Como antes adelantábamos, Mailchimp cuenta con un amplio abanico de plantillas que puedes personalizar según tu criterio. Tienes plantillas de una sola columna, combinando texto e imagen. De dos o tres columnas, o de una caja de texto única. En cada una de las plantillas puedes incluir varios módulos y añadir tus propios contenidos, como imágenes o enlaces.

El proceso es muy sencillo.

email-marketing-con-mailchimp2

Si tu negocio tiene que ver con las artes visuales, por ejemplo una plataforma sobre distintos artistas, piensa que lo que llama más a la vista serán distintas imágenes que enlacen a los contenidos de los distintos artistas.

Si por el contrario tu mailing versa en torno a unos cursos sobre contabilidad, quizás lo más apropiado es que metas imagen, sí, pero que des importancia al texto, que será el que ofrezca a primera vista la información necesaria para el cliente. En este sentido, diferenciar títulos, subtítulos y texto con distintas tipografías o con negritas y colores, puede ayudarte a guiar al espectador por aquellos puntos destacables de tu mailing.

Es importante también que añadas un footer o pie de página, donde poner la información sobre la política de tratamiento de datos, posibilidad de cancelar la suscripción, o enlaces a redes sociales. Y por supuesto, no te olvides de añadir enlaces a tus distintos sitios web.

 

Shares