Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Las categorías de una tienda online son la orientación que un cliente necesita para ubicar la búsqueda de su producto perfecto. Al asegurar una estructura clara, los clientes podrán escanear cómodamente la oferta de la tienda y disfrutar de una mejor experiencia de compra.

Encontrar el producto adecuado: la misión de las categorías de una tienda online

Imaginemos el reto al que se enfrenta un vendedor ante tres posibles compradores: Susana está muy interesada en encontrar el mejor precio para un nuevo iPhone, David, por el contrario, está buscando una tetera eléctrica con una capacidad de 1,7 litros, y Miguel, por su parte, está buscando un cámara de fotos nueva para regalarle a su mejor amigo. Aunque los tres tienen diferentes ideas de lo que quieren, todos tienen el mismo objetivo en mente: encontrar el producto adecuado.

Ante esa necesidad, todo vendedor online tiene como objetivo dar respuesta a sus clientes potenciales y satisfacer sus necesidades mediante la proposición de venta de su tienda online. Pero, imaginémonos por un momento que esos tres clientes, en lugar de visitar un eCommerce, se encuentran en una tienda de electrónica que acaba de abrir en el centro de la ciudad. Todos ellos entran, tratan de encontrar los productos que buscan y, gracias a las similitudes con otras tiendas, localizan de forma rápida los productos y se dirigen a comprarlos.

Poco antes de llegar a la caja, sin embargo, Susana se da cuenta de que, junto a su nuevo iPhone, le gustaría también comprar una nueva funda para protegerlo. Así que se da media vuelta y trata de encontrarla siguiendo los carteles informativos, que le ayudan a localizar las fundas sin tener que buscar pasillo por pasillo. Si trasladamos ese modelo al mundo digital, se ve de inmediato la importancia de establecer categorías claras para los visitantes de una tienda. Su objetivo debe ser ayudar a los clientes a encontrar lo que buscan de la forma fácil y cómoda. De no ser así, Susana abandonará la tienda y se irá a cualquier otra que ofrezca productos similares. Después de todo, entrar una nueva tienda online está solo a un clic de distancia.

Esta importancia se aplica tanto para tiendas con pocos productos como para tiendas con muchos. De hecho, para tiendas que al principio solo cuentan con unos cuantos artículos, es importante crear una estructura de categorías que permita ir creciendo y ampliando a medida que el negocio crece. En muchas tiendas online, la estructura está tan desorganizada que es complicado identificar en pocos segundos dónde localizar los productos. En el peor de los casos, esto puede dar lugar a la duplicación de categorías o incluso a categorías vacías… ¿Qué sensación daría si esto sucede en un establecimiento físico? ¿Llegar a un pasillo en la tienda de informática y descubrir que está vacío? Lo más probable es que Susana considere que el producto que busque no está disponible y abandone la tienda.

Qué tener en cuenta para crear una óptima estructura de categorías de una tienda online

Una estructura de categorías óptima varía en función del tipo de producto y del público objetivo. Aun así, hay cinco fundamentos clave que se aplican a cualquier sector y tienda online:

1. El menú principal requiere pocas categorías, pero globales

Una estructura de categorías optimizada ha de empezar con pocos elementos en el nivel principal y diferentes subcategorías basadas en cada una de las principales. Cinco y seis categorías principales suelen ser la media estándar para una estrategia efectiva.

2. Las categorías principales han de ser claras y distintivas

Las categorías principales han de tener un sentido lógico teniendo en cuenta: producto, cliente y competencia. En este sentido, se deben evitar términos técnicos a menos que la audiencia tenga un perfil técnico. Para evitar cualquier confusión entre categorías y subcategorías, la tendencia ha de ir de términos más generales a términos más concretos.

3. Las características del producto NO son una categoría

Tener demasiadas opciones en el menú hace que complique el uso del sitio web y la localización de los productos. En lugar de indicar tallas y colores como categorías, deben indicarse como filtros de búsqueda para ayudar a localizar el artículo una vez seleccionado el tipo de producto. Las marcas populares representan una excepción en el sector de la moda. En ese caso, sí que vale la pena crear una categoría principal llamada, por ejemplo “marcas”, que luego incluya los nombres de las marcas como sub-categorías.

4. Las estructuras con muchos niveles se organizan mejor con un Mega Menú

Si no se puede evitar tener una estructura de categorías “profunda” (es decir, con una gran cantidad de sub-categorías), el menú de mega es la mejor solución. Esto permitirá proporcionar una visión clara de las sub-categorías cada vez que un usuario pase el ratón sobre un elemento del menú.

5. La competencia es una fuente clave de referencia

Después de revisar la estructura organizativa de varias tiendas online, se encontrarán similitudes clásicas entre ellas. Por ejemplo, en el sector de la moda, las categorías “hombres, mujeres y niños” triunfan como las categorías estrella de muchas tiendas online. Esto puede ser una referencia muy útil a la hora de estructurar productos y nombrar categorías

Estructura de categorías de una tienda online: ¿cuál es la más apropiada para tus productos?

El método de “clasificación de tarjetas” es una técnica habitual, rápida y fácil para identificar la estructura de categorías de una tienda online. Es una técnica de diseño que se puede utilizar para descubrir cómo la gente categoriza los diferentes elementos en grupos.

Clasificación de tarjetas

¿Qué necesitas?

  • Bolígrafo
  • Papel A6, tamaño tarjeta
  • Opcionalmente: clientes reales o amigos/familiares que hagan las veces de clientes.

Pasos:

  • Escribir los tipos de productos en diferentes tarjetas
  • Ordenar las tarjetas en grupos que contengan una relación entre ellos
  • Nombrar cada uno de los diferentes grupos con títulos generales
  • Repetir estos tres pasos hasta que todos los tipos de productos se agrupen en un número limitado de categorías (no más de 5) y no tengan coincidencias entre las distintas categorías

Estos pasos pueden llevarse a cabo ya sea con un grupo de personas o con participantes individuales. Una vez realizado este proceso, se descubrirá cómo los clientes tienden a buscar esos productos además de cómo se percibe la estructura de categorías planteada. Esto servirá para generar una estructura de categorías de una tienda online optimizada y cómoda tanto para el vendedor como para los clientes.

Imagen: Shutterstock

Andrea del Campo es responsable de contenidos y PR en ePages, el proveedor líder para tiendas online en Europa.

Shares