Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Uno de los grandes handicaps del ecommerce siempre ha sido la inmediatez: las compras en este tipo de empresas eran siempre planificadas. Si necesitabas algo para hoy mismo, para mañana o incluso para dentro de dos días, en la mayoría de los casos el eCommerce no era una opción. Por tanto, tenías que desplazarte para hacer tu compra por los “canales tradicionales,” desplazarte hasta la tienda de barrio, a zonas comerciales, o a un supermercado o centro comercial.

Esto cada vez es menos necesario con empresas que entregan en 24 horas, incluso, algunas el mismo dia pero la vuelta de tuerca definitiva la han dado los servicios de lo que se llama en inglés “instant delivery” o entrega inmediata: servicios de mensajeros fundamentalmente en bici o moto (aunque también pueden ser en coche o furgoneta) que hacen entregas en menos de una hora en los principales núcleos urbanos.

El auge de los servicios de entrega inmediata a nivel internacional

Servicios como Deliv, en EEUU, que en febrero de este año levantó 28 millones de euros, Shuttl, en UK, que permite hacer envíos inmediatos de cualquier tamaño desde paquetes de hasta 3Kg en bici y hasta envíos de 150Kg en furgonetas o Stuart que nace en París pero que ya está en varias ciudades de Europa y que precisamente esta semana arracaba operaciones en Madrid.

Estas plataformas se presentan como servicios que permiten que cualquier negocio pueda enviar cualquier cosa de forma inmediata, es decir, son negocios B2B, donde sus clientes son los eCommerces. Con el apoyo de empresas de este tipo las plataformas de eCommerce pueden ofrecer a sus clientes un servicio de entrega en menos 60 minutos en las áreas urbanas.

Por otra parte están plataformas como Postmates en USA que ha levantado recientemente una ronda millonaria que le ha llevado a una valoración de 600M$. Postmates es un servicio creado desde la perspectiva del consumidor final, en este caso, el “cliente” es el usuario final no el ecommerce.

Con esta app puedes pedir lo que quieras independientemente de que el comercio tenga algún tipo de acuerdo con el servicio de mensajería, incluso, permite hacer recados más personalizados, como ir a tu casa a recoger unas llaves o una documentación. Lo curioso de esta empresa es que tiene integrado el catálogo de multitud de “merchants” que puedes seleccionar y agregar productos al carrito como si fuera un ecommerce.

Una réplica de este modelo que destaca en Latinoamérica es Rappi; empresa colombiana que está presente Colombia y México y que ya  está preparando su desembarco en Brasil.

El papel de España en el ámbito de los servicios de entrega inmediata

En España tenemos a la española Glovo, de la que ya te hablamos anteriormente. Las ciudades en las que está presente en la actualidad son Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza, Sevilla y Málaga y en Europa en París, Milán.

Otro caso interesante es el de Jinn (UK). Jinn es una empresa fundada por tres españoles, con inversión de Samaipata en abril de este año (el fondo creado por José del Barrio (ex La Nevera Roja) y Quiqup, también inglesa e  invertida por la exitosa incubadora de los Samwer, Rocket Internet, a través de su participada Delivery Hero.

Sin duda el valor añadido que aportan estas empresas es diferencial y está comprobado que el consumidor está dispuesto a pagar por una entrega inmediata y satisfacer una necesidad puntual de forma casi instantánea, con lo que el panorama “startupero” nos proporcionará múltiples novedades en este tipo de servicios.

Shares